Publicidad

El hombre que pasó una década viajando por el mundo en busca de una cura para la cruda

Hasta ahora solo hay una que podría ayudar.

por Eric Spitznagel; traducido por Daniela Silva
14 Diciembre 2018, 1:00am

Getty Images/South Agency

Artículo publicado originalmente por Tonic Estados Unidos.

Shaughnessy Bishop-Stall, un escritor y periodista canadiense, afirma haber descubierto una cura para la cruda. Pero probablemente no quieras probarla.

Eso no tiene mucho sentido, lo sé. Sería como si Jonas Edward Salk dijera: “¡He descubierto una vacuna contra el polio! Pero probablemente deberías evitarla”. Una cura para la cruda debería ser un motivo de celebración, ¿no? Si realmente funciona, podremos beber todo el alcohol que queramos sin ninguna de las consecuencias. Pero eso, señala Bishop-Stall, podría ser exactamente el problema.

Él pasó una década viajando por el mundo en busca de remedios para el temido karma producido por consumir demasiado alcohol, usándose a sí mismo y a su maltratado sistema inmunológico como conejillo de indias. Como lo relata en su nuevo libro, Hungover: The Morning After and One Man's Quest for the Cure, hay una infinidad de cosas repugnantes, cero saludables o simplemente confusas que los seres humanos probarían para que sus cabezas dejen de latir.

En su investigación, llenó sus calcetines con cicuta, se enterró en heno, puso limón en su axila y consumió "dos anguilas, ahogadas en vino": un remedio para la resaca del Imperio Romano. Lo que descubrió es que la mayoría de las curas para la cruda dieron como resultado Verschlimmbessern, una palabra alemana "que combina Verbessern (mejorar algo) con Verschlimmern (empeorar algo) de modo que el nuevo significado sería "empeorar algo al tratar de mejorarlo", según Bishop-Stall.

Eventualmente, se topó con una cura, o lo que sospecha es una cura. La receta incluye cardo mariano (para el hígado), N-acetilcisteína (para el sistema inmunológico), vitaminas B1, B6 y B12 (para el metabolismo) e incienso (un antiinflamatorio). Si tomas este brebaje por la noche, antes de irte a dormir, Bishop-Stall te promete que a la mañana siguiente "te sentirás cansado, incluso exhausto, pero por lo demás, no tendrías que preocuparte".

Sin embargo, encontrar una cura para la cruda podría ser lo peor que te pudiera pasar y no solo a ti sino a la civilización humana tal como la conocemos. Le llamé a Bishop-Stall para obtener algunas respuestas.

Por alguna razón, pensé que sería una buena idea emborracharme anoche y probar una de tus curas para la resaca. Pero creo que escogí la equivocada.
¿Cuál probaste?

Estoy bebiendo ponche de huevo con algo de carbón.
Ugh. Lo siento mucho.

Creo que en realidad me siento peor.
Sí, ese remedio no era el mejor en mi lista.

Tú lo intentaste con un trago de aceite de oliva, pero eso me lo salté. Estoy bastante seguro de que me haría vomitar.
Bien ahí. Ese fue un gran error de mi parte. Pensé que mezclar el método de carbón con el método mediterráneo funcionaría mejor de alguna manera. No salió bien. Ese fue probablemente mi mayor error al tratar de curar la cruda, digamos.

¿Comenzaste a escribir este libro porque pensabas que la cura definitiva contra la cruda existía? ¿O porque querías la confirmación de que los seres humanos son idiotas?
No pensé seriamente que pudiera encontrar una cura para la resaca. Ni siquiera estaba tan perturbado por la idea de no encontrar una. Asumí que el último capítulo de mi libro sería una especie de resumen poético y filosófico de la desesperanza de todo esto. Así que me sorprendí tanto como todos cuando en realidad encontré algunas cosas que eliminaron los síntomas principales de la cruda.

He pasado la mayor parte de mi vida pensando que curar la cruda se reduce a la hidratación. Si bebes suficiente agua antes de irte a dormir, tienes más posibilidades de despertar sintiéndote no tan mal. ¿Eso es incorrecto?
No del todo. Pero la deshidratación es uno de los síntomas, no una de las causas subyacentes de la cruda. En realidad, lo que causa todos los problemas son nuestros cuerpos al tratar de combatir la toxicidad. Es gracias a nuestro sistema inmunológico que se vuelve loco. La clave es reaccionar antes de que empiece todo el efecto dominó.

Una vez que te desmayas de tanto alcohol, ¿es demasiado tarde para evitar la cruda?
Si, absolutamente. Tienes que detener el mecanismo antes de que comience. Si lo detectas a tiempo, aún no estás creando una acumulación de acetaldehído, que es el subproducto tóxico de descomponer el alcohol en tu sistema. Así que ya hay menos toxicidad y tu cuerpo está respondiendo con menos agresividad. Creo que eso es lo que pasa, pero no soy científico, no soy doctor, e incluso los médicos y científicos que tratan de lidiar con esto tienen puntos de vista contradictorios sobre cómo funciona la resaca.

