5_13_2020_CONSPIRACY_THEORIST_USING_COVID_TO_SELL_ASCENSION_CV_RATIO
Imagen: Cathryn Virginia

Los teóricos de la conspiración ovni ofrecen la 'Ascensión' de este mundo infernal por $333 dólares

David Wilcock y Corey Goode ofrecen salvación, protección contra el "estado profundo de los Illuminati" y falsas explicaciones para el COVID-19 a millones de personas a través de YouTube.
traducido por Laura Castro
15 Mayo 2020, 7:15pm

Artículo publicado originalmente por VICE Estados Unidos.

De pie bajo la cálida iluminación de su sala de estar, el popular teórico de la conspiración ovni David Wilcock le decía a su audiencia de YouTube Live que el "Estado Profundo Illuminati" fue responsable de la pandemia de COVID-19 y que sabía los secretos sobre cómo salvar a la humanidad de la crisis. Más de 20,000 personas se encontraban mirando su transmisión; cientos de dólares en donaciones comenzaron a llegar a través de YouTube Superchat. El video ahora tiene más de un millón de visitas.

Poco más de una semana después, el compañero de causa de Wilcock, Corey Goode, publicó un video en el que afirmaba, sin sentido, que según la información privilegiada que ha recibido por parte de integrantes del gobierno, el nuevo coronavirus fue diseñado como un "arma biológica en una universidad estadounidense" y, luego, contrabandeado a China por un estudiante para ser usado como una herramienta de control poblacional. Concluyó su video afirmando que no estaba seguro de si su fuente era completamente precisa.

No hay nada nuevo en el hecho de que dos teóricos de la conspiración aborden el tema del COVID-19; la crisis se ha convertido en una mina de oro para quienes promueven los fraudes, los tratamientos falsos, la xenofobia y el sinsentido en general. Sin embargo, Wilcock y Goode ofrecen algo diferente a los conspiradores promedio que despotrican sobre las torres de la tecnología 5G; ellos son figuras significativas en la "comunidad de las revelaciones", un segmento de la Nueva Era de la subcultura ovni basado en la teoría de conspiración que afirma que el gobierno está ocultando la verdad sobre los extraterrestres. Combinados, los dos hombres tienen más de medio millón de seguidores a lo largo de varias plataformas de redes sociales. Y si bien ambos tuvieron un comienzo humilde como teóricos comunes de la conspiración ovni, es posible que este momento de crisis los haya beneficiado de forma única. Después de todo, afirman haberse convertido en profetas cuasi divinos que ofrecen la salvación del cataclismo mundial, a la vez que representan un gran desafío legal para cualquiera que llegue a describir a Wilcock, un hombre que ha iniciado lo que para todos los efectos y propósitos parece ser su propia religión, como un líder espiritual.

Wilcock y Goode se asociaron por primera vez hace varios años, promoviendo mutuamente sus locas narrativas. Su documental de 2019 The Cosmic Secret cuenta la historia de una catástrofe mundial próxima a suceder, según lo que Wilcock describe como sus comunicaciones telepáticas con seres extraterrestres. El fin del mundo, más específicamente, será el resultado de un "cambio de los polos terrestres". (Si bien los polos de la Tierra han cambiado y experimentan cambios menores a lo largo de miles de años, a los geomagnetistas convencionales no les preocupa que ocurra un cataclismo mundial en el corto plazo). Wilcock y Goode afirman que la Luna es hueca y sirvió como hogar para una civilización alienígena que vivió en la Tierra miles de millones de años antes que los humanos. Citan a las esferas de Klerksdorp, pequeñas bolas de pirita con surcos finos, como evidencia de que una "antigua raza de constructores" ocupó la Tierra hace miles de millones de años.

Wilcock no solo es ampliamente conocido en el mundo ovni, sino que por lo regular también funge como su embajador al exterior del mismo. Ha publicado libros con Penguin Random House, uno de los medios editoriales más grandes del mundo. Según su biografía, ha aparecido en "600 episodios de televisión", lo que incluye el programa Ancient Aliens.

