Publicidad

Este mundo alienígena se está evaporando más rápido que cualquier planeta conocido

"En solo unos pocos miles de millones de años a partir de ahora, la mitad del planeta podría haber desaparecido".

por Becky Ferreira; traducido por Daniela Silva
22 Diciembre 2018, 3:00pm

Arte conceptual de un exoplaneta con una órbita cercana a su estrella. Imagen: NASA, ESA, STSCI

Artículo publicado originalmente por Motherboard Estados Unidos.

A unos 97 años luz de la Tierra, un exoplaneta del tamaño de Neptuno está desapareciendo.

Fue descubierto en 2012, su nombre es GJ 3470b y es aproximadamente cuatro veces más grande que la Tierra y orbita su estrella a una décima parte de la distancia entre Mercurio y el Sol. Como resultado de esta proximidad, el planeta se está evaporando a un ritmo récord, informaron científicos el jueves en la revista Astronomy & Astrophysics, a medida que la radiación estelar y el viento arruinan su atmósfera superior.

"GJ 3470b está perdiendo más masa que cualquier otro planeta que hayamos visto hasta ahora; en solo unos pocos miles de millones de años a partir de ahora, la mitad del planeta habrá desaparecido", dijo el coautor del estudio, David Sing, experto en exoplanetas en Johns Hopkins, en un comunicado. "Esta es la evidencia de que los planetas pueden perder una fracción significativa de toda su masa".

Los investigadores, dirigidos por el astrónomo Vincent Bourrier de la Universidad de Ginebra, observaron tres tránsitos de GJ 3470b utilizando el Telescopio Espacial Hubble, que les permitió calcular la tasa de evaporación probable del planeta.

El equipo estima que GJ 3470b puede haber perdido hasta el 35 por ciento de su masa desde que nació hace dos mil millones de años. Todo lo que queda de esas capas es una nube de gas extendida que envuelve a este mundo desvanecido.

Los resultados del estudio arrojaron luz sobre la curiosa ausencia de planetas del tamaño de Neptuno similares observados en órbitas cercanas alrededor de sus estrellas. Los científicos han descubierto montones de "Júpiter calientes", gigantes y gaseosos cercanos a las estrellas, así como exoplanetas a escala de la Tierra que tienen un asiento estelar en la primera fila. El equipo de Bourrier sugiere que los planetas del tamaño de Neptuno también pueden ocupar órbitas estrechas, pero simplemente no pueden soportar el calor y eventualmente disminuir a mundos más pequeños.