Publicidad
El número del botadero

Sexting seguro: seamos amables con los desnudos de los otros

Es absurdo argumentar que como mandar fotos de desnudos es peligroso, no se debería hacer nunca.

por Sarah Jeong
28 Junio 2016, 12:00pm

Image: Kitron Neuschatz

Este artículo hace parte de la edición de junio de VICE.

La situación era previsible: instalar cámaras de alta resolución en los dispositivos móviles llevaría a las personas a tomarse fotos desnudas y a enviarlas.

Conozco a muchas personas de mi edad que con frecuencia se toman, mandan y reciben fotos de desnudos. También conozco a chicos de mi edad a los que esta idea les parece alarmante y peligrosa. ¿Qué pasa si se filtran tus fotos? ¿Qué pasa si te hackean? ¿Qué pasa si pierdes tu celular?

Creo que la diferencia de posición frente a la práctica es sobre todo un asunto generacional. Hombres y mujeres 10 o 20 años mayores que yo —que tengo 27— no pueden creer que sus hijos intercambien fotos de ellos desnudos. Por otro lado, para adolescentes y adultos menores que yo, es parte de la vida: el sexting es la norma.

Infortunadamente, con el sexting también llegaron otros fenómenos no tan agradables. Este tipo de agresiones no se reducen a que un tipo publique en Internet las fotos de su novia desnuda. En Estados Unidos, por ejemplo, han condenado con éxito a personas acusadas de hackear miles de fotos personales de cuentas de email o iCloud: las fotos de Jennifer Lawrence se filtraron porque fue víctima de un ataque de phishing o suplantación de identidad informática (y el culpable ya fue arrestado). A finales de 2015, el "rey del porno vengativo", Hunter Moore, y su cómplice, Charles Evens, fueron condenados por hackear cuentas de Gmail en busca de fotos privadas.

Todos podríamos ser un poco más cuidadosos con nuestra ciberseguridad (yo escribo sobre cibercrímenes para ganarme la vida, e incluso podría ser más precavida con mis dispositivos), pero es difícil culpar a alguien por haber sido hackeado.

Frases del tipo "debiste darte cuenta" no son apropiadas cuando se filtran las fotos de alguien. Es absurdo argumentar que como mandar fotos de desnudos es peligroso, no se debería hacer nunca. Los desnudos jamás han dejado a alguien embarazado y no portan VIH, sífilis o gonorrea; el sexting muchas veces es más seguro que el sexo mismo. Así que dejemos que la gente lo haga y, si te preocupa, ayúdala a que lo practique de forma más segura.

En vez de regañar inútilmente a los adolescentes, exijámosles más a los fabricantes de hardware, plataformas en línea y servicios de almacenamiento en la nube. De esta forma podría llegar el día en el que la tecnología sea tan segura que los desnudos nunca se filtren.

Hasta que eso ocurra sólo podemos hacer una cosa: ser amables con los desnudos de otros. De pronto nunca te tomas fotos así pero puede que conozcas a alguien que lo haga. Imagínate a esa persona siendo humillada. Vivimos en una sociedad hipersexual e hiperpuritana que castiga a las personas (especialmente a las mujeres) tanto por ser poco sexy como por serlo demasiado. Y la gente publica los desnudos vengativos por la reacción de los espectadores.

En marzo, la periodista de ESPN Erin Andrews recibió 55 millones de dólares por una demanda contra un hotel que le permitió a un acosador tomar una habitación vecina a la de ella, desde la cual la filmó cambiándose. Un jurado en Florida otorgó a Hulk Hogan 115 millones de dólares porque Gawker publicó su video sexual. Estas historias son complicadas, especialmente si se compara el tamaño relativo de los daños. Pero dejando de lado todo eso, estuvo mal exponer a Erin Andrews, a Hulk Hogan y a su pareja. Fue cruel que nosotros promoviéramos la exposición viendo los videos y discutiéndolos. Hemos permitido que los cuerpos de otros se conviertan en espacio de chisme.

No comentes sobre desnudos que claramente fueron publicados sin el permiso del dueño de las fotos. No juzgues los desnudos de nadie. No los veas. Sé amable con ellos.

¡Ah! Y esto se sobrentiende, pero —por el amor de Dios— no publiques en Internet las fotos de tu ex desnudo.

Tagged:
sexting
VICE Magazine
sexo
leaks
Cultură
desnudos
Vice Blog
VICE Revista
cibersexo
v3n3
fotos en bola
edición junio de 2016
Volumen 3 Número 3