VICE NOTICIAS

Los 12 niños atrapados en una cueva en Tailandia ya fueron rescatados

Tras una expedición que duró alrededor de siete horas, se logró rescatar a a las cinco personas que aún seguían al interior de la cueva de Tham Luang.

por Juan Francisco Undurraga
09 Julio 2018, 9:36pm

Una ambulancia afuera de Tham Luang. (Foto por LILLIAN SUWANRUMPHA/AFP/Getty Images) Vía VICE News

Tras una expedición que duró alrededor de siete horas, se logró rescatar a las cinco personas que aún seguían al interior de la cueva de Tham Luang. Al igual que los días anteriores, en el instante en que los últimos niños integrantes del equipo de futbol conocido como jabalíes furiosos se encontraron afuera de la cueva, fueron enviados rápidamente al hospital.

A pesar de que todos los niños ya se encontraban a salvo, la operación se dio por finalizada tras la salida de los últimos tres buzos y un médico, los cuales se encontraban acompañando al grupo desde el día en que los encontraron. Así lo confirmó la Marina tailandesa, a través del encargado del operativo, Narongsak Osattanakorn.

Tras dos días de operaciones, en donde los buzos habían logrado sacar de la cueva a ocho niños, aún se necesitaba volver a ingresar a las profundidades de la caverna para poder rescatar al último grupo.

El operativo comenzó con la ayuda de 19 buzos, esta vez no eran sólo cuatro niños a los que había que salvar, como ocurrió el domingo y lunes, sino que también se debía rescatar al entrenador de futbol que los acompañaba.

El grupo de 12 niños de entre 11 y 16 años, desapareció junto a su entrenador, de 25 años, el día 23 de junio. Después del entrenamiento, una fuerte lluvia los llevó a refugiarse al interior de la cueva de Tham Luang. Al interior de la cueva la situación empeoró, ya que el agua logró entrar, obligando a los niños a adentrarse más en la cueva, avanzando más de cuatro kilómetros.

Pasó más de una semana sin tener noticias de los chicos, hasta que un guardaparques encontró las bicicletas de los niños afuera de la cueva: esta fue una pista clave. El 2 de julio, tres buzos británicos se adentraron en Tham Luang y después de seis horas, lograron dar con el paradero de los desaparecidos. Se encontraban en buen estado, pero algo debilitados porque no habían ingerido ningún tipo de líquido ni alimento en días.

¿CÓMO IBAN A SACAR A LOS NIÑOS DE LA CUEVA?

Después de encontrar al grupo, comenzaron a planificar el rescate, dando con cuatro opciones que parecían ser las más posibles.

La primera era enseñarle a los niños a usar el equipo de buceo y cómo zambullirse en el agua. Ahora bien, esto no era tan fácil, ya que algunos de los niños no saben nadar y no había tiempo de enseñarles. Además de que el agua es turbia, por lo que corrían la posibilidad de saber hacia donde nadar.

La segunda posibilidad era perforar la cueva y hacer un conducto de escape. Lo complicado de esto era que quizás se tendría que ensanchar aún más el conducto para sacar a los niños.

El tercer plan proponía drenar el agua del túnel para que los niños pudieran salir por su propia cuenta de la cueva.

Y por último, también se pensó en esperar a que la temporada de lluvias terminara, la opción menos factible, ya que haría que los niños tuvieran que esperar hasta cuatro meses para poder salir.

¿CUÁL FUE LA OPCIÓN POR LA QUE SE OPTÓ?

Ninguna de las posibilidades que se mencionaron anteriormente eran factibles, por lo que se eligió una diferente.

La operación contempló que cada niño debía ser sacado por dos buzos profesionales, los cuales pusieron cuerdas guías durante todo el trayecto, además de llevar linternas y cargar con el tanque de oxígeno del niño.

En vista de que comenzaría la temporada de lluvias, la “misión rescate” se puso en acción antes de lo planificado, comenzando el domingo 8 de julio con la intención de rescatar a cuatro niños primero.

¿CUÁL FUE EL RESULTADO DEL PRIMER DÍA DE RESCATE?

El domingo 8 de julio, a las 11AM (hora local), comenzó la misión. Un grupo de 18 buzos ingresaron a Tham Luang con la esperanza de salir entre las 19:30 y 20:30 horas. Sin embargo, a las 17:40, antes de lo previsto, el primer niño logró salir de la cueva, y tan sólo diez minutos después un segundo repetía la hazaña.

