Publicidad
guerras y conflictos

Nuevos enemigos y fracturas en el 43 aniversario de la primera acción armada del Polisario

Fracturas internas, voces discordantes y favorables a la autonomía marroquí y la infiltración del yihadismo en los campamentos de refugiados saharauis, son los principales retos que enfrenta el Frente Polisario 43 años después de su primera acción...

por Andoni Lubaki
20 Mayo 2016, 8:54am

Acto de conmemoración de la creación de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) el pasado 27 de febrero. (Imagen por Andoni Lubaki)

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

El 20 de Mayo de 1973 un grupo de cinco saharauis del Frente Polisario atacó el puesto fronterizo de Janquet Quesat para liberar al líder del movimiento independentista El Uali. Con sólo un disparo al aire y con un botín de unos pocos víveres aquella primera acción armada dio comienzo a un conflicto que aún hoy no tiene visos de arreglarse y genera nuevos enemigos según pasa el tiempo.

"Tanto daño como Marruecos nos ha hecho Argelia. ¿Cómo va a ser un país hermano alguien que nos tiene abandonados, sin luz, sin agua y sin nada cuando nos puede dar sin mucha dificultad?", cuenta Chej a VICE News, hombre de unos 40 años quien regenta un pequeño restaurante en el campamento de Boujador.

"¿Te digo por qué no nos dan nada?. Porque nos utilizan para hacer presión a Marruecos y al resto del mundo. Que si un país no hace lo que Argelia quiere, amenazamos con darles armas a los saharauis y comenzar de nuevo la guerra. Así todo el mundo calla, incluso Marruecos. Desde hace años prefiero una autonomía en Marruecos que vivir con argelinos. Nos tratan como a la mierda", añade Chej mientras sirve un plato de alubias a un comensal.

"Eso es verdad", añade Moha [diminutivo de Mohamed] desde el otro lado. "Cada vez hay más gente que prefiere irse a Marruecos a vivir. La corrupción y la desigualdad es tan grande que la gente se ha hartado de esperar tiempos mejores. Cierto que Marruecos ha hecho barbaridades con los saharauis. ¿Acaso Argelia no lo hace manteniéndonos aquí?" dice enfadado.

"Creo que el mundo se sorprendería si supiera la cantidad de pro-autonomistas que hay en los campamentos. El Polisario ya no es lo que era. Pero si se te ocurre decir algo no ya en contra, sino diferente a lo que promulga, te acusan de pro-marroquí y te marginan. No hay nadie más saharaui que yo, he perdido a mi padre en la guerra, tengo a mi tío desaparecido en las cárceles marroquíes y prefiero irme a Marruecos que vivir con este Polisario. No con el original, que si eran honrados, digo con este Polisario que es tribalista y corrupto", espeta Moha.

Cualquier pregunta sobre el futuro saharaui y el referéndum provoca airadas reacciones; tanto en contra como a favor de la autonomía propuesta por Marruecos para su "problema saharaui". Con una simple pregunta como la realizada en un restaurante comienzan a aflorar los problemas internos de la sociedad saharaui: la abolición de la ley de paridad en el parlamento, el tribalismo que aún hoy muchos achacan al Polisario de utilizarlo, la corrupción de ciertas instituciones ligadas al poder, etc. "Y sin embargo seguimos siendo saharauis y no marroquíes ni argelinos. Somos más independentistas que los del gobierno que son un brazo de Argelia en la región y cada intento que hay de comenzar la lucha armada es parada por el consejo del Polisario" dice Chej enfadado.

Mujeres celebran la creación de la República Árabe Saharaui (RASD) el pasado 27 de febrero en los campamentos de refugiados saharauis ubicados en Argelia. (Imagen por Andoni Lubaki)

En los últimos años, y más aún después del desmantelamiento del campamento Gdeim Izik en Noviembre del 2010, parte de la sociedad saharaui — incluso en las zonas ocupadas de Marruecos — ha acusado de inmovilismo al gobierno en el exilio. Ahmed Salem Lebsir, alto cargo militar de la 5a región, explica a VICE News que "entrar en guerra es lo que quiere Marruecos para legitimarse ante la opinión pública desde su posición de país atacado. Lleva años intentando provocarnos, incluso ha llegado a matar a civiles que se acercaban al muro controlado por el ejército marroquí".