Wilcock afirma que siendo un niño fue seleccionado para ser el mensajero de la humanidad por unos seres extraterrestres "buenos" y altamente avanzados que están involucrados en una guerra cósmica, que abarca tanto el tiempo como el espacio, al estilo de los Avengers, contra unos extraterrestres malvados. Los humanos malvados, un poderoso grupo oculto al que llama el "Estado Profundo", dirigen un programa espacial secreto, dice, y participan activamente en una guerra silenciosa para detenerlo. Explica que su "Alianza" conformada por miembros del gobierno no identificados, denunciantes secretos, aliados alienígenas y seguidores está librando una guerra contra la corrupción y el mal. Uno de estos supuestos miembros del gobierno, Goode, afirma que es un émpata que viaja en el tiempo y que, junto con el gobierno, forma parte de un programa espacial secreto donde lo han hecho "volver en el tiempo" debido a su trabajo de décadas con varias especies alienígenas, ya que es un victorioso guerrero representante de la Tierra. Él está en contacto, dice, con una especie alienígena conocida como los "Aviares Azules", y se desempeñó como "asistente de un Delegado rotativo de la Tierra (función compartida por grupos secretos del gobierno terrestre) en un Consejo similar a los de los humanos, pero de una Superfederación alienígena".

Aunque Wilcock y Goode han estado activos en los círculos relacionados con los ovni ya por un tiempo, el año pasado Wilcock inició oficialmente lo que parece ser esencialmente una religión. Wilcock Spiritual Healing and Empowerment, una organización sin fines de lucro exenta de impuestos de la cual es presidente y director, se encuentra registrada en el estado de Nevada, junto con su negocio con fines de lucro, Divine Cosmos LLC. Ambas organizaciones son mantenidas por una compañía de administración de capital en Las Vegas llamada Corporate Capital Inc. Según el sitio web, Wilcock Spiritual Healing and Empowerment es "una organización dedicada a empoderar lo sagrado [...] Ofrecemos cursos de educación espiritual, en línea y en persona a través de conferencias, y compartimos material escrito y en video para potenciar y elevar el alma". También aceptan donaciones. En el blog de Divine Cosmos de Wilcock, escribió: "También me complace informar que ya establecimos nuestra propia fundación sin fines de lucro, por lo que cualquier donación que puedan enviar para que continuemos con nuestra labor ahora está completamente libre de impuestos: Donen aquí".

"Ofrecemos cursos de educación espiritual, en línea y en persona a través de conferencias, y compartimos material escrito y en video para potenciar y elevar el alma".

Si bien los dos hombres han negado expresamente ser líderes religiosos o espirituales (no está claro por qué, y al contactarlos en busca de comentarios respondieron con cartas legales), lo que ofrecen parece asemejarse bastante a los cursos religiosos y espirituales. Wilcock explica que salvarse de un determinado destino se logrará a través de la Ascension. Según Wilcock, aquellos que estén listos vivirán al tener su conciencia en estados dimensionales superiores con "los extraterrestres buenos". A través de la meditación, de poner "un poco más del 50 por ciento de tus pensamientos y acciones al servicio de los demás", y de simplemente tener la mente abierta, dice, la conciencia de una persona puede salvarse de la catástrofe que los extraterrestres están a punto de inducir. Pide a sus seguidores que continúen siguiéndolo, que consuman su contenido impreso y digital y que paguen $533 dólares por las siete sesiones de su programa "Ascension Mystery School" [Escuela del misterio de la ascensión]. (A veces, también pide que hagan donaciones).

Siguiendo los pasos de Wilcock, Goode ha lanzado lo que él llama el Accelerating Ascension Online Course [Curso en línea de Aceleración de la Ascensión]. ("Literalmente, Corey es el Enoc de nuestros tiempos modernos", dice el sitio, "enviado a nuestro planeta para reavivar el mensaje de Conciencia Crística de amor, perdón y servicio a los demás como preparación para el momento más extraordinario de nuestra historia"). Goode no solo afirma ser un psuedo mensajero bíblico, sino que además promueve el mismo evento apocalíptico que Wilcock. Su curso le enseña a las personas sobre "zonas seguras, preparación para la familia y construcción de una red local". El curso de 10 semanas cuesta $333.33 dólares.