A las 19:40 salía el tercer niño, algo que también sucedería algunos minutos después, cuando un cuarto niño logró salir de la cueva. Ya afuera, los cuatro jabalíes fueron enviados rápidamente al hospital de Chiang Rai, el más cercano al lugar.

A pesar del éxito de este primer día de rescate, el peligro de la misión quedó al descubierto la semana pasada, cuando Saman Kunan, un ex miembro de las fuerzas de elite de la Marina de Tailandia, murió tras quedarse sin oxigeno en la ruta de regreso a la salida de la cueva.

¿CÓMO RESULTARON LOS ESFUERZOS EL SEGUNDO DÍA?

El rescate del lunes comenzó con algunas incertidumbres, ya que no se conocía el estado en que se encontraba la cueva después de las lluvias que se produjeron el domingo en la noche.

“Las condiciones son tan buenas como ayer”, señaló Narongsak Osattanakorn. Quien también se refirió a los buzos que participarían del rescate durante el lunes: “el grupo de rescate es el mismo que él de ayer, con algunos reemplazos”.

La operación comenzó a la misma hora que el domingo, 11AM (hora local). Un poco antes de las 16:30 horas, comenzó a correr el rumor de que se había logrado salvar a un niño, quien fue puesto en una camilla y llevado a una ambulancia que estaba esperando en el lugar.

Una hora más tarde, surgieron nuevos rumores de que un segundo, tercero y cuarto niño habían logrado salir con vida de la cueva, y trasladados rápidamente a un hospital. Unos minutos después, las autoridades tailandesas confirmarían el hallazgo.

La noticia de que cuatro niños habían sido rescatados con éxito se celebró con gran entusiasmo en Tailandia y en todo el mundo. Sin embargo, las autoridades advirtieron que las cinco personas que aún no habían sido rescatadas, corrían un grave peligro debido a las grandes tormentas que pronosticadas para esta semana.

Para escapar de la cueva, los niños tuvieron que recorrer alrededor de cuatro kilómetros de caminos estrechos, irregulares y fangosos, además de escalar y nadar.

¿CUÁL ES LA CONDICIÓN DE LOS NIÑOS RESCATADOS?

Las autoridades tailandesas confirmaron este martes que los niños rescatados durante el domingo y el lunes se recuperan con normalidad y no sufren problemas de gravedad.

En una conferencia de prensa, el secretario para la salud pública, Jetsada Chokedamrongsuk, indicó que se les han realizado exámenes de sangre y revisado los pulmones, además de administrarles vacunas y sueros a los niños para mejorar su estado de salud. Además, agregó que: “se está alimentando a los niños con comidas suaves y de fácil digestión”.

A pesar de ya estar afuera de la cueva, los niños no han podido tener contacto directo con sus familiares, sin embargo los han podido ver a través de una puerta de vidrio. Esto se realiza debido a que el sistema inmunológico de los rescatados se encuentra débil, y de esta forma se puede prevenir que alguno pueda ser contagiado con alguna enfermedad.

Algunas de las primeras palabras que pronunciaron los niños al llegar al hospital, fueron “estamos felices” y “queremos irnos a casa”.

Durante el domingo y lunes las identidades de los primeros ocho niños en salir se quiso mantener en secreto para no agrandar la angustia de las familias de quienes aún se encontraban al interior de la cueva. Solo en la noche del lunes se les notificó a los padres de los cuatro chicos que habían sido rescatados el domingo para que los pudieran visitar durante la mañana del martes.

¿ESCUCHÉ QUE ELON MUSK ESTABA INVOLUCRADO?

Musk, fundador de Tesla y SpaceX, ofreció ayudar al equipo de rescate, sin embargo, su ayuda no fue necesaria.

Desde la semana pasada, Musk estuvo en contacto con buzos profesionales y expertos en las redes de cuevas tailandesas porque se encontraba construyendo una cápsula de escape para los niños, la que se podía ser manejada a través de túneles angostos.

El domingo, Musk tuiteó un video de la cápsula siendo probada en una piscina en Los Ángeles. En las imágenes no solo se ve la forma de esta, sino que también se muestra como se transportaría a los niños, y como saldrían de esta.

El “submarino de tamaño infantil” llegó a Tailandia, aun que no fue utilizado por el equipo de rescate.

Tagged:
Tailândia
Tham Luang
Niños atrapados