Publicidad
africa

Alrededor de 1,4 millones de niños podrían morir de hambre en cuatro países africanos

La situación es tan crítica en Nigeria, Somalia, Sudán del Sur y Yemen que Naciones Unidas teme que haya tantas muertes —o más— como en 2011, cuando la hambruna llegó a su pico más alto en la zona oriente del continente.

por Martín Andrade
12 Marzo 2017, 12:37am

Imagen por Antoine de Ras/EPA

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

En Nigeria, Somalia, Sudán del Sur y Yemen cerca de 1,4 millones de niños están en riesgo de morir antes de que termine el año debido a la hambruna.

Un informe del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) reportó que los menores hoy presentan cuadros de desnutrición severa y aguda, tal y como ocurrió cuando la hambruna azotó en 2011 a la región conocida como el cuerno de África.

En aquel año, una letal combinación de fenómenos metereológicos, como La Niña y El Niño, ocasionaron que no lloviera durante dos años, lo que causó pérdidas en las cosechas, el encarecimiento de los alimentos en países ya de por sí empobrecidos y la acaparación de cultivos por parte de grupos rebeldes. Hace seis años, murieron alrededor de 250.000 personas, según los cálculos oficiales más conservadores.

El Niño desencadena la peor sequía africana en décadas y provoca una colosal hambruna. Leer más aquí.

Ahora, ese fantasma ronda de nuevo por África. De acuerdo con la agencia de las Naciones Unidas, en Nigeria hay 450.000 niños afectados, principalmente en estados como Borno y Adamawa, donde hay conflictos armados y la ayuda humanitaria no lega.

En Somalia, entre 185.000 y 270.000 niños podrían morir en los próximos meses debido a la falta de alimentos. En ese país, la competencia por un bocado es feroz: casi la mitad de la población está en pobreza alimentaria grave.

"(En Sudán del Sur) Más de 270.000 niños sufren desnutrición severa en este país, sacudido por el conflicto, la pobreza y la inseguridad", se lee en el reporte. "Si no se hace nada para reducir la gravedad y la expansión de la crisis alimentaria, el número de personas afectadas por la inseguridad alimentaria podría aumentar de 4,9 millones a 5,5 en el punto álgido del periodo de escasez en julio".

Y en Yemen, unos 462.000 niños sufren desnutrición severa aguda, lo que representa un aumento en las cifras del 200 por ciento respecto a 2014.

"El tiempo se agota para más de un millón de niños", señaló en el reporte el director ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake. "Aún podemos salvar muchas vidas. La desnutrición severa y la hambruna inminente están en gran parte causadas por el hombre. Nuestra humanidad nos exige actuar más rápido".

Sigue a Martín Andrade en Twitter: @godomarto

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs

Tagged:
VICE News
Yemen
Somalia
El Niño
NIGERIA
UNICEF
Cambio climático
sequía
ONU
alimentos
sudan del sur
hambruna