Según Lebsir, el objetivo de Marruecos es intentar dividir la moral y la sociedad saharaui. "Saben que Francia y países poderosos les apoyan y que les apoyarían aún no teniendo razón. Como ven que no caemos en sus provocaciones han intentado dinamitarnos desde dentro", cuenta este mando militar.

Pero sus acusaciones van mucho más allá: "pagan a ciertos agentes que se encuentran dentro de los campamentos para hacer la yihad. Las pruebas han demostrado que han sido los marroquíes quienes organizaron el secuestro de los cooperantes en el año 2011. Porque... ¿Quién es MUYAO [grupo yihadista que secuestró a los cooperantes en 2011 y que desde entonces han sido casi inexistentes sus acciones] si no un grupo creado por Marruecos para deslegitimar al Polisario? Los intentos de Mohammed VI por relacionarnos con la yihad son continuos pero cualquiera con dos dedos de frente sabe perfectamente que el Polisario lucha contra esta lacra del yihadismo", afirma contundente Ahmed Salem.

El creciente problema del yihadismo dentro y fuera de las fronteras de los campamentos de refugiados preocupa mucho al gobierno saharaui en el exilio. "Hemos tomado medidas extremas para evitar infiltraciones", explica Salama Salek, jefe de la Agencia Nacional de Seguridad saharaui. "Desde el secuestro de los cooperantes en Rabouni ha habido intentos de ataque en la zona y los hemos neutralizado todos. Ningún extranjero ha sido víctima en cinco años" añade Salek desde Rabouni.

Soldados saharauis descansan durante las celebraciones de la proclamación de la RASD el 27 de febrero de 1976. (Imagen por Andoni Lubaki)

Sin embrgo varios saharauis que prefieren permanecer en el anonimato aseguran que el problema del yihadismo va a más. "Las ideas extremistas van en aumento ya que permanecer en los campamentos ya no es una opción. La sociedad cada vez es más conservadora y la salida llega con forma de islamismo extremo, es para muchos el clavo ardiendo a lo que agarrarse para salir a flote. Ofrecen 450 euros al mes por hacer la yihad en sitios como Sirte con Estado Islámico" explica a VICE News Hama, nombre ficticio para guardar su identidad.

"En marzo llegaron cinco vehículos Toyota de fuera a el campamento de El Aaiun y se llevaron a 10 jóvenes a hacer la yihad al extranjero según fuentes oficiales. Te puedo confirmar que no son 10 sino 25. Les meten ideas erróneas en la cabeza y prometen sacarles de la pobreza. Llega mucho dinero de fuera a esas familias de muyahidines y eso, la gente, lo ve y no lo ve con malos ojos", añade Hama.

En 43 años de conflicto armado la guerra siempre se encontraba hacia el oeste de los campamentos de refugiados. Hoy, el muro militar de los marroquíes que divide la antigua colonia del Sahara Occidental es sólo un frente más. Los ataques a la sociedad saharaui llegan tanto por el este como por el sur... y también desde dentro.

"Marruecos se ha dado cuenta que con un muro no puede romper la voluntad saharaui y ha decidido atacar desde dentro y desde fuera con el yihadismo. Utiliza el narcotráfico para deslegitimar al Polisario, y dividir ala sociedad saharaui tratando de situarles en la onda autonomista. Si en 43 años de lucha armada sólo han podido hacer eso contra nosotros, no vamos tan mal", afirma Ahmed Salem Lebsir desde su base militar de Bir Lehlu en la zona liberada del Sahara Occidental.

Sigue a Andoni Lubaki en Twitter:@andonilubaki

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs

Tagged:
africa
VICE News
refugiados
ESPAÑA
Estado Islámico
Marruecos
Campamentos de Refugiados
Yihadismo
frente polisario
rasd
43 aniversario primera acción armada polisario
autonomía marroquí
república Áraba saharaui democrática