Leo Castelli: el Santo Patrono del Pop, Minimalismo y Neoexpresionismo
Creators

Leo Castelli: el Santo Patrono del Pop, Minimalismo y Neoexpresionismo

Rauschenberg, Warhol, Pollock, Twombly y más deben parte de su éxito a este hombre.
26 Septiembre 2017, 2:30am

El mercante que cambió la escena de arte en Nueva York fue el italiano Leo Castelli, nacido en Trieste, Italia en Septiembre 4 de 1907. Su padre, Ernest Kraus originario de Hungría, se mudó a Italia para después tomar el apellido Castelli que hasta ahora suena cuando se habla de los legados más importantes del arte. Castelli ayudó a desarrollar y promover los movimientos Pop, Minimalista, Conceptual y Neoexpresionista. Él le dio sus primeras exhibiciones a Jasper Johns, Frank Stella y Roy Lichtenstein y le trajo atención a Andy Warhol, Ellsworth Kelly, Cy Twombly, Donald Judd, Dan Flavin, Joseph Kosuth y Richard Serra entre otros.

Leo Castelli siempre quería ser la persona que descubre a los grandes genios artistas y no se molestaba en trabajar con un artista que previamente hubieran tenido representación. Él opinaba que aparte de tener buen ojo para detectar buena obra, también debes de tener buen oído para escuchar comentarios, sentir vibraciones y identificar reacciones. Una vez que identificas que hay un movimiento emergiendo, escoges a los mejores practicantes de dicho movimiento. Castelli llegó a Nueva York como refugiado de Europa durante la Segunda Guerra Mundial y comenzó a vender, de manera privada, obras de Wassily Kandinsky.

Dan Flavin - Sin Título (Para Leo Castelli)

Él convencía a los europeos que el arte americano de los sesenta tenía la mayor importancia a nivel internacional, mismo hecho que no se había logrado antes. El hecho de que él fuera europeo ayudaba a saber cómo convencer a sus compatriotas y su manejo de varios lenguajes, le apoyaba en su labor de persuasión.

El crítico de arte Clement Greenberg, introdujo a Castelli a los artistas americanos emergentes. Castelli compró obras de Klee, Mondrian, Gorky y Pollock a precios bajos (su riqueza, en su mayoría, se debe a su colección).

A sus 50 años, en el año 1957, el mercante abrió su primer galería montada dentro de su propio apartamento para darle su primera exhibición a Jasper Johns en 1958.

Castelli tenía excelente relaciones con curadores y coleccionistas ambos de Estados Unidos y de Europa. Para 1964 su artista, Robert Rauschenberg, se convertía en el primer americano en ganar el "International Grand Prize" en el Bienal de Venecia. Así fue como el balance del prestigio entre arte americano y europeo nunca volvería a ser el mismo. El mercante también manejó la obra de artistas europeos tales como Yves Klein, Jan Dibbets y Hille Brecher.

Robert Rauschenberg - Canyon

Se le atribuye a Castelli darle su importancia al Expresionismo Abstracto con una exposición que el organizo llamada "9th Street Show" incluyendo obra de 60 artistas tales como de Kooning, Pollock, Franz Kline, Lee Krasner, Grace Hartigan, Philip Guston y Hans Hofmann, dictando quienes eran los jugadores relevantes de este movimiento.

Después, en 1970, continuó por abrir una segunda galería, un poco más al este. Durante esta década, varios artistas conceptuales, tales como Joseph Kosuth, Lawrence Weiner and Hanne Darboven se unieron a la representación de la galería. Él era un personaje muy social y buscaba conocer e interactuar con gente ya que independientemente si se trataba de lograr una venta, él opinaba que el negocio, la mayoría de las veces, llegaba como consecuencia de las habilidades sociales. Sin embargo, Castelli tenía sus coleccionistas favoritos a los que les tenía mayor consideración y se rehusaba a vender obra a otro. También cultivó una red de galerías con base en otras ciudades que cooperaban para mostrar a sus artistas y después dividir las ganancias de las ventas. Castelli, es bien conocido por darles estipendio a sus artistas independientemente si sus obras vendían bien o no. Leo Castelli también actuó como un mentor para los ahora famosos galeristas Larry Gagosian, Mary Boone y Jeffrey Deitch .

En 1999, el galerista movió su espacio al norte de la ciudad de Nueva York donde ha encontrado hogar hasta la fecha. La galería, ahora dirigida por Barbara Bertozzi Castelli, mantiene su compromiso a mostrar lo mejor del arte de posguerra alternando sus exhibiciones para mostrar obra nueva que vuelve a cuestionar el entendimiento del Pop, el Minimalismo y el Arte Conceptual. Leo Castelli dejó récord de todas sus ventas que su galería género hasta el día en que el murió. Esta información ayuda mucho a los nuevos comerciantes y coleccionistas para aprender más sobre la providencia de las obras.

Relacionados:

Félix González-Torres: el cubano que luchó contra el SIDA usando arte

¿Cuánto tiempo es el correcto para observar una obra de arte?

La feria de arte: su importancia y poder en la industria