El fundamento de sus ideas radica en un libro de 1984 llamado La Ley del Uno, que afirma contener las palabras de un supuesto ser divino llamado Ra. Como muchos textos religiosos, enseña que el "amor" y la "luz" son las dos fuerzas esenciales que componen la estructura del universo. L/L Research, la organización que tiene la propiedad del texto, le dijo a Motherboard que mantuvo una relación con Wilcock hasta aproximadamente el año 2005, y que desde entonces, solo han intercambiado unos cuantos correos electrónicos. Nos explicaron que ellos le proporcionan el material de Ra al público de forma gratuita a través de su sitio web, no sin antes señalar que no están asociados con Wilcock o Goode.

“L/L Research le proporciona este material de forma gratuita al público a manera de compromiso con el amor y la unidad y no desea actuar como una autoridad en su interpretación, pero como custodios del material no podemos respaldar ni aprobar ciertos usos de La Ley del Uno, incluidos los usos que estimulan el pensamiento conspirador, resaltan y engrandecen a un individuo por encima de los demás, evitan tomar responsabilidad personal, crean daños sociales o promueven, en general, la separación y la confusión en un mundo ya de por sí confundido", le escribió a Motherboard en un correo electrónico Austin Bridges, director asistente de L/L Research.

"El lenguaje y las referencias religiosas están 'incorporadas' a la cultura ovni porque históricamente las personas de muchas culturas han mirado al cielo y han visto cosas que han despertado su asombro", dijo la doctora Diana Pasulka, profesora de filosofía y religión en la Universidad North Carolina Wilmington y autora de American Cosmic: UFOs, Religion, Technology [America Cósmica: ovnis, religión y tecnología]. Ella nos explicó que los eventos aéreos extraños a menudo eran vistos como presagios de "los últimos tiempos o se consideraban apocalípticos".

Desde principios de la década de 1950, han surgido innumerables religiones ovni. L. Ronald Hubbard creó la famosa y muy exitosa Iglesia de la Cienciología, cuyos fundamentos acreditan al jefe supremo alienígena Xenu como la fuente de toda la vida en la Tierra. El Movimiento Raeliano fue fundado por Claude Vorilhon en 1974; hasta hoy todavía enseña que la vida en la Tierra fue creada por extraterrestres llamados Elohim. Ese mismo año, Marshall Applewhite fundó Heaven's Gate, una mezcla entre las enseñanzas bíblicas y las profecías, las creencias esotéricas, el gnosticismo y la ciencia ficción. El culto fue noticia internacional en 1997 cuando Applewhite y 38 de sus seguidores se suicidaron, con la esperanza de que sus almas renacieran en una nave espacial alienígena que se encontraba detrás del cometa Hale-Bopp.

El surgimiento de internet y las redes sociales han cambiado la forma en que estos grupos funcionan y reclutan seguidores. Los grupos religiosos ovni modernos parecen estar formándose en la extraña intersección entre los medios marginales, la propagación viral del contenido en línea y la voluntad de una comunidad de creer en las palabras de los gurús. A veces, ha habido consecuencias trágicas.

En 2012, Kelly Pingilley, seguidora de la líder de culto Sherry Shriner, estaba tan aterrorizada porque se acercaba el apocalipsis alienígena que se suicidio con una sobredosis de pastillas para dormir. Siendo una extraña mezcla de evangelismo cristiano y las obras de los escritores de libros sobre alienígenas y conspiraciones David Icke y Bill Cooper (y guardando cierta similitud con las teorías propuestas en un documental de Wilcock y Goode de 2018), las enseñanzas de Shriner predicaron la existencia oculta de malvados alienígenas reptiloides aliados con Satanás, quien regía a los gobiernos mundiales. Su culto existió por completo a través de las redes sociales y YouTube; ella afirmó ser una mensajera divina enviada por Dios para salvar a la humanidad de la aniquilación por parte de los extraterrestres. En ese entonces, ella le dijo a la prensa que Pingilley había sido asesinada por la OTAN. En 2017, Steven Mineo fue asesinado a tiros por su novia Barbara Rogers debido a su enemistad con Shriner, quien le había dicho a sus seguidores que Rogers era una reptiliana malvada. Entonces, Mineo se volvió contra Shriner y, después de una serie de disputas en línea, fue asesinado por Rogers.

