Publicidad
americas

El gobierno mexicano retira un vídeo que pide a la población que deje de quejarse

El anuncio ha sido retirado del canal de YouTube del gobierno después de que los ciudadanos se quejaran de ser tratados con condescendencia.

por David Agren
15 Octubre 2015, 11:04am

Captura de pantalla vía YouTube

El gobierno mexicano ha querido tomar distancia de un anuncio de publicidad propio el cual reprueba a los críticos de la gestión gubernamental y pide que abandonen la queja. El anuncio retrata también a un gobierno que está cumpliendo con la grandeza de las reformas estructurales programadas.

El controvertido anuncio fue publicado el lunes, pero fue retirado del canal de YouTube del gobierno unas horas después. En ese momento la voz de los mexicanos se había convertido en un clamor en las redes sociales. Un clamor en contra de un anuncio que les dice que dejen de quejarse.

El vídeo muestra a un carpintero quejándose ante un compañero de trabajo de las reformas del gobierno. Ambos están trabajando, cuando la radio anuncia las nuevas reformas del ejecutivo. "Ya Chole con estas reformas", dice el carpintero. Su colega responde: "Ya chole tú con tus quejas".

Acto seguido, el carpintero que le dice a su colega que deje de quejarse, se pone a enumerar las virtudes de las reformas. Se refiere a tres mejoras recientes en sus vidas: facturas de electricidad más bajas, la cancelación de las llamadas telefónicas a larga distancia, y la posibilidad de poder trabajar como autónomos y asegurados. O sea, que ahora que pagan impuestos, pueden acceder a beneficios como la sanidad y la jubilación.

"¿"Y todo esto, ¿sabes por qué?", pregunta el enamorado del gobierno. "Pues por las reformas. Así es que ya chole con tus quejas".

El presidente Enrique Peña Nieto ha sido aclamado por la portada de la revista Time por haber impulsado una ambicioso programa político. Este contempla reformas estructurales en áreas como la industria energética, las telecomunicaciones y los mercados laborales— que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) interpuso irónicamente entre el año 2000, después de 71 años en el gobierno, y 2012, cuando lo recuperó.

Sin embargo muchos mexicanos nunca estuvieron convencidos de que las promesas de reforma reportarían beneficios. Y mucho menos que significaran un crecimiento del 5 por ciento anual, tal y como se espera que suceda en 2018.

El escepticismo está motivado por las experiencias del pasado. La última oleada de grandes reformas fue impulsada en los años 90. Entonces se generaron enormes fortunas, como el imperio construido por el magnate Carlos Slim. Slim compró el monopolio telefónica del país y se convirtió en el hombre más rico del mundo. Sin embargo, el gobierno jamás cumplió sus promesas de dinamismo económico, reducción de la pobreza o de beneficios para los consumidores.

Al mismo tiempo, con las nuevas y más recientes reformas "los resultados están muy, muy lejos de la tierra prometida", comenta a VICE News Jonathan Heath, un economista independiente que trabaja en el DF.

A finales de agosto, en una encuesta publicada por el periódico Excelsiór, solo el 5 por ciento de los encuestados reconocían haber notado los efectos de algunas de las 11 reformas estructurales impulsadas por Peña Nieto.

Desde la oficina del presidente, se pide paciencia y se insiste en que ya se han levantado los bloques que conducirán al éxito.

En reformas como la educativa, se exige ahora que los profesores rindan exámenes obligatorios. Se trata de mejorar el nivel, aunque los resultados no podrán valorarse más que a largo plazo. Por otra parte, la inauguración de industria petrolífera gestionada por el gobierno padeció una salida en falso durante la primera subasta destinada al desarrollo de los campos de petróleo. Sin embargo, una segunda ronda de remates celebrada el mes pasado, superó las expectativas con creces.

El presidente redobló el discurso triunfalista de la reforma el martes. Entonces proclamó que se han creado 1,6 millones de trabajos desde que Peña Nieto asumió el poder. El ejecutivo chicano se vanagloria no solo de que se trata de cifras "récord", sino también de haber contribuido a la disminución de la economía sumergida del país y de haber impuesto un nuevo salario mínimo en las regiones de todo el país, de 4,25 dólares la hora.

"Continuamos trabajando para que nuestro país y nuestra población tengan mejores condiciones de vida y lo estamos logrando poniendo en acción las reformas estructurales", aseguró el martes Peña Nieto en la ciudad norteña de Aguascalientes. "Somos un gobierno que no recurre ni a la estridencia ni a la ocurrencia".

Sin embargo, el país ha montado en cólera con el anuncio de "Ya Chole". La publicidad demuestra las dificultades que está encontrando el ejecutivo para reforzar su discurso sobre las reformas. Estas fueron arrinconadas del programa político del PRI por la masiva irrupción de crisis de seguridad, casos de impunidad y de escándalos de corrupción que asolan al país. Sin duda el más clamoroso de todos ellos fue la desaparición de 43 estudiantes de magisterio tras ser atacados por la policía hace poco más de un año, en el estado de Guerrero.

Naciones Unidas: México no está respetando los derechos humanos de sus ciudadanos. Leer más aquí.

El "Gobierno se queja de que nos quejamos. No entienden que no entienden", tuiteó Armando Regil, fundador de una think tank que publica investigaciones de estudiantes. Regil fue uno de los primeros en apresurarse a expresar su indignación ante la lectura que hizo el ejecutivo mexicano de Twitter. Allí, el hashtag #YaCholeConTusQuejas se convirtió en trending topic durante horas.

El gobierno de Peña Nieto ha dilapidado nada menos que 650 millones de dólares en campañas oficiales de publicidad desde diciembre de 2012. Así lo asegura la organización por la libertad de prensa Artículo 19.

Pese a la inmensa inversión, los analistas creen que los anuncios han fracasado entre el público. De la misma manera que también creen que las apariciones públicas del presidente, completamente rígidas, sometidas a pesados guiones, tampoco funcionan. Las intervenciones de Peña Nieto conectan con el estilo político de una época desfasada, de cuando el presidente tenía la última palabra en cuestiones nacionales y se silenciaba la disidencia.

"Sus asesores no tienen idea del país y cuánto cambió en 12 años", sentencia el analista político Fernando Dworak, en relación a la larga temporada que el PRI se pasó como partido de la oposición. "No hay una narrativa que guíe a este gobierno, me refiero a algo básico algo que de un sentido de pertenencia y nos proyecte a alguna parte".

'Comandante', hay un hoyo en la regadera' — nuevo audio de la fuga de El Chapo. Leer más aquí.

Sigue a David Agren en Twitter: @el_reportero

Tagged:
VICE News
enrique pena nieto
energía
telecomunicaciones
Carlos Slim
Educación
ya chole
jonathan heath
#yacholecontusquejas
publicidad política