Publicidad
Ucrania

'Intento ayudar a la gente que ha sido bombardeada por un régimen fascista'

Hablamos con un médico español voluntario en el frente prorruso del Donbass en Ucrania. Como muchos otros voluntarios extranjeros ha decidido participar en este conflicto aportando sus conocimientos médicos en el frente.

por Dániel Stemler
26 Agosto 2015, 11:35am

Imagen vía Javier Benítez Fuentes

Desde el inicio de la Guerra de Donbass incontables voluntarios de diferentes países han ido a esta zona de conflicto para incorporarse a los batallones prorrusos y luchar por la independencia del territorio este de Ucrania, también conocido como Novorrusia. Esta parte de Ucrania, antes gobernada por el Imperio Ruso, desde la primavera de 2014 es el lugar de una guerra civil sangrienta entre el ejército ucranio y los distintos batallones de los separatistas de Novorrusia.

Entre estos voluntarios había varios españoles que, tras volver a España, fueron detenidos por violar la neutralidad de España en este conflicto, según el ministerio del Interior. Ellos ya están libres con cargos, pero todavía quedan voluntarios españoles en la región de Donbass. Uno de ellos es Javier Benítez, que no está allí para luchar con rifles y lanzagranadas, sino con bisturí y medicinas. Es médico.

'Estamos en una guerra, en brigadas que matan' — Hablamos con uno de los españoles que permanecen en el frente prorruso del Donbass en Ucrania. Leer más aquí. 

En el verano de 2014, tras terminar su carrera en medicina en la Universidad de Badajoz, Javier Benítez Fuentes, de 24 años, decidió ir a Donbass como voluntario médico para ayudar y tratar a la población civil y a los soldados de Novorrusia.

En España era activista de la anarcosindicalista Confederación Nacional del Trabajo (CNT), y dice que quería ayudar a la gente de Donbass directamente, así que organizó su viaje y se marchó a Rostov (Rusia) cerca de la frontera con Ucrania para ultimar sus preparaciones antes de cruzar la frontera el 20 de febrero de 2015.

VICE News: ¿Qué te llevó a Donbass?
Javier Benítez Fuentes:
He venido aquí porque desde que nací he estado viendo en la televisión como los EEUU, la OTAN y el mundo occidental han bombardeado países, difundiendo sus ideas y forzando a la gente a irse fuera, y ya estaba cansado de ver estas noticias. Así que decidí venir aquí y ayudar directamente, porque creo que mis ideas tienen que tener lugar no sólo en mi cabeza, sino también en el mundo real. Así que he venido aquí para ayudar todo lo que puedo.

¿Cómo fue tu ruta hasta Ucrania? Asumo que necesitaste contactos para llegar a una zona de conflicto como es Donbass. 
Sí, hablé con algunos españoles que conocían gente de aquí (Donbass). Primero fui a Rostov en Rusia y después, el 20 de febrero, crucé la frontera de Ucrania. Todo legal, con visado ruso. Inicialmente fui a Alchevsk que era una zona controlada por la Brigada Prizrak ("Ghost Brigade"), allí estuve de voluntario como médico; luego fui a Komisarivka para tratar civiles y milicianos. Al principio, trabajaba con otros dos médicos, pero, de repente, se fueron y yo me tuve que quedar a cargo del tratamiento de muchas personas. Estuve muy estresado, porque al principio "no sabía una mierda" y la manera en la que los médicos rusos tratan a sus pacientes y el equipamiento que poseen son muy distintos. Así que tuve que aprender muy rápido. Durante los primeros días estaba leyendo todo el día y buscando en Internet todas y cada una de las medicinas que usábamos. También fue difícil porque no hablaba ruso, pero tenía un amigo español que me ayudaba y trabajábamos juntos como un equipo médico: él traducía y me ayudaba con las heridas y lesiones.

Luego fui a la primera línea de batalla, cerca de Debáltsevo, para ofrecer mis servicios en aquella zona. Afortunadamente no eran muchos heridos, pero había algunos graves. Por ejemplo, estuve tratando a un chico que perdió los dos pies por una mina terrestre, y a otro que había recibido un disparo en su mano, y cosas así.

¿Cómo son las condiciones para los médicos? ¿Tenéis suficientes suministros médicos y medicinas? 
Bueno, desde que existe un bloqueo de la parte oeste por parte de Kiev faltan muchas cosas, y dependemos fuertemente de las ayudas humanitarias. Por ejemplo, tenemos pocos antibióticos, un día no encontré ni betadine. Es muy difícil, pero es algo mejor que al principio. También hay que tener en cuenta que estoy en Donetsk, que es el centro de Donbass, lo que significa que toda la ayuda humanitaria llega aquí primero y depués va a los pequeños pueblos de los alrededores; allí la situación tiene que ser muy mala.

¿Cuáles son los países que mandan ayuda humanitaria y asistencia médica?
Oficialmente, creo que el país principal que manda ayuda humanitaria y médica es Rusia. Luego también algunas ex-repúblicas soviéticas. Extraoficialmente, ONGs y otros donantes a título individual. Si tienes en cuenta toda la ayuda humanitaria que llega es muy poca, pero también recibimos de gente española y de organizaciones políticas españolas. La mayoría de ellas son izquierdistas y anti-OTAN, por supuesto.