A mediados de diciembre de 2017, Brent Wilkins, seguidor del conspiracionista y gurú de la Nueva Era alienígena Bentinho Massaro, saltó de un puente en Sedona, Arizona, mientras se encontraba en un retiro dirigido por Massaro. Aunque Massaro asegura no ser responsable del hecho y nunca se presentaron cargos en su contra, la familia de Wilkins lo culpa por el suicidio de su hijo.

"El internet ha creado una realidad virtual en la que las personas pueden estar viviendo en sus casas o sus departamentos y, aun así, se encuentran mentalmente aisladas de todos los demás", dijo Steven Hassan, autor de Combating Cult Mind Control [El combate al Control Mental de los Cultos] y The Cult of Trump [El Culto a Trump]. "Entonces, en la era de los teléfonos inteligentes y el Internet, la antigua noción de que tienes que estar en un áshram aislado en algún lugar del bosque ya es obsoleta. Esto es, más a o menos, lo que está sucediendo.

Wilcock y Goode no le piden a las personas que abandonen a su familia o se muden a una comuna. Afirman constantemente que no son líderes espirituales y explican que cada quiene es su propio salvador. Por otro lado, Wilcock ha declarado públicamente que su contacto alienígena, que a veces se asemeja a Obi-Wan Kenobi de Star Wars, le ha dicho toda su vida que "se convertirá en una figura espiritual muy famosa". También ha afirmado que tiene visiones proféticas increíblemente precisas. Goode, por su parte, afirma ser un Enoc moderno, quien en el Génesis es elegido para vivir con Dios. Qué están haciendo exactamente si no ejercen el papel de líderes espirituales no está claro; lo que sí está claro es que no quieren ser descritos de esa forma.

El diseñador de contenido y periodista australiano Daniel James ha investigando el trabajo de Wilcock y Goode durante varios años. Después de someterse a un extenso tratamiento médico, James se encontraba convaleciente en el hospital cuando cayó por el agujero sin fin de los videos de YouTube sobre la Nueva Era de espiritualidad y conciencia. El algoritmo de YouTube comenzó a presentarle algunas recomendaciones bastante esotéricas de videos, y James decidió verlas.

“Por curiosidad, decidí ver algunos de los videos más 'excentricos'. Inicialmente, descubrí a David Wilcock, luego a Corey Goode, y no tardé mucho en encontrar a docenas de estos 'oradores' que proclamaban tener las respuestas a la conciencia y mucho más", le dijo James a Motherboard en una entrevista.

James entendió rápidamente lo que estaba sucediendo. Al inicio, admite, los videos le parecieron medianamente entretenidos.

"Mi detector de mentiras se activo de inmediato, pero seguí observando, pues me resultó fascinante que hubiera todo un grupo de figuras públicas que había creado su propio credo, con tropos entrelazados de extraterrestres con insólitas apariencias (como salidos de una película de George Lucas), grupos Illuminati, la película de los nazis espaciales, la teoría de conspiración QAnon y todo lo que hay en medio", dijo James. Sin embargo, pronto se dio cuenta de que muchas personas se tomaban este contenido en serio.

"Vi el daño real que estaban causando. La gente deseaba tanto creer en sus historias que abrían sus billeteras una y otra vez para apoyarlos", dijo James. Sus seguidores les hacían donaciones generosas, pagaban cursos espirituales y compraban sus productos.

"Operan eficazmente como un culto", dijo James, "y cuentan con una base dedicada de seguidores, similar a la de un culto". Desde entonces, James comenzó su propio canal de YouTube, en él examina las afirmaciones hechas por estos populares teóricos de la conspiración y las desacredita.

"Operan eficazmente como un culto", dijo James, "y cuentan con una base dedicada de seguidores, similar a la de un culto".

