Publicidad
francia

La ultraderecha francesa roza el poder y Le Pen proclama su ‘inexorable ascensión’

La asociación de última hora entre el Partido Socialista y el partido de Los Republicanos ha permitido impedir la anunciada victoria autonómica de la ultraderecha francesa, liderada por la controvertida Marine Le Pen.

por Reuters y VICE News
14 Diciembre 2015, 10:42am

Foto di Olivier Hoslett/EPA

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

La ultraderecha francesa consiguió más votos que ningún otro partido en la primera ronda de las elecciones regionales de la semana pasada. Sin embargo, la segunda vuelta celebrada ayer, han dejado al Frente Nacional (FN), el partido anti inmigración que dirige Marine Le Pen, fuera de todos los ayuntamientos que aspiraba a conquistar.

El Frente Nacional (FN) parecía destinado a lograr una victoria sin precedentes. La masacre yihadista del pasado 13 de noviembre en París, en la que murieron 131 personas, había disparado los índices de popularidad de la extrema derecha gala. La semana pasada, durante la primera vuelta de las autonómicas, el FN cosechó los mejores resultados de toda su historia. El aplastante resultado provocó la fulminante reacción del Partido Socialista, que decidió retirar a sus candidatos de las regiones del norte y del sudeste donde el FN había subido más, y hacer un llamamiento de urgencia a los ciudadanos de ambos zonas para que votasen a Los Republicanos, el partido conservador del ex presidente Nicolás Sarkozy, en su lugar.

Le Pen aúpa la ultraderecha como primer partido francés en las elecciones regionales. Leer más aquí.

Le Pen, que tenía la esperanza de usar el poder regional como trampolín para impulsar sus posibilidades en las elecciones presidenciales de 2017, perdió por un amplio margen en el norte de Francia el domingo, donde su partido consiguió el 42,8 por ciento de los votos frente al 57,2 por ciento para los conservadores.

En el otro bastión de la extrema derecha, en el sudeste del país, una zona en la que el FN ha subido como la espuma gracias a la incipiente popularidad de su candidata, Marechal Le Pen, sobrina de Marine, Los Republicanos se han hecho con el 54.5 por ciento de los votos, frente al 45.5 del Frente Nacional.

Por otro lado, en la zona este, donde los socialistas no se retiraron pero donde el FN logró muy buenos resultados en la primera ronda, la centro derecha de Los Republicanos ha alcanzado el 48.4 por ciento de los votos, significativamente por encima del 36.4 por ciento del FN.

Los resultados son un inesperado varapalo para Le Pen, quien se había ilusionado con que la victoria regional sería el preámbulo de su soñada conquista nacional en las elecciones generales que el país galo celebrará en 2017.

Denuncian que Francia envía los migrantes de Calais a centros de detención. Leer más aquí.

Pese a todo, Le Pen ha asegurado que los resultados no van a hacer mella en "el inexorable ascenso, elección tras elección, del movimiento nacional". Le Pen ha subrayado que el crecimiento de la ultraderecha es imparable.

La líder ultra conservadora celebró, además, lo que ha descrito como la "total erradicación" del partido Socialista en el norte y el sudeste.

Le Pen ha elogiado a todos sus votantes por haber resistido la campaña de "intimidación, infantilización y manipulación" orquestada en su contra. La dirigente francesa describió las maniobras por detenerla como "difamatorias", en un tuit publicado ayer.

Las maniobras políticas de urgencia han impedido que la ultraderecha gala haya triunfado esta vez. Sin embargo, Sarkozy proclamó ayer que la mayoría de los políticos convencionales no deben de ignorar la amenaza que representan las tempranas victorias del FN.

"Es hora de que analicemos en profundidad cuáles son las preocupaciones de los franceses. Y es hora de responderlas con determinación y con todo lujo de detalle", expresó el líder en alusión a Europa, el desempleo y las crisis en seguridad e identidad que atraviesa el país.

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs

Tagged:
VICE News
Política
Europa
Frente Nacional
FN
Marine Le Pen
Nicolas Sarkozy
Atentados París
Elecciones Francesas
marechal le pen
ultraderecha francesa