Publicidad
Creators

Un colectivo incendió el MoMA con esta perversa propuesta coreográfica

FlucT: distopías de tiempos modernos, alucinación, delirio e histeria articulan una máquina de danza que desborda los límites del cuerpo.

por Jessica Romero
20 Febrero 2018, 11:30pm

Coreografía y performance son detonantes de paisajes sonoros y narrativas singulares a través de los que Sigrid Lauren y Monica Mirabile cuestionan la obediencia, el abuso y las normas sociales como síntomas de la esquizofrenia contemporánea. FlucT es un proyecto colaborativo que a través de una danza violentamente íntima proyecta la psicología de un complejo paradigma social. Con presencia en salas de arte que van del MoMA al Guggenheim, FlucT incendia la escena del arte contemporáneo. A través de combinaciones impredecibles este proyecto colaborativo muestra la histeria cultural al integrar con extrema destreza física una coreografía que expone lo discordante del mundo actual.

Capturas vía vimeo.

FlucT: fluctuaciones de sensaciones y pensamientos que han abandonado la cotidianeidad, operando en cambio como una máquina deseosa: deseosa de exponer, exaltar, descubrir aquello que permanece en el silencio; de dar voz a aquello que permanece oculto a nuestros sentidos; oculto por estructuras disciplinarias y controladoras de regímenes represivos. FlucT: ¿danza-teatro-performance? Simultaneidad que emerge como una crítica cruda y pasional de los mecanismos de poder, los sistemas morales y los valores culturales; propuesta radical que desgarra la perspectiva habitual transportando al espectador a un lugar vivo de experiencia.

Definir el estilo de esta singular propuesta resulta banal, pero es posible hablar de instantes colmados de franqueza y serenidad que dan plena autonomía a cada movimiento, cada intensidad y cada sensación, fugándose de la representación de un diálogo memorizado, de la estructura sincrónica entre música y movimientos, de la expectativa de una audiencia, invitando en cambio a la exploración de mundos posibles. Exploración que abre un umbral entre lo político y lo social, lo afectivo y lo estético en donde bailarines y espectadores son presas de una mutua metamorfosis; una interzona en donde realidad y virtualidad intercambian lugares, en donde las afecciones se transforman en cuerpos, produciendo nuevas formas sensibles y contenidos pensantes.

La destrucción de una ilusión escénica perfila una virtualidad que se torna realidad corporal en donde se suscitan, inesperadamente, infinidad de encuentros con otros cuerpos. Fuera de los límites de lo concebible se expresan otros sentidos de lo político y lo social que operan como diferenciales. En el afuera, los cuerpos entablan un puente entre la mirada extraviada, el seño fruncido, los labios entreabiertos: gestualidades efecto de shock y asombro, intimidad y penetración que establece una interconexión entre bailarines y espectadores.

El cuerpo piensa sus propios pensamientos abriendo un diálogo en movimiento: pensado, sentido, danzado. Proceso creativo que explora diferentes modos de interacción entre cuerpos y espacios. Proceso dinámico que transgrede los limites, la acción y la transición entre cuerpos. Creativas transgresoras que experimentan con la estructura del movimiento, reconociendo el desorden y el caos en vez de negarlo.

FlucT articula una danza exploratoria en donde rostros y pasos, cuerpos y gestos, imágenes y sonidos exponen otras formas de lenguaje y pensamiento como efecto del libre flujo de sensaciones que no siguen una línea narrativa convencional sino más bien la alucinación y el delirio como fluctuaciones del deseo. Pero también, tecnología, experimentación de videos, proyecciones 3D, música son posibilidades de desarticulación del cuerpo a partir de impulsos extremos e imágenes internas. FlucT expone un retrato cruel, peligroso y perverso de la sociedad; un testimonio que implica política y socialmente al revelar lo que significa ser humano y las situaciones insoportables de la vida. Un instante que nos invita a situarnos en el lugar de los otros; pensar fenómenos emergentes promovidos por un sistema en crisis, planteando reflexiones sobre la violencia, el género y el poder.

Puedes ver más sobre esta propuesta en Vimeo y en su sitio.

Relacionados:

Costura epidérmica: bordado sobre palma

La mexicana que está uniendo neurociencia y arte en sus performances

Louta y la importancia del performance en un escenario