Cultura

Así es como tendrás sexo en el futuro

¿Será que con el tiempo la tecnología se convertirá en la única forma de establecer relaciones románticas?

por David Hillier
14 Diciembre 2015, 4:35pm

(Foto por Salvatore Barbera vía).

Si has estado soltero durante los últimos cinco años y te gusta tener sexo con alguien (no sólo con tu mano), probablemente estás familiarizado con las aplicaciones para citas. Actualmente esta tecnología está en la cúspide de una montaña que no parece querer derrumbarse pronto; las estadísticas varían en tamaño y fiabilidad, pero un informe de la empresa Global WedIndex afirma que 91 millones de personas en todo el mundo utilizan estas aplicaciones. Sólo en Tinder hay 50 millones de personas.

"La gente en serio, en serio quiere tener sexo", dice Michael Raven, uno de los fundadores de Tinderus, un servicio de consultoría que, por 50 dólares, te ayuda a que tu perfil de Tinder sea un imán de likes. "Una tendencia que ahora veo es que, sobre todo por parte de las mujeres, los estándares están cada vez más altos. El acceso instantáneo a posibles citas y sexo significa que podemos ver todo lo que está disponible. ¿Por qué conformarse con algo bueno cuando puedes conseguir algo aun mejor?".

Es un tema con el que David Buss —autor de The Evolution of Human Desire: Strategies of Human Mating (La evolución del deseo humano: estrategias de relaciones humanas)— está de acuerdo, aunque es un poco más reservado al hablar del tema. "Una predicción bastante clara es que a las mujeres con estudios universitarios se les hará cada vez más difícil encontrar buenas parejas", me dice. "Esto se debe a diferentes factores: cada vez más y más mujeres en comparación con los hombres tienen niveles más altos de educación, y dado que las mujeres educadas prefieren un compañero que esté a su mismo nivel o por encima de este, sus opciones se componen de hombres educados, inteligentes y con ingresos estables, y estos cada vez son menos".

Con esto en mente, surge una pregunta: si el 62% de los usuarios de las aplicaciones de citas son hombres y las mujeres están buscando chicos más confiables e inteligentes, ¿qué va a pasar con todos los idiotas poco estudiados como yo?

Michael dice que "las aplicaciones de citas se volverán más de nicho". Esto ya lo hemos visto con Ten, una aplicación que te conecta con gente que es considerada igual de atractiva a ti. Por otro lado, Bumble —una aplicación que lanzó el año pasado la cofundadora de Tinder Whitney Wolfe— designa a las mujeres la tarea de iniciar la conversación con sus matches, y si su interlocutor no responde en un lapso de 24 horas desaparece la conexión. Sarah Mick, jefa de producto y diseño de Bumble, dice que el mundo de las citas en línea ha sido "desigual" y que Bumble está tratando de crear un ambiente donde "haya respeto mutuo y equilibrio de poder que se ajuste a los deseos y necesidades de cada persona o pareja".

Michael añade que es probable que muy pronto veamos una aplicación más invasiva y detallada, una que especifique "tamaño de cintura, tamaño de senos, tamaño de pene, todo lo que se pueda, para que los usuarios puedan elegir a su pareja perfecta". En la competencia de las aplicaciones basadas en la localización, Michael clasifica Happn como la "primera aplicación que integra este tipo de tecnología de una manera interesante", aunque cree que el hecho de poder ver qué tan lejos está la persona con la que te estás escribiendo es "un poco creepy".

El problema de lo invasivo es algo que ha sido persistente en las páginas y aplicaciones de citas desde el primer día. Julia Spira, quien fundó cyberdatingexpert.com y quien afirma ser experta en las citas en línea, se guía por esta idea. Al igual que Michael, piensa que no sólo vamos a ver más aplicaciones de citas de nicho, sino que también "unas con las que será fácil conocerse sobre la marcha".

Si lees entre líneas, es claro que estamos hablando de relaciones de una noche sin compromisos. Esto, por supuesto, hace que surja otra cuestión: ¿con qué tipo de extraño es con el que estás sexteando a las 11:00 a.m.? "La seguridad será un componente importante, y los solteros van a querer conocer a alguien que algún amigo pueda recomendar, o a alguien con quien tengan amigos en común en sus redes sociales, como Facebook", dice Julia.

Una de las empresas que podrían brindar una solución a esto es Hello Soda. Utilizando los principios de la red bayesiana —que básicamente significa "mirar los datos y hacer un análisis considerado"— la empresa puede analizar lo que has estado haciendo en línea y confirmar que eres quien dices ser. La forma más cruda de describir cómo funciona podría ser comparándola con una verificación de tu historial crediticio, pero que —con tu permiso— revisa tu Facebook, publicaciones en Twitter y blogs, así como todas tus interacciones en redes sociales en lugar de revisar tu cuenta bancaria.

James Blake, director general de Hello Soda, dice que el servicio podría identificar perfiles falsos o "catfishes". Y en un nivel más armonioso, podría "extraer los gustos e intereses de los usuarios de sus perfiles en las redes sociales, para poder ver con qué usuarios son compatibles de acuerdo a las características que compartan".

Por supuesto, dependiendo de tu imaginación, los términos "hombre falso" o "mujer falsa" podrían significar muchas cosas distintas. Recientemente se publicó un informe que predice que para 2050 el sexo con robots podría ser más popular que el sexo entre humanos. De hecho, el informe fue financiado por la empresa de juguetes sexuales Bondara y obviamente tenía la intención de llegar a los titulares, pero aún así no parece estar tan alejado de la realidad cuando piensas en toda la tecnología portátil que la gente va a tener encima en los próximos cinco años.

Ayliffe Brown de Wearable Technologies dice que "en cinco años la tecnología portable —juguetes sexuales que funcionan con tu celular sin manipulación manual— será popular". Por ejemplo se puede considerar a la empresa Lovense, que tiene dos juguetes: la Nora (un vibrador) y el Max (un artefacto similar a un Fleshlight). A través de la aplicación de Lovense en tu teléfono puedes controlar la vibración o la forma en que quieras que funcione, y tu pareja puede hacer lo mismo, ya sea que esté en la cama contigo o en el otro lado del mundo.

Otros ejemplos son Fundawear que fabrica ropa interior que tu pareja puede hacer vibrar de manera remota y Frixion que usa "una telemetría retroalimentada con fuerza bidireccional en tiempo real para lograr intimidad convincente y orgánica". En otras palabras: utilizas tu computador para hacer que un robot se folle a alguien.

Con todos estos diferentes métodos de cortejo —que nos alejan poco a poco de la antigua tradición de conocer a alguien en una fiesta, beber unos cuantos tragos y tener sexo— la pregunta es si con el tiempo la tecnología se convertirá en la única forma en que los seres humanos establecerán relaciones románticas.

Incluso si este resultado poco probable se llegase a hacer realidad, no sería necesariamente algo malo. Como David Buss señala, independientemente de la tecnología que se utilice para conocer a alguien, es indispensable que se conozcan en persona, porque es la única forma de saber si de verdad "hay química o no".

@Gobshout

Tagged:
Tinder
Internet
sexo
Futuro
Tecnologia
relaciones
amor
Vice Blog
relaciones sexuales
relaciones de pareja
sexo con robots
futuro de las relaciones
relaciones románticas