Cultura

¿Cuál es la mejor manera de morir según la ciencia (sin suicidarte)?

Investigamos a fondo los mitos y las verdades acerca de algunas formas de morir que, según la gente, son geniales. Aunque la mayoría no lo son.

por Mike Pearl
25 Octubre 2016, 12:00am

Imagen de Ophelia por Sir John Everett Millais

La semana pasada, el doctor Richard Smith publicó en la página de la revista médica en línea British Medical Journal que el cáncer era la mejor manera de morir. Y a continuación les dejo su razonamiento:

Tienes la oportunidad de despedirte, reflexionar sobre tu vida, decir unas últimas palabras, visitar lugares significativos por última vez, escuchar tu música favorita, leer tus poemas favoritos y prepararte, según tus creencias, para reunirte con tu creador o disfrutar el descanso eterno.

Pero al parecer, todos los que han visto sufrir y morir de cáncer a sus seres queridos tacharon de idiota al doctor Smith. El cáncer carcome tu cuerpo desde dentro y te deja como una cáscara humana. El cáncer apesta. Seguro hay mejores formas de dejar este mundo. ¿Pero cuáles son?

Hace unos meses, nuestros colegas de Motherboard abordaron la pregunta opuesta, es decir, ¿cuál es la peor manera de morir? Su conclusión fue que la peor forma es cualquier cosa que te mate de forma lenta y te deje postrado en una cama de hospital durante tus últimos días. Entonces, ¿cuál es la mejor forma de irse? Como es de esperarse, al poner esa pregunta como título, estoy arriesgándome a que me acusen de sacar provecho de las preguntas frecuentes que hacen en Google los internautas deprimidos.

Así que, si planeas suicidarte, por favor lee esto antes. Cabe destacar que no considero válidas las formas placenteras de suicidio como la asfixia por monóxido de carbono, el truco de la manguera conectada al escape, lograr que un doctor te recete un coctel de fármacos o la simple sobredosis de heroína.

En vez de eso, preferí investigar a fondo los mitos y las verdades acerca de algunas formas de morir que, según la gente, son geniales. Aunque la mayoría no lo son. Esto fue lo que aprendí.

Situaciones de ensueño

Advertencia: El video incluye senos desnudos de mujeres humanas

Es difícil saber a lo que se refiere alguien cuando habla sobre la "mejor" manera de morir, pero me gustaría empezar con algunas de las mejores muertes según el imaginario popular. La primera es cuando una persona muere gloriosamente en batalla —algo tan ridículo que incluso existe un género cinematográfico dedicado a la satirizar la guerra.

También están las fantasías de tener sexo justo antes de que tu vida se extinga dolorosamente. Por ejemplo: un ataque al corazón al momento del orgasmo después de una felación o (como en el video de arriba), que te persiga un grupo de modelos topless hasta que caigas de un barranco (spoiler).

Esto no sirve mucho para responder la pregunta. Primero que nada, caerse desde un barranco no es la respuesta, ni lo son las caídas en general. Claro, saltar de un avión y caer de cabeza suena a una muerte instantánea. Pero en realidad, las caídas resultan en rupturas de órganos internos y fracturas de huesos, algo extremadamente doloroso. Además, si sobrevives, tendrías heridas muy graves.

Cambiando de tema, la muerte por esfuerzo excesivo durante el sexo también es muy dolorosa. Los accidentes cardiovasculares repentinos —como una embolia, un aneurisma o una malformación arteriovenosa, etcétera— se sienten como "el dolor de cabeza más fuerte de toda tu vida", además de una serie de síntomas extraños como náuseas y alucinaciones. Y, aunque probablemente ya lo saben, los infartos se sienten como si un elefante se parara sobre tu pecho.

Por otro lado, el paro cardiorrespiratorio, cuando tu corazón se congela igual que Windows 95 y se apaga la luz, es un candidato para ganar la posición de la mejor manera de morir durante el sexo. Sin embargo, yo sufro de arritmia y les aseguro que la sensación cuando el ritmo de tu corazón colapsa es muy desagradable, como si hubieran mariposas revoloteando en tu pecho, además se te hace un nudo en la garganta. No es una sensación que recomiendo tener durante el sexo.

Pero las fantasías sexuales que culminan en la muerte en general también incluyen a la pareja, lo que significa que tu muerte haría sufrir a otra persona. A fin de cuentas, esta persona tendría que presenciar tu mente, mover tu cadáver desnudo y probablemente tocar tus genitales muertos. Aunque, en el mejor de los casos, podría ser una forma agradable de morir, como cuando el papá de Matthew McConaughey murió mientras tenía sexo con su mamá y ella llamó a este suceso "¡la mejor forma de morir!". Pero también podría ser aterrador, como en la novela El juego de Gerald de Stephen King, o esta escena en la película Clerks. De cualquier forma, me parece más útil analizar muertes más realistas.

Morir de frío:
La hipotermia es un proceso largo que implica mucho más cosas que solo temblar y tener la piel adormecida; algunos dicen que al final te da una sensación de bienestar increíble y solo quieres que de dejen morir en paz, aunque estén tratando de salvarte. Pero no son más que habladurías.

Peter Stark, el autor del libro Ultimo aliento: historias acerca del límite de la resistencia humana, nos brinda una narración que explica científicamente lo que se siente morir de frío. Tras horas en el frío, cuando tu cuerpo comienza a apagarse, es probable que alucines o incluso sientas calor. De hecho, te puede dar tanto calor que hasta de darían ganas de arrancarte la ropa.

