Publicidad
VICE News

Presos de EEUU van a huelga para dejar de ser 'esclavos' de Victoria's Secret y Starbucks

Reclusos de más de 20 estados del país se negaron a cumplir con sus labores para exigir mejores condiciones carcelarias y laborales. Algunos tienen un salario de 20 centavos de dólar por hora y trabajan para empresas como Wal-Mart y AT&T.

por Brendan James
12 Septiembre 2016, 6:35pm

Foto by Jim Lo Scalzo/EPA

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Prisioneros en más de 20 estados decidieron ponerse en huelga el pasado viernes, rehusándose a cumplir con los trabajos asignados y pidiendo "poner fin a la esclavitud carcelaria". El paro, que tuvo lugar durante el 45 aniversario del levantamiento de la prisión de Attica de 1971, marca uno de los mayores intentos de huelga dentro de las prisiones en décadas.

"La esclavitud sigue estando presente en el sistema penitenciario, pero a finales de este año, no lo estará", afirma un comunicado publicado por el Comité Organizador de los Trabajadores Encarcelados (IWOC, por sus siglas en inglés), grupo organizador de la huelga.

No es de sorprender que los más de dos millones de presos tengan que fregar pisos y lavar retretes en sus instalaciones, además estos reclusos también son mano de obra barata, y en estados como Texas, incluso gratuita.

Mientras los presupuestos estatales se han reducido, las prisiones han implementado nuevos programas de trabajo. Los reclusos reparan las tuberías públicas, quitan animales muertos de las carreteras, se encargan de espacios como los cementerios e incluso realizan trabajos de soldadura submarina.

En EEUU los presos pagan más por usar el teléfono. Leer más aquí.

"Pensemos cuánto cuesta encarcelar a alguien", dijo el senador republicano John Ensign en 2011, abogando a favor de programas como estos. "¿Queremos que sólo estén sentados en prisión, levantando pesas, volviéndose más violentos mientras piensan en el siguiente crimen? ¿O queremos que tengan un pequeño propósito en la vida y aprendan algún oficio?".

El verdadero alcance de la fuerza penitenciaria va más allá del desarrollo personal y el trabajo público: se trata de un buen negocio. Los prisioneros empaquetan café para Starbucks, cosen ropa para Victoria's Secret, son operadores telefónicos para AT&T y limpian algunos productos de Walmart.

Las empresas cierran tratos con prisiones públicas y privadas, quienes les proveen fuerza de trabajo por 20 centavos de dólar por hora. Los negocios y gobiernos ahorran bastante.

"En la prisión Holman, se producen placas de auto para el estado y también tenemos una maquila", dijo Robert Horton, gerente de comunicaciones para el Departamento de Correccionales de Alabama, y añadió que las operaciones no habían sido afectadas por la huelga.

'Sabemos lo que pasa cuando no estás con IWOC; veamos lo que sucede cuando sí lo estás'

Los prisioneros no tiene permitido sindicalizarse, ya que la ley no los considera empleados. Eso es algo que IWOC está tratando de cambiar reclutando presos clandestinamente para unirse a un gremio libre de cuotas.

"No puedes cambiar las cosas a través de un proceso de quejas que no funciona, o a través de cortes que están claramente en tu contra, ni con peticiones a los legisladores a los que no les importas porque no tienes derecho a votar, o con huelgas de hambre cuando los oficiales quieren que estés hambriento, ni tampoco con cartas a periódicos que han ignorado la situación por décadas", afirma el sitio web del grupo.

"Sabemos lo que pasa cuando no estás con IWOC; veamos lo que sucede cuando sí lo estás".

Sigue a Brendan James en Twitter: @deep_beige

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs

Tagged:
americas
Wal-Mart
prisión
Starbucks
victoria's secret
AT&T
huelga de hambre
Esclavitud moderna
sociedad
cárcel privada