Italia

El alcalde de Venecia no quiere que se celebre el Día del Orgullo Gay en “su” ciudad

El mes pasado, el alcalde hizo retirar de las bibliotecas escolares una cincuentena de libros que hablaban sobre la homoparentalidad.

por Pierre Longeray
28 Agosto 2015, 7:23am

Venise (Image via Wikimedia Commons)

El alcalde de Venecia, Luigi Brugnaro (centro-derecha), declaró el miércoles en una entrevista a La Reppublica, que "su" ciudad jamás acogerá ninguna celebración del Día del Orgullo Gay durante su mandato. El mes pasado el alcalde ya causó una polémica haciendo retirar de las bibliotecas escolares 49 obras en las que se trataba de algún modo la cuestión de la homoparentalidad.

Para esclarecer cualquier duda sobre su homofobia — a parte de asegurar que tiene "amigos gays" — Brugnaro declaró el miércoles, al diario italiano, que el Día del Orgullo Gay es "una bufonería, el súmmum de lo Kitch". El alcalde de la ciudad del amor y de los disfraces (Venecia acoge uno de los carnavales más importantes del mundo) ha propuesto "que lo celebren en Milán o debajo de sus ventanas".

Contactado por teléfono el jueves, el alcalde de Venecia dijo a VICE News que no quería hacer comentarios sobre el asunto.

Todos los años, cada región italiana organiza el Día del Orgullo Gay — incluendo la región del Véneto a la cual pertenece Venecia. Este año, en 2015, la celebración tuvo lugar en Verona y el año anterior en Venecia. En 2016, el Día del Orgullo Gay debía celebrarse otra vez en Venecia.

En cuanto a la edición de 2016, Flavio Romani, presidente de Arcigay, la principal asociación homosexual italiana, dijo a AFP el miércoles que "invitaremos al alcalde a desfilar en primera fila con nosotros para que vea que se trata tan solo del Día del Orgullo Gay. […] Venecia es una ciudad cosmopolita donde se cruzan múltiples culturas, religiones, y el Brugnaro debe comprender que no le pertenece".

Poco después de llegar a la alcaldía en junio, el nuevo alcalde ya dejó claras sus intenciones ordenando la retirada de una cincuentena de libros considerados subversivos por tratar la homoparentalidad. El alcalde dijo entonces que "son los padres los que deben educar sobre este tipo de cosas y no la escuela". Una promesa que cumplió retirando libros como Jean y sus dos madres o El gran libro de las familias. EL sitio web estadounidense Quartz llegó a hacer un inventario de los libros prohibidos. 

"Este es un de los libros retirados de las bibiliotecas escolares". Cuenta de Twitter del alcalde de Venecia. 

Esta decisión un fue bien recibida por un célebre ciudadano de Venecia, el cantante británico Elton John. Padre de dos niños con su marido David Furnish, John puso en Instagram una foto de uno de los libros prohibidos, acompañado de un comentario: "La bella Venecia realmente se está hundiendo, pero no tan rápido como el fanático aburrido de Brugnaro". Ante la decisión del alcalde varias asociaciones venecianas decidieron enseñar los 49 libros prohibidos en 49 días a aquellos que lo quisieran. Después de las declaraciones del alcalde del miércoles, las asociaciones gays italianas quieren que Elton John inaugure el desfile del Día del Orgullo Gayde Venecia 2016.

Captura de pantalla de la cuenta de Instagram de Elton John. 

Después de haber prohibido los libros infantiles, el alcalde también hizo "suspender" a mediados de agosto una exposición de fotografía bajo el nombre de "Monstruos en Venecia" — una serie de imágenes de los enormes cruceros que pasan por la laguna veneciana. Para Brugnaro, la exposición del fotógrafo Gianni Berengo Gardin corría el riesgo de "dar una imagen negativa de la ciudad", y de parecer como una crítica a la presencia de los cruceros. Venecia depende de los turistas que llenan estos cruceros, pero algunos venecianos se quejan del incesante tráfico marítimo y de la intrusión de estos gigantes de los mares.

Después de estar en manos de la izquierda los últimos 30 años, el 15 de junio Venecia pasó a manos de la derecha tras un escándalo de corrupción. Brugnaro ganó con el 53,2 por ciento de los votos. EN junio de 2014, la alcaldía — entonces de izquierdas — se vio involucrada en un caso de corrupción vinculado a la obra del dique gigante para proteger a la ciudad portuaria de mareas altas.

El antiguo alcalde de la ciudad, Giorgio Orsini (centro-izquierda, Partido demócrata) fue acusado junto con un centenar de personas en junio de 2014 por su implicación. Orsini fue acusado de haberse quedado 400.000 euros del presupuesto para financiar su campaña de las municipales de 2010. Entonces se vio obligado a dimitir dejando que una persona designada por el Estado ocupara su lugar hasta la elección de Brugnaro.

Antes de convertirse en alcalde, Brugnaro, era un hombre de negocios de éxito. Él es el fundador de una empresa de trabajo temporal italiana, Umana, que genera una facturación anual de 300 millones de euros. Brugnaro es también el dueño y presidente del Reyer Maschile Venezia, el club de baloncesto profesional de la ciudad de Venecia.

Brugnaro también se hizo notar en 2014 cuando trató de comprar la isla de Poveglia en la bahía de Venecia, conocida como "la isla más deseada del mundo". En esta isla enterraron a los enfermos en cuarentena durante las epidemias. La isla de 7,5 hectáreas también acogió, en 1920, un hospital psiquiátrico dirigido por un cirujano que practicó experimentos en el cerebro de sus pacientes.

Sigue a Pierre Longeray en Twitter: @PLongeray