"Sus dedicados creyentes están absortos en la ideología colectiva y, en ocasiones, harán esfuerzos extremos para demostrar esa dedicación", dijo James. En junio de 2019, recibió amenazas de muerte a través de Twitter por parte de un seguidor por un video que publicó sobre Wilcock y Goode.

Stina Ferrante es una YouTuber y ex seguidora de Wilcock y Goode. La pérdida de su madre y su abuela en un período de siete meses la llevó a emprender una búsqueda espiritual. Lo que la llevó a Wilcock y Goode.

"En ese momento de mi vida, estaba cuidando a mi madre y mi perro moribundos, mi abuela había muerto recientemente y mi hijo tenía la edad en que sus problemas neurológicos comenzaron a ser evidentes", dijo. "Estaba abrumada por el estrés. También había desarrollado un problema de tiroides relacionado con mi ansiedad an

te la muerte, como resultado de todas las muertes que estaban ocurriendo en mi entorno, y quería encontrar algo relacionado con la espiritualidad que me consolara durante ese período de mi vida".

"Simplemente caí directo hasta el fondo".

Según una declaración en su canal de YouTube, "este grupo de divulgación de la Nueva Era casado con la ufología, las teorías de conspiración y la espiritualidad era todo lo que yo necesitaba para poder hacerle frente a la vida". Sin embargo, a medida que pasó el tiempo, comenzó a darse cuenta de que "las cosas no eran lo que parecían". Explicó que había una clara contradicción entre sus constantes afirmaciones de no ser nada especial y, a la vez, afirmar que ser el enlace con los seres de "conciencia más elevada".

"Su audiencia tiene el tipo de fe ciega que generalmente está reservada solo para las deidades, y se la otorga a estos dos simples mortales", le dijo Ferrante a Motherboard. Con apoyo, ella logró liberarse de lo que describe como "un culto".

Ferrante dijo que descubrió que Wilcock compró una casa de campo y una propiedad de siete acres en Colorado el año pasado por un poco más de $1.2 millones de dólares. (Motherboard pudo confirmar que Wilcock posee una propiedad en Colorado valorada en más de $1.2 millones de dólares. Según la página biográfica de su sitio web, Wilcock también reside en California y con regularidad afirma en las redes sociales que se toma un descanso sabático anual en Canadá). Ferrante recibió una carta de cese y desistimiento, que ya ha sido revisada por Motherboard, amenazándola con ser objeto de acciones legales por parte de Wilcock y su abogado, bajo el argumento de que sus videos son considerados como "acoso cibernético", difamatorios y una forma de hostigamiento.

Benjamin Zavodnick, un abogado y YouTuber conocido como C.W. Chanter, ha publicado varios videos en su canal cuestionando las historias de Wilcock y Goode. Él también recibió una carta amenazadora de cese y desistimiento del abogado de Goode, el mismo abogado que le envió la carta de cese y desistimiento a Ferrante, con acusaciones similares a las de la carta enviada a Ferrante. Motherboard ya también revisó una copia de la carta de Zavodnick.

Motherboard hizo un solicitud de comentarios a Wilcock acerca de sus enseñanzas espirituales y si se consideraba un líder religioso. También contactó a Goode, así como a las personas que se asocian con ellos, y recibió dos largos y amenazantes correos electrónicos de la abogada Liz Lorie de Florida.

Las dos cartas de cese y desistimiento afirmaban que Wilcock era el objetivo de una conspiración masiva para difamarlo, y que ha sido amenazado físicamente. "Este es un asunto muy serio con implicaciones potencialmente históricas dentro de la comunidad ovni", escribió Lorie. Además, amenazó con emprender acciones legales contra VICE si se redactaba algún artículo que se refiriera a él como "líder de culto" o "líder espiritual", afirmando que en ese caso VICE estaría implicado como "co-conspirador" en cualquier procedimiento legal.

"Este es un asunto muy serio con implicaciones potencialmente históricas dentro de la comunidad ovni".

