seis palabras

“Vi a mi vecino practicando zoofilia”: personas nos cuentan sus traumas infantiles en seis palabras

Celebremos que todos estamos jodidos mentalmente desde niños.

por Sergio Pérez Gavilán
12 Diciembre 2018, 9:30pm

Ilustración por @lenny_maya

Artículo publicado por VICE México.

Los traumas infantiles son esas pequeñas cosas que, sin advertirlo, forjan el camino hacia el resto de nuestras vidas. Si en algún momento tus padres — historia personal— te hicieron algo innecesariamente brusco, como hacer que comieras tu propio vómito como castigo, te tengo una noticia: no podrás comer nada con cebolla cruda en tu vida.

Como podemos ver, estos pequeños sucesos desagradables, terminan por fijar las más extrañas minucias de nuestro desarrollo personal y social, creando en nosotros comportamientos y/o preferencias que muchas veces no podemos rastrear hasta nuestro inconsciente.

En el lado amable, es posible decir con certeza que todos, absolutamente todos y cada uno de nosotros, vivimos alguna experiencia dolorosa, humillante o triste que pasaría a nuestra historia personal como un punto referente de nuestra biografía. Todos tenemos traumas y problemas enraizados en experiencias infantiles que, probablemente, resultarán en comportamientos antisociales que nos joderán de adultos y ¿qué mejor manera de superarlos o celebrarlos conociendo los de los demás?


“Comí una torta, tenía demasiada mayonesa”. — Juan Pablo, 25 años

“Vi a mi vecino practicando zoofilia”. — Leonardo, 30 años

“Comí únicamente manzana durante un viaje”. — Óscar, 46 años.

“Casi me ahogo en un río”. — Paulina, 27 años.

“Mi hermano me perseguía con pescados”. — Mónica, 22 años.

“Tía dramática quería suicidarse cada Navidad”. — Melissa, 25 años.



“Vomité y me dieron una cucharada”. — Sergio, 25 años.

“Ver el video de la morsa”. — Fer, 19 años.

“Caí de la cama y convulsioné”. — Rosario, 19 años.

“Las lagartijas entran por orificios corporales”. — Luty, 45 años.

“Sonámbula tiré mi ropa del clóset”. — Ariela, 23 años.

“Me hice popó en la escuela”. — Uriel, 27 años.

“¡Me daban licuado de mamá Antonia!”. — Caro, 34 años.

“Enterré una varilla en mi frente”. — Itzel, 26 años.

“Comí Doritos y vomité 5 veces”. — Victoria, 19 años.

“Caí de árbol, aún tengo acrofobia”. — Fernaura, 19 años.



“Me senté en un asiento vomitado”. — Dev, 22 años.

“Mi tía se disfrazó de sayayín”. — Noé, 29 años.

“Mis calzones cayeron a media avenida”. — Nohemí, 22 años.

“Casi me ahogo con queso Oaxaca”. — Diana, 25 años.


Sergio extrapola todos sus traumas infantiles en Instagram.

Tagged:
VICE México
trauma
Psicología
niñez
afectaciones