Probé una de las curas mencionadas en tu libro durante el Día de Acción de Gracias. Mi hermano tiene un sauna, justo en la playa al lado del lago Michigan, y después de un fin de semana de mucho alcohol, todos nos metimos en ella y luego saltamos al lago.
¿Funcionó?

Definitivamente me sentí mejor, pero mis bolas se pusieron del tamaño de unos chícharos por el frío. ¿Hay algo de cierto en eso? ¿Me curé la cruda o me engañé a mí mismo haciéndome creer que lo había logrado?
Hay mucha ciencia que respalda esa técnica. Especialmente la parte del frío. Creo que mucho de eso tiene que ver con el sistema de lucha o huida que se activa cuando el cuerpo se sumerge por debajo de cierta temperatura. Principalmente, sabemos que cuando tenemos mucho frío, estamos en peligro.

Por unos segundos definitivamente pensé que iba morir.
Es ese estallido de adrenalina cuando tu cuerpo alcanza el frío, especialmente al pasar de caliente a frío, y la adrenalina puede hacer mucho para anular algunos síntomas de la cruda.

¿Qué hay de sudar en un sauna?
Creo que hay algo que decir al respecto, pero también hay un gran peligro de que estés amplificando la deshidratación. Tienes cierta cantidad restante de líquido en tu cuerpo y estás sudando el resto.

Entonces, ¿nos quedamos con solo saltar a un lago helado?
Bueno, no iría tan lejos como para recomendar esto a los lectores, porque siempre hay una posibilidad con el agua helada de que el corazón de la gente se detenga y nos demanden a ambos. Pero en teoría, completamente hipotéticamente, creo que podría ayudar.

¿Por qué no se ha hecho una mejor investigación médica sobre la cruda?
Si quieres una respuesta muy simple, creo que a lo largo de la historia los médicos han estado muy ocupados. [ Risas] Son gente ocupada.

¿Simplemente no les importa la resaca? O sea, no es cáncer, pero ha causado mucho sufrimiento a lo largo de los años.
Creo que está muy abajo en su lista porque la solución está justo frente a tus ojos. No bebas, o al menos no bebas en exceso y no tendrás resaca. Pero eso no lo explican por completo. Las crudas son un rompecabezas extremadamente complicado. Son similares al resfriado común. Encontrar soluciones para la resaca común y el resfriado común se reduce a comprender mejor nuestro sistema inmunológico. Pero los médicos están más interesados en resolver el resfriado común, porque no tiene ese tipo de estupidez moral que lo acompaña.

Una resaca es esencialmente una advertencia, ¿verdad? Es tu cuerpo diciendo: "Por favor, no hagas eso, es una mala idea".
Es una señal de advertencia muy obvia, pero por alguna razón no solemos prestarle atención. Todos sabemos que viene, sabemos que las advertencias están ahí, y seguimos bebiendo de todos modos. Todo es una dicotomía cuando se trata de resacas.

En el libro llegas a un punto interesante en el que comienzas a preguntarte si tal vez encontrar una cura para la resaca es una mala idea. Tal vez necesitamos las crudas. Sin ellas, todos estaríamos borrachos todos los días.
Creo que es posible, o al menos eso es lo que nos pasaría a los que tenemos un corazón y un alma. Y aquí hay una propuesta aún más aterradora. Los que no estuvieran borrachos todo el tiempo gobernarían el mundo. Como sabemos, la mayoría de los dictadores han sido abstemios.

¿Es cierto?
Sí, es un fenómeno muy extraño.

Hitler definitivamente no tomaba. Idi Amin, Mussolini, ninguno bebía. Nunca había pensado en eso antes.
No hay suficiente gente que preste atención a ese hecho. Creo que Genghis Khan fue realmente el último déspota que era un borracho.

Iba a mencionar a Josef Stalin, pero creo que leí en alguna parte que solía beber agua en lugar de vodka para engañar a sus enemigos para que se pusieran borrachos.
Podrías enumerar los males reales de la historia y lo que quieras decir sobre la situación actual en Estados Unidos.

Oh, hay mucho que decir al respecto.
Estamos hablando no solo de personas que no bebían, sino de abstemios de postura firme. Es muy extraño.

Trump se jacta de que nunca ha probado el alcohol.
Eso es correcto, sí. Así que ese es mi otro miedo. No es solo que una cura para la resaca pueda hacer que la sociedad caiga en ruinas porque todos estaríamos borrachos, sino que las únicas personas que no estarían borrachos serían los psicópatas.

Y los dejaríamos hacerse cargo porque estaríamos demasiado borrachos para preocuparnos.
Exactamente. Así es. La relación de la humanidad con el alcohol es realmente profunda y complicada. Cuando miras la imagen completa, en una forma de "todo lo que sube tiene que bajar", en realidad es una ventana increíble a la condición humana.