Una segunda carta legal enviada en nombre de Wilcock y Goode decía que a VICE y sus periodistas "se les ordena por este medio cesar y desistir de sus esfuerzos (bajo el pretexto de su 'investigación') por hostigar, acosar y difamar a mis clientes David Wilcock, Corey Goode, y cualquiera de sus asociados. Para ser claros: cualquier publicación realizada por usted, VICE media, o cualquiera de sus afiliados o representantes... difamando... a Corey Goode, David Wilcock, o cualquiera de sus asociados con base en estas acusaciones sin fundamento se considerará difamación per se". La carta exigía además que VICE no revelara su existencia:

Además, cualquier intento por su parte, Vice Media o cualquier otro (directa o indirectamente) de usar, publicar, transmitir, distribuir o divulgar esta carta o parte de su contenido con cualquier propósito (que no sea buscar el asesoramiento de un abogado con licencia), incluso el de burlarse, difamar, provocar una imagen negativa, hostigar, acechar, acosar cibernéticamente, o interferir con o causar angustia emocional u otro daño a David Wilcock, Elizabeth Wilcock, Corey Goode... y/o cualquiera de sus entidades comerciales, familiares, amigos o socios comerciales (en cualquier forma de medio o en cualquier plataforma pública, plataforma de red social, sitio web o de otro tipo) se utilizará como evidencia de su intención maliciosa (y la de Vice) de infligir lesiones y dañar a las partes antes mencionadas, sus marcas y sus actividades comerciales.

Lo más extraño de la carta fue su acusación de que VICE Media se involucró en una compleja conspiración para difamar a Wilcock y Goode. En la carta se nombra como co-conspiradores a Jimmy Church, anfitrión de un programa de radio nocturno de temática paranormal en el que participé en abril de 2019 para promocionar mi libro; una empresa de promoción en redes sociales, a la cual contraté para que me ayudar con la promoción de mi libro; y varios usuarios de Twitter. La acusación es ridícula, pero está en línea con sus mensajes.

En un video reciente y bastante extraño de 30 segundos de YouTube, por ejemplo, se ve a Corey Goode firmando en silencio unos documentos para su abogado. La descripción del video dice que se trata de una demanda masiva que está en proceso en contra de casi una docena de individuos y organizaciones, incluido el popular historiador de ovnis Richard Dolan, los organizadores de las conferencias temáticas de ovnis Conscious Life Expo y Contact in the Desert, y el servicio de streaming New Age Gaia TV. Goode ahora está demandando a Gaia TV, así como a Zavodnick, y a otras personas por supuestos chantajes y difamaciones, según los documentos judiciales de la corte de Colorado que Motherboard consultó. Zavodnick no respondió a nuestras solicitudes de comentarios sobre la demanda y Gaia se negó a comentar sobre los procedimientos legales en curso. Antes de la publicación, VICE se puso en contacto con los respectivos abogados de Wilcock y Goode con un sumario detallado de nuestros artículo y les pidió que comentaran al respecto. Wilcock y su abogado no respondieron; la abogada actual de Goode, Valerie Yanaros de Texas, aseveró que VICE había "caracterizado de forma equivocada" a Goode y que ni ella ni Goode iban a hacer comentarios. VICE solicitó una aclaración acerca de las supuestas imprecisiones. Ni Goode ni su abogada respondieron.

(Luego Goode publicó el correo electrónico que VICE le envió a su abogada en su cuenta de Twitter, comentando: "¡Wow! ¿ALGUIEN sabe quién posee esta"Publicación" o POR QUÉ nos están haciendo esto? CG @david_wilcock #FakeNews #DarkAlliance #BlueChickenCult").

En marzo de este año, Goode lanzó oficialmente un sitio web que promociona al "Light Warrior Legal Fund" [Fondo Legal del Guerrero de la Luz], que busca donaciones para ayudarlo. Según el sitio web, "ha sido atacado, acosado, difamado, hostigado y amenazado implacablemente por aquellos en el poder que desean desesperadamente silenciarlo, ya que lentamente están perdiendo el control sobre la humanidad y nuestro querido planeta". El sitio afirma que él "ha expuesto al grupo brutal y codicioso que controla nuestro planeta y sus crímenes contra la humanidad y nuestros niños" y que "estas fuerzas oscuras han diseñado inteligentemente un plan para destruir a Corey y sus esfuerzos para exponer la verdad, utilizando representantes de todos los rincones de nuestro país, y el mundo, para hacer su trabajo sucio". (Parece ser que este grupo secreto no tiene poder sobre el sistema legal estadounidense, Paypal o la firma de contabilidad con sede en Las Vegas que contrató). Señala en su sitio web que las donaciones son tan solo regalos, ya que Light Warrior Legal Fund LLC es un organización con fines de lucro.