¿Hay algúna organización médica internacional en Donbass, como Médicos Sin Fronteras?
Oí que Médicos Sin Fronteras está trabajando aquí, pero nunca les he visto. Creo que no tienen muchos recursos. No han mandado demasiados médicos aquí. En fin, son organizaciones occidentales y la gente aquí no es fan de los occidentales. La Cruz Roja está también aquí, sus trabajadores viven en el mismo hotel que los de OSCE (Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa) en el bulevar Puskin. Cada vez que paso por allí, todos sus coches están ahí parados, así que no parece que trabajen mucho. Pero es sólo mi opinión.

En tu página de Facebook compartes muchas fotos sobre tu vida en Donbass. Todo el mundo puede ver tus fotos, incluso la policía española o el CNI [Centro Nacional de Inteligencia. ¿No tienes miedo de que cuando vuelvas a España te vayan a arrestar o del posible impacto de tu viaje en tu futuro?
No tengo miedo de mostrar mi cara porque creo que no tengo nada de qué avergonzarme. No hago nada malo. Intento ayudar a la gente que ha sido bombardeada por un régimen fascista. De todos modos, aunque quisiera ocultar mi cara, no creo que los servicios de inteligencia occidentales tuviesen ningún problema en conocer mi identidad. Así que sería un pérdida de tiempo. En realidad, no creo que haga nada malo. Estoy orgulloso de lo que estoy haciendo aquí. Intento ayudar a la gente, así que no creo que deba ocultar mi cara.

¿Cómo ves el papel de España en este conflicto?
Bueno, España es miembro de la OTAN, y la OTAN está interesada en difundir su influencia al otro lado de la frontera rusa. Mi país obviamente apoya eso. Oficialmente España no ha mandado ningúna ayuda militar letal, pero sí ha mandado ayuda militar no letal a la parte oeste de Ucrania, como por ejemplo, cascos y chalecos antibalas.

¿Has estado en alguna situación particularmente peligrosa?
Estuve en la primera línea de la República Popular de Lugansk, al lado de Kirovsk. Allí la situación fue muy peligrosa, un amigo mío murió allí por culpa de una mina terrestre. Aquí en Donetsk estuve en la primera línea del aeropuerto, donde fuimos bombardeados. Afortunadamente no fui lesionado, y espero que siga así.

La situación más peligrosa a la que me he visto expuesto fue cuando estuve en un pueblo al lado del aeropuerto. Estaba andando por la pista del aeropuerto cuando fui bombardeado por un AGS [lanzagranadas automático]. Tuve que esconderme muy rápido, pero estuve muy cerca de ser alcanzado por una granada.

A parte, en Alchevsk una noche hubo una gran tormenta de nieve y tuve hipotermia. Estuve muy cerca de morir. Como hay un bloqueo por parte de Kiev, no hay mucha comida y todo es muy caro. No hay suficientes verduras ni frutas, por lo que lo que comía no me aportaba suficientes vitaminas y tuve que estar en el hospital durante un mes por problemas cardiacos.

¿Cómo es tu rutina diaria? ¿Estás en el hospital o en primera línea de combate?
Depende, en Alchevsk trabajaba como un médico de familia, atendiendo también casos de emergencia. Aquí en Donetsk, trabajo con otros médicos, a veces funciono como un enfermero, otras veces como médico, depende de la situación. También intento recoger ayuda médica de europeos, mientras informo al mundo exterior de lo que pasa aquí en Donbass.

¿Cómo ves la situación ahora allí?¿Cuándo crees que acabará esta guerra?
Acabará en cuanto la OTAN pare de presionar y forzar al gobierno ucranio a atacar esta región, y cuando el mundo occidental quiera llegar a un acuerdo de paz. Ojalá sea pronto, pero no lo sé. Llegué a Donetsk hace aproximadamente tres meses, y al principio había muchos bombardeos, pero ahora cada vez se oyen menos bombas, así que creo que es una buena señal.

¿Has pensado en volver a España? ¿Hasta cuando quieres quedarte allí?
Sí, he pensado en volver a casa, me gustaría volver a España pronto, si puede ser dentro de un mes más o menos, sería bueno, porque estoy débil. Desde que estuve en el hospital no he podido recuperarme completamente. Y también me gustaría ver a mi família y a mi novia, y estar con ellos. Pero no depende de mí, porque es muy difícil volver a casa. Tengo que cruzar la frontera rusa, y ahora es muy complicado.

Obviamente, no puedo volver a España desde Kiev, porque no creo que llegase a Kiev con vida. Sería quemado vivo o crucificado por el Batallón Azov. Eso es lo que hacen con gente como yo, que ayuda aquí en Donbass. Por eso, como he dicho, tengo que cruzar la frontera, pero es difícil. Así que no tengo ni idea de cuando voy a poder volver. Tampoco sé qué van a hacer las autoridades españolas conmigo cuando llegue a España, pero creo que no he hecho nada ilegal. Obviamente el gobierno español no está interesado en ayudar a esta gente, así que supongo que yo no sigo su agenda política. Así que no sé qué tipo de cálida bienvenida voy a recibir.

Sigue a Dániel Stemler en Twitter: @StemDan

Tagged:
VICE News
Donetsk
Donbass
Europa
ESPAÑA
Rusia
Alchevsk
guerras y conflictos
Lugansk
přízrak
internacionalistas
javier benitez fuentes