Salud

Los veganos están traumados y necesitan ayuda, según una psicóloga vegana

Hablamos con la psicóloga vegana Clare Mann sobre los problemas que enfrentan las personas que llevan un estilo de vida basado en las plantas.
15 Noviembre 2018, 11:30pm
Mujer llena de sangre parada de manos y hombres a los lados
Activistas de PETA en el Día Mundial del Veganismo. Foto: Bettina Strenske/Alamy Live News

Artículo publicado originalmente por VICE Reino Unido.

Estamos en medio del Gran Despertar Vegano. Los supermercados han comenzado a seguir la línea vegana, tu padre, a regañadientes, sabe lo que es un "estilo de vida basado en plantas"; hace poco un hombre en el Reino Unido tuvo que renunciar a su trabajo después de bromear sobre cazar veganos por deporte: una broma de muy mal gusto, pero que hace un par de años probablemente ni siquiera habría sido noticia, y mucho menos habría generado un ciclo completo de noticias, una pérdida de empleo y una disculpa pública.

Si bien ser vegano cada vez más común, el viaje al parecer no es tan apetecible para algunos. Aprender sobre el impacto de la cría de animales y pasar tiempo con personas que no comparten tus nuevos valores puede ser un desafío, y no hay mucho apoyo disponible para las personas que se encuentran en esta situación, dice la "psicóloga vegana" Clare Mann.

Para saber más al respecto, le llamé a Clare para platicar.

VICE: ¿Cómo terminaste siendo una psicóloga vegana?
Clare Mann: He sido psicóloga durante 30 años, pero cambié de psicóloga organizacional a psicoterapeuta para tratar de comprender la condición humana y tener conversaciones importantes sobre el propósito de la vida. Y me convertí en vegana hace diez años y comencé a hablar sobre los derechos de los animales en mítines y festivales.

¿Cuándo te diste cuenta de que podías hacer ambas cosas?
Cuando comencé a hablar en público, personas de todo el mundo me contactaban para contarme sobre los desafíos de ser vegano. Cuando descubren lo que les sucede a los animales en los mataderos, se horrorizan. Estas personas me decían que necesitaban hablar con alguien, así que comencé a ofrecer asesoramiento personal en Sydney, Australia y en Skype a personas de todo el mundo.

¿Cuáles son los problemas más comunes por los que la gente te contacta?
Veo signos típicos del trauma. Las personas odian el mundo porque descubrieron la crueldad de los animales en todo el mundo y no pueden creer que los humanos estén haciendo esto.

Algunas relaciones también pueden romperse cuando las personas ven que su esposo come carne o sus amigos le ponen leche a su té. Con el veganismo, si otra persona no cambia, entonces se vuelve parte del problema. No puedes lavarte las manos o ponerte un suéter sin contribuir a la crueldad animal, a menos que tomes medidas para no ser parte de ello. Este es un reto para los veganos.

También veo personas que han estado trabajando en el activismo animal, que pueden haber estado en mataderos o que documentaron algo a escondidas, y que son testigos de la crueldad con los animales de primera mano.

Eso suena bastante traumático. Entonces, ¿cómo ayudas a la gente a superar esto?
Si las personas acuden a mí deprimidas o ansiosas, indagaré para averiguar exactamente por qué, y con frecuencia surgen otros problemas, como la autoestima o los problemas laborales. Sigo los mismos pasos para lidiar con el dolor y la depresión, ayudando a las personas a aumentar su autoconciencia y dejándoles ver que no están a la merced del mundo. Están teniendo una reacción a lo que vieron y pueden decidir cómo responder. Pueden tener más poder.

Les digo que, si puedes convertirte en un comunicador exquisito en lugar de predicar, la mayoría de las personas son bastante razonables y saldrás de cada conversación sabiendo que has extendido la compasión a otras personas.

¿Qué tan grave puede ser esta ansiedad y depresión?
Muchas veces se convierte en misantropía. He realizado alrededor de 1,300 entrevistas con veganos de todo el mundo y, sinceramente, me sorprende que no haya más suicidios. He escuchado a muchos veganos decir que quieren suicidarse, pero no pueden dejar atrás a los animales.

Foto: Penelope Barritt / Alamy Stock Photo

¿Cómo recomendarías a las personas que se vuelven veganas que hablen con sus amigos y familiares, especialmente si su consumo de carne les molesta?
Recomiendo a las personas que desarrollen sus habilidades de comunicación a un nivel en el que inviten a abrir la conversar, para que las personas entiendan cuánto les han mentido sobre lo que sucede en la cría de animales. Si puedes iniciar una conversación y ver qué le interesa a la gente y qué le preocupa, entonces puedes llegar al mensaje a través del uso de videos y documentales, que hacen todo el trabajo por ti. La gente muchas veces se resiste y pide evidencia.

Entonces, ¿qué hace que algunas personas se vuelvan veganas y otras no, si podemos asumir que todos estamos relativamente informados de lo que sucede en las granjas industriales?
Se necesita una persona fuerte para vivir con angustia existencial, sabiendo que no pueden confiar en las organizaciones que tienen un orden superior, por lo que mucha gente se resiste al mensaje del veganismo. Y algunas personas están más en contacto con sus emociones: los veganos tienden a ser más "sensibles" y perciben el mundo y toman decisiones a través de los valores y basándose en cómo se sienten, en comparación con las personas que son más "racionales", cuya preferencia para tomar decisiones es más lógico. La gran mayoría de las personas saben que algo está sucediendo, pero su umbral para sentir el dolor es muy grande.

Ya que somo cada vez más las personas que nos volvemos veganas, ¿por qué hay tan pocos terapeutas veganos?
Hay muchos psicólogos veganos por ahí, pero no se llaman a sí mismos así. Algunos tienen demasiado miedo de que su cuerpo profesional piense que están renunciando a su ética, a pesar de que reciben consejeros cristianos, por ejemplo. La diferencia conmigo es que soy de alto perfil en el área de oratoria y tengo claros mis valores, mientras que los concejales veganos tienden a ser más jóvenes y no tienen una práctica privada, por lo que temen perder sus empleos.

¿Desearías que hubiera más como tú?
Sí, mi objetivo es lograr que más personas hagan esto, porque los veganos no quieren ver a un psicólogo que no sea vegano. Si alguien acude a un psicólogo normal, no esperaría que la persona se volviera gay para entenderlo, pero con el veganismo es diferente; sienten que la falta de acción de la persona contribuye al problema.

@jessica_e_brown

Publicidad