Nada de esto es realmente algo nuevo. En 2017, Wilcock alegó que la "Alianza Oscura" saboteó los frenos de su automóvil dos veces. Los dos hombres también han afirmado que los extraterrestres reptilianos ocupan grandes franjas de la Antártida, que se están concentrando para emprender una invasión y que controlan los gobiernos y bancos del mundo. El brote de COVID-19 encaja perfectamente en su narrativa general, en la que los poderes siniestros ponen en marcha tramas malvadas para las que solo Wilcock y Goode tienen las respuestas. Cualquiera que los desafíe, o simplemente describa lo que hacen, automáticamente tiene que ser el enemigo.

En una entrevista en febrero, Jenny McCarthy, que cuenta con 1.3 millones de seguidores en Twitter y desempeña el papel de juez en la elogiada serie The Masked Singer de Fox, tuvo como invitados a Wilcock y Goode en su popular programa de radio_._ Mirándolos en el estudio con curiosa admiración, les preguntó si todavía mantenían la comunicación con sus contactos extraterrestres.

"Diría que los dos tenemos acceso a estos benevolentes extraterrestres", dijo Wilcock. "Es decir, otra cosa que también quiero señalar es que no somos una élite ni especiales. Esto es algo que todos tienen en diferentes grados. Puedes escribir tus sueños por la mañana, puedes aprender su idioma. En mi nuevo libro, les enseño cómo es ese idioma".

El alcance de Wilcock y Goode no se limita al que tienen por sí mismos, o al que les ofrece su extraña celebridad; son parte de un colectivo más grande y amplio que constantemente sigue e impulsa las narrativas de ovnis y conspiraciones de los demás. Este equipo comunitario de creación y desarrollo de contenido ha aparecido en conjunto en conferencias y plataformas de medios. El teórico de la conspiración e investigador de ovnis Dr. Michael Salla y el popular YouTuber y experto en la teoría QAnon Jordan Sather aparecieron en los dos documentales de Wilcock y Goode, Above Majestic (2018) y The Cosmic Secret (2019). Salla suele promover el contenido de Wilcock y Goode en su sitio web. Sather, quien tiene vínculos estrechos con el ex productor y gerente de Wilcock y Goode, Roger Richards Ramsaur, a través de un ya desaparecido negocio de comercio justo, menciona a menudo a sus compañeros de causa en su canal de YouTube, que cuenta con 220,000 suscriptores. Dicho esto, los tweets recientes de Sather parecen indicar que la relación entre ellos se está volviendo tensa, y Ramsaur, junto con otras dos personas involucradas en los negocios de Wilcock y Goode, también está siendo demandado por Goode por acusaciones de difamación, violación de una marca registrada y malversación de fondos de acuerdo con documentos judiciales obtenidos por Motherboard en la corte. Ramsaur rechazó nuestra solicitud de comentarios.

El canal vía internet Edge of Wonder dedicado a las conspiraciones, conducido por los antes miembros del periódico La Gran Época Ben Chasteen y Rob Counts, el cual tiene vínculos con la religión Falun Gong a través de la compañía de medios New Tang Dynasty, también ha difundido mucha desinformación a través de múltiples videos con Wilcock, Goode, Sather y Salla. En un video, Wilcock afirma que el 9/11 fue un complot tramado por la camarilla del Estado Profundo "Luciferino", y que los aviones iban vacíos. Hay una difusión cruzada de mensajes de este tipo a través de medios marginales entre todos estos individuos, quienes tienen como mercado audiencias distintas pero que, al abordar juntos múltiples temas, que van desde las teorías de extraterrestres hasta las de conspiraciones antigubernamentales, captan la atención de sus millones de seguidores combinados.

