Publicidad
Cambio climático

Hay una nueva razón por la que estamos tan cansados

¿Ahora sí te importa el cambio climático?

por Amber Brenza; traducido por Álvaro García
29 Mayo 2017, 12:00pm

Soren Hald / becon / Getty Images.

Este artículo se publicó originalmente en Tonic, nuestra plataforma dedicada al mundo de la salud.

Oye, ¿qué tal si omitimos la introducción cursi sobre cómo el cambio climático te mantiene despierto por las noches, (¡literalmente! ¡jajaja!) Y vamos directo al grano: La Tierra está cada vez más caliente y está arruinando nuestras horas de sueño.

En un nuevo informe publicado en Science Advances, los investigadores descubrieron una "conexión robusta" entre las temperaturas nocturnas más altas de lo normal y dormir mal. Lo que aparentemente es algo novedoso para la ciencia, pero no para cualquiera que haya experimentado un clima cálido.

He aquí una guía rápida sobre el sueño antes de profundizar en el tema: Nuestro ritmo circadiano está regulado en gran medida por nuestra temperatura interna, que disminuye un poco cuando vamos a dormir y se eleva de nuevo cuando estamos despiertos. Incluso el cambio más pequeño en la temperatura interna o externa puede alterarlo. Es bastante simple.

Para el estudio, los investigadores examinaron los datos de 765,000 residentes de Estados Unidos que participaron en la Encuesta de Vigilancia del Factor de Riesgo Conductual de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades y compararon sus noches de sueño insuficiente de manera mensual con los datos históricos mensuales de temperaturas nocturnas de 2002 a 2011. Con esta información, los investigadores determinaron que por cada incremento de la temperatura nocturna de 1 grado centígrado, hubo tres noches de mal sueño por cada 100 personas, por mes.

Suponiendo que la Tierra continúa calentándose año tras año (no es tan inverosímil, ya que la Tierra alcanzó su día más caluroso registrado en 2016, el cual rompió el récord de 2015, que a su vez rompió el récord de 2014), los investigadores proyectaron que para 2099, las altas temperaturas generarán millones de noches adicionales de mal sueño anualmente.


Relacionados: Venecia podría desaparecer bajo el agua dentro de un siglo


El sueño de la gente obviamente se vio más afectado por las noches más cálidas durante el verano: hubo tres veces más noches de insomnio en comparación con los meses más fríos. Los investigadores también encontraron que los efectos de la temperatura en el sueño no eran estáticos entre los diferentes datos demográficos (¿acaso hay algo que sí lo sea?). Aquellos con ingresos bajos tenían tres veces más probabilidad de pasar una noche de mal sueño por las altas temperaturas que los grupos de altos ingresos, mientras que cualquier persona mayor de 65 años tenía el doble de probabilidad de verse afectada que las personas más jóvenes. Y eso es sólo en Estados Unidos, donde somos afortunados con nuestra temperatura, relativamente hablando.

"Otros investigadores han determinado que el sueño es un componente crítico de la salud humana. Dormir poco puede hacer que una persona sea más susceptible a las enfermedades y padecimientos crónicos, y puede dañar la salud mental y el funcionamiento cognitivo", dice Nick Obradovich, el principal autor del estudio. Obradovich pensó en la idea del proyecto durante la ola de calor de San Diego de 2015. "Lo que nuestro estudio demuestra no es sólo que la temperatura del ambiente puede desempeñar un papel importante en la interrupción del sueño sino también que el cambio climático podría empeorar la situación al aumentar la tasa de la pérdida de sueño".

No sé ustedes, pero pienso que las unidades de aire acondicionado de la Casa Blanca deberían dejar de funcionar mágicamente este verano. Ya saben, con fines científicos.

Tagged:
estúdio
Investigación
sueño
dormir bien
ritmo circadiano