Porno

"He follado con 3000 chicas": una entrevista con Torbe

Hablamos con el zar del porno español sobre pagarle a chicas en la calle por tener sexo y sus recientes problemas con la ley.
24 Marzo 2017, 7:14pm

Ignacio Allende Fernández comenzó su carrera en el mundillo de los reflectores dibujando cómics guarros. Durante siete años editó la revista  La Comictiva y fue fundador y vocalista de la banda de culto Miles de Albañiles. Sin embargo, mejor conocido como Torbe, Allende saltó a la fama por ser pionero en la pornografía exclusiva para la red y por crear putalocura.com, en donde habla con un estilo muy propio sobre sus experiencias con prostitutas. Yo lo vi por primera vez en el año 2000 en esa serie llamada "Pilladas", en donde Torbe se pasea por cualquier ciudad del mundo, le echa el ojo a alguna chica, la para en seco para realizarle un par de preguntas y hacerle una propuesta: tener sexo por dinero.

Videos excéntricos, paradójicos, la profundidad, lo exótico en la estética de las chicas que escoge Allende los dotan de una densidad espesa, sobresaliente, fantástica y humorística a la vez. El año pasado recibí cuatro libros de su parte: Filosofía torbellinesca, Piso compartido, Sexo Cerdo y Diario de un putero, todos de su autoría e impresos por la Editorial 'Perroflauta' de Madrid. Desde ese momento no hemos dejado de escribirnos, así que aproveché la oportunidad para realizarle una entrevista exclusiva a manera de retrospectiva, sobre los embates que tuvo con la ley y sus siete meses en prisión por acusaciones que nunca pudieron ser comprobadas. Aquí mi conversación con el zar del porno español.

VICE: ¿Qué piensas de que te consideren el rey del Porno Freak?
Ignacio Allende: Son cosas que se inventan los medios de comunicación. La frase seria "el creador del Porno Freak", un estilo único de porno que está centrado en el humor. El sexo siempre ha estado unido al humor, al menos el sexo que yo tenía antes entrar al mundo del porno. La mejor manera de seducir a una dama es con una sonrisa.

De pequeño estudiaste en un colegio del Opus Dei.
Así es. Los curas provocaron en mi más curiosidad hacia el sexo, diciéndome que era malo y que no debía de hacerse. Yo hacia todo lo contrario, claro.

Durante siete años creaste, dirigiste y editaste la revista de cómics La Comictiva, ¿cómo es que saltaste de las historietas a la pornografía?
Desde siempre he dibujado y los cómics me apasionaban. Pero había algo dentro de mí que palpitaba, y era la terrible atracción que tenia hacia el sexo. El camino natural fue el porno.

Fundaste una banda llamada Miles de Albañiles, ¿Cómo surgió este proyecto y por qué murió?
Surgió de pura casualidad, y fue algo que nos lo hizo pasar maravillosamente bien. Fueron tres años llenos de conciertos y risas. Murió porque al final la vida nos mantuvo tan ocupados que no podíamos ensayar.

Ingresaste a la fama por hacer dos cosas antes que nadie: hablar sobre tus experiencias con prostitutas y hacer porno sólo para la red.  Así es, por aquel entonces veía que faltaban esas cosas, y las creé. Me divertí mucho haciéndolo y la verdad es que me tiraría días contando como empezó todo. Fue todo muy despacio pero con paso seguro.

¿La serie Pilladas es real?, ¿en verdad son chicas que te encuentras en la calle?
Si, la serie es real. Por eso salen tan pocas chicas en esa serie. Es muy complicado que una chica normal de la calle acceda a tener sexo sin más. Pero la perseverancia y la experiencia ayudan.

¿Quiénes son tus autores favoritos?
Me gustan autores como Bukowski. Aunque si te soy sincero hoy en día leo muy poco novela; sobre todo leo historia y libros raros.

¿Con cuántas chicas has tenido sexo?
Yo calculo que con unas 3000, aproximadamente. ¡Y las que quedan!

El año pasado fuiste acusado de cuatro delitos: trata de personas, difusión de pornografía infantil, abuso sexual de menores y un delito contra la hacienda pública. Por esas acusaciones, estuviste siete meses en prisión, pero obtuviste la libertad por falta de pruebas que pudieran corroborarlo.
Todo esto ha sido una caza de brujas. Me metieron en la cárcel sin ninguna prueba y pienso tomar medidas al respecto. Los medios de comunicación ignoraron la presunción de inocencia e hicieron un escarnio público de mi persona basado en acusaciones falsas. Es un disparate todo esto que me ha pasado. Todo es mentira y espero que algún día se aclare, aunque el daño ya está hecho.