En un video, Wilcock afirma que el 9/11 fue un complot tramado por la camarilla del Estado Profundo "Luciferino".

Al parecer "la verdad" está en manos de muchos gurús, sin embargo, parece que Wilcock y Goode son los únicos que han tomado la ruta del mensajero espiritual, un papel que implica un peligro inherente.

El uso de las redes sociales como medio para manipular a la audiencia recibió mucha atención después del escándalo de Cambridge Analytica. Sin embargo, la conciencia pública de ese incidente no ha servido de mucho para cambiar el hecho de que muchas personas y grupos en línea todavía están involucrados en lo que equivale al control mental. Los grupos de supremacía blanca y las organizaciones terroristas usan herramientas y tácticas comprobadas y efectivas para atraer y convertir seguidores; lo mismo hacen los grupos religiosos y espirituales.

"Podemos predecir con facilidad qué botones presionar en las personas, cómo filtrarnos en su disposición a creer algo", dijo Steven Hassan, el experto en culto. Él Identifica un peligro en particular en un movimiento que se base en un líder que no pueda ser cuestionado ideológicamente por sus seguidores debido a que se autodenomine un mensajero o profeta.

"Si hay un líder que está recibiendo información de seres superiores", dijo Hassan, "tiene poderes especiales y ha afirmado ser clarividente y todo lo demás, eso hace que ese líder sea aún más preocupante que la mayoría de los líderes de los otros grupos que solo son figuras carismáticas".

“Este tipo de culto saca provecho de las creencias religiosas y espirituales, las cuales son difíciles de analizar desde un punto de vista racional. Si la ideología es maniquea: blanco y negro, todo o nada; entonces ocurre el adoctrinamiento, que da como resultado cultos destructivos que afirman que solo ellos tienen las llaves de la salvación".

Independientemente de las afirmaciones de Wilcock y Goode de que no son líderes espirituales, lo que han hecho habla por sí solo. Con más de medio millón combinado de seguidores en línea y sus relaciones con otras personalidades del mismo nicho y charlatanes de las conspiraciones, su esfera de influencia llega fácilmente a millones. Lo que le ofrecen a esa audiencia es una historia fantástica al estilo de Hollywood sobre una guerra intergaláctica; una relación entre el tipo más absurdo de conspiración ovni y la cultura de conspiración política actual relacionada con la conspiración QAnon y el Estado Profundo. Además, los mensajes aparentemente religiosos sobre un futuro apocalíptico disparan

los temores de las personas y su deseo de ser parte de una comunidad. Su disposición de enviar amenazas legales a la menor provocación y catalogar las más mínimas críticas o escrutinios como persecución, para luego usarlas como pretexto para recaudar fondos, no sugieren que tengan objetivos inocentes.

El cambio evidente en su comportamiento, al pasar de autoproclamarse "denunciantes del gobierno" a ser hombres que comienzan organizaciones cuasirreligiosas sin fines de lucro, que venden cursos de autoayuda espiritual en línea y promueven que tienen las llaves de la Ascensión representa más que un conjunto de vertiginosas contradicciones; es una respuesta a las necesidades de su audiencia. Sin duda, entre sus seguidores hay muchos que no buscan nada más que entretenimiento; sin embargo, también hay personas en busca de respuestas, que quieren creer y encontrar consuelo, incluso en un curioso conjunto de creencias psuedo-religiosas sobre reptiles alienígenas malvados, conspiraciones gubernamentales y el fin del mundo. Ya que el COVID-19 ha hecho que millones de personas se sientan más cerca de ese fin del mundo de lo que desearían, Wilcock y Goode merecen estar bajo total escrutinio por usar el miedo para sacar beneficio de esta situación. No obstante, también merecen estar bajo ese mismo escrutinio los grandes sistemas que les facilitan el alcance y la influencia que necesitan para poder vender, como una solución, sus dioses alienígenas, sus "secretos cósmicos" y una gran cantidad de desinformación a quienes están más asustados —y con toda razón— .