Esto pasa porque cuando la temperatura de tu cuerpo se encuentra por debajo de los 35º, se presenta pérdida de memoria. No sabes qué te está pasando. Por debajo de los 33º, dejas de temblar. Por debajo de los 32º, tu cerebro no es capaz de reconocer el rostro de tu madre. Y por último, cuando baja de los 30º, es probable que te arranques la ropa y te entierres en la nieve, cosa que no sería de mucha ayuda.

A partir de ahí, suponiendo que estás en un lugar donde el clima está por debajo de los 0º, podrían pasar horas antes de que tu temperatura corporal descienda hasta llegar a los 21º, que es cuando la mayoría de la gente muere. Si llegas a experimentar euforia para entonces, es porque ya sufriste demasiado y te volviste loco. Dudo que valga la pena.

Morir ahogado:

Existe la creencia de que morir ahogado se siente como si alguien te abrazara o como si estuvieras dentro del útero. También hay relatos famosos, como el del productor de música Michael Case Kissel, quien dice que escuchó a los ángeles diciendo: "No hay nada que temer". Aunque la experiencia de Kissel no suena muy común.

Tu cuerpo hará todo lo posible para evitar que el agua entre a tus pulmones, como se puede ver en el video de arriba en el cual torturan con agua a Christopher Hitchens. Tan solo unos segundos después de que el agua se fue por el ducto incorrecto, Hitchens experimento un largo periodo de ansiedad y pesadillas. (Y luego aceptó que el agua es un método efectivo de tortura).

En La tormenta perfecta, Sebastian Junger detalla con precisión qué se siente cuando te ahogas. Cuando no hay suficiente oxigeno en tu sangre, empiezas a perder la conciencia y terminas respirando agua. El 10 por ciento de la gente experimenta un espasmo tan fuerte en su laringe que muere de asfixia antes de que el agua le llegue a los pulmones. El otro 90 por ciento respira agua hasta que pierde la conciencia. Es probable que morir por falta de oxigeno sea una sensación ligeramente placentera pero el proceso antes de llegar a ese punto es una tortura.

Morir decapitado:

Con eso de que el Estado Islámico está matando periodistas, ahora no es el mejor momento para decir que la muerte ideal es por decapitación. No hay razón para ver esos videos, pero si ya los viste, entonces sabes que los prisioneros sufren excesivamente cuando les cortan la cabeza con una sierra.

Sin embargo, saber que te van a cortar la cabeza con algo tan elegante como es la guillotina te da una sensación de alivio. Una vez, el autor e investigador Shiya Ribowsky dijo para History Channel que "no se imagina una forma de morir más rápida e indolora". La cuchilla sólo toca tu cuello por un centésimo de segundo y, después de eso, nadie sobrevive. El número estimado de veces que falló la guillotina varía, aunque según un ensayo publicado en el periódico del siglo 19 The Quarterly Review, de las miles de decapitaciones que tuvieron lugar durante La época del terror en Francia, la guillotina sólo falló una vez.

¿Acaso nuestra cabeza sigue consciente por el tiempo suficiente para verse dentro de la canasta? Cuando hablabas sobre decapitaciones durante el recreo, seguro escuchaste alguna vez a alguien decir que la cabeza seguía viviendo cinco segundos después de escuchar el sonido que hace la guillotina al caer. Es lo mismo que dijo Ribowsky, al igual que un recuento escrito sobre un criminal que fue decapitado en 1905, cuya cabeza siguió moviendo los ojos y haciendo muecas por cinco segundos, pero para eso no se necesita estar consciente. En todo caso, la perdida de sangre y la disminución drástica en la presión sanguínea te harían perder la consciencia muy rápido, y no hay forma de que vivas para contarlo.

De todos modos, nadie ha sido decapitado desde 1977 y es poco probable que se vuelva a utilizar esa forma de ejecución. Además, aún ocurren decapitaciones estilo guillotina de vez en cuando y significan una experiencia horrible y asquerosa para las personas que encuentran el cuerpo.

Morir mientras duermes:
Se supone que nadie debería morir mientras duerme y es una tragedia cuando ocurre. Hasta los pacientes con mucha medicación, como los que padecen de cáncer, recobran un poco de consciencia o al menos experimentan algo llamado respiración agónica cuando mueren. Además, es muy probable que te despiertes al comienzo de un ataque fatal al corazón. Es muy raro que alguien muera dormido.

De hecho, me parece muy extraño que en los obituarios escriban que alguien "murió pacíficamente mientras dormía". Seguro no soy el único que lo ha notado. Elizabeth Simpson del periódico Virginian-Pilot también creyó que esto era algo extraño y decidió hacer una investigación. El artículo donde publicó los resultados es muy interesante.

Estas son algunas de las cosas que aprendió sobre "morir pacíficamente mientras uno duerme" :

  • Con frecuencia, el término es un eufemismo para el suicidio.
  • Una causa frecuente es el apnea del sueño, en especial con la gente de la tercera edad.
  • Los padecimientos alarmantes como infartos o aneurismas rotos son los que pueden provocar la muerte de una persona mientras duerme.

Pero su descubrimiento más importante es que el ya mencionado paro cardiorrespiratorio, el que provoca que tu corazón colapse de repente, es la causa más común de muerte durante el sueño.

Richard Smith, el amante del cáncer, nos demuestra que no todos estamos de acuerdo sobre la mejor forma de morir, pero ahora que sé sobre el paro cardiorrespiratorio, estoy seguro de haber encontrado mi respuesta. Conozco a la perfección esa sensación de las mariposas en el corazón. Se siente raro. Aunque, si en verdad es la misma sensación que provoca un paro cardiorrespiratorio —indolora, según los que lo han vivido—, estoy seguro de que no me despertaría. Si me pasara esto a media noche y jamás fuera a despertar, creo que sería la mejor manera de morir.

Esa o la guillotina.

Sigue a Mike Pearl en Twitter.