Publicidad
Estado Islámico

Gran Bretaña trabaja para identificar al nuevo ‘Jihadi John’

Los expertos británicos están trabajando duramente para analizar la voz del flamante yihadista, quien, entre otras cosas, asegura que Estado Islámico invadirá Gran Bretaña en el futuro.

por VICE News
04 Enero 2016, 2:45pm

Imagen vía Estado Islámico

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Las fuerzas de seguridad y los servicios de inteligencia británicos se encuentran analizando el vídeo publicado ayer por la organización terrorista Estado Islámico (EI) en que se ve a un hombre de acento inglés que se dispone, presuntamente, a ejecutar a varios rehenes.

La tecnología de reconocimiento de voces será empleada para comprobar si la voz del hombre, quien amenaza al primer ministro británico David Cameron y vaticina que Estado Islámico invadirá Gran Bretaña en el futuro, encaja con la de alguno de los varios exiliados del Reino Unido que han viajado a Siria e Irak.

Las escalofriantes imágenes colgadas presuntamente por miembros de EI muestran cómo el yihadista británico dispara a uno de los rehenes en la cabeza. Acto seguido, varios individuos enmascarados asesinan a los otros presuntos cuatro rehenes.

Una vez culminada la ejecución se ve a un niño que apenas debe alcanzar los cinco años de edad y que luce un pañuelo en la cabeza. El niño abre la boca para decir. "Así que sal a matar a los kuffar [infieles] aquí mismo".

Antes de ser presuntamente ejecutados, los rehenes se identifican a sí mismos como sirios de Raqqa y aseguran que se les ha suministrado equipamiento como cámaras de camuflaje para "supervisar" las actividades de EI. Igualmente, los supuestos ejecutados "confiesan" haber llevado a cabo operaciones de reconocimiento militar auspiciadas por las autoridades británicas.

Lo que no queda claro es si están afiliados a alguna organización humanitaria, como sucedió en el caso de los activistas asesinados tras documentar las condiciones en que se vive en los territorios controlados por EI.

Abu al Furat, uno de los miembros de uno de los grupos de activistas de Raqqa que luchan contra Estado Islámico (EI), declaró a la BBC que las víctimas eran tenderos y empresarios locales y que duda mucho que jamás hubiesen espiado para Gran Bretaña.

"Conozco personalmente a dos de ellos, y ambos habían empezado a manifestarse desde muy jóvenes" cuenta. "Son los hijos de la revolución siria en Raqqa".

Al Furat también ha dicho que "Daesh se está derrumbando. Lo que sucede es que acuden a esta clase de vídeos para proclamar que sus cuerpos de seguridad siguen funcionando efectivamente y que todavía son fuertes".

Estado Islámico manda un 'mensaje de advertencia a Cameron' con un vídeo de ejecuciones. Leer más aquí. 

Un portavoz de la Oficina del Reino Unido en el Extranjero (FCO ) en sus siglas inglesas) ha asegurado que el gobierno está investigando el contenido del vídeo, al que ha bautizado como "propaganda de Daesh".

Por su parte, otra fuente del FCO ha declarado a The Guardian que lo más probable es que EI esté intentando desviar la atención de sus "últimos fracasos militares en Irak, y de su incapacidad para cuidar de la gente en las zonas que controla".

Margaret Gilmore, experta en seguridad y miembro de la think tank Royal United Services Institute, ha subrayado la misma idea en declaraciones ante las cámaras de la BBC. Gilmore cuenta que EI "está intentando quitarle peso a las últimas derrotas militares". Para ella, el vídeo rezuma un evidente "tufo a desesperación".

Tendrá que pasar algún tiempo antes que las autoridades del Reino Unido sean capaces de identificar al hombre enmascarado. El vídeo le presenta como el "nuevo Jihadi John" — en alusión a Mohammed Emwazi, el ciudadano inglés que había aparecido en multitud de presuntos vídeos de ejecuciones yihadistas, antes de ser abatido por un dron en Siria, durante el pasado mes de noviembre.

Se estima que hasta la fecha son ya alrededor de 800 los británicos que han viajado hasta Irak y Siria para sumarse a las tropas de Estado Islámico. Se calcula, igualmente, que la mitad de ellos habrían vuelto a casa.

Sigue a VICE News en Español en Twitter: @VICENewsES