Music by VICE

Nos sentamos con N. Hardem y Las Hermanas a escuchar su nuevo álbum 'Rhodesia'

Una de las joyas del rap experimental colombiano por fin salió del horno. Hablamos con los genios detrás de un disco abstracto, disonante y brutal.

por Santiago Cembrano
16 Noviembre 2018, 5:32pm

Fotografía: Jorge Moreno Blanco | Cortesía del artista.

N.Hardem y Las Hermanas presentan la experiencia de 'Rhodesia' en vivo en un show extrasensorial, el próximo sábado 2 de marzo en Boogaloop en Bogotá. Si quieres ir al evento como invitado de Noisey busca las preguntas al final de esta nota.


Rhodesia es el nuevo álbum de N. Hardem y Las Hermanas. También fue una colonia británica hasta 1979 cuando, tras su independencia sangrienta, pasó a ser Zimbabue. Entre guerras de guerrillas, la opresión británica y la campaña de liberación, los años 70 no fueron agradables en Rodesia. Asimismo, el disco de Hardem y Las Hermanas no pretende agradar a las masas: es un trabajo complicado y oscuro desde el primer segundo de reproducción.

Publicado por el sello bogotano Indio, Rhodesia plasma, de forma abstracta y codificada, momentos difíciles que vivieron el productor y el rapero bogotanos en su proceso de creación. Llega para suceder a Lo Que Me Eleva (2017), en el caso de N. Hardem, y No Amanece, en el caso de Las Hermanas. Ambos se han forjado una reputación como artistas introspectivos, cuyo trabajo requiere varias escuchas, paciencia y disposición de análisis para empezar a penetrar su áspera coraza.

En el caso de Rhodesia, las ocho canciones que lo componen son resultado de un proceso de alrededor de dos años, en el que Las Hermanas, proyecto liderado por Diego Cuellar, buscó abrir espacio en sus beats para la voz de un rapero. Por su parte, Hardem intentó salirse de los cuatro compases clásicos del rap para buscar cadencias y técnicas nuevas a la hora de rimar.

Temáticamente es el disco más pesimista y triste de la carrera de Hardem, que no se caracterizaba precisamente por hacer música playera y feliz. Pero los mensajes pesimistas no vienen en línea recta. Las rimas se suceden en asociación libre, imágenes distintas superpuestas para formar una capa de sentido, en sintonía con los beats extraños y retadores para los seguidores del trabajo de Hardem.

Si bien el disco con varias escuchas empieza a tener cada vez más sentido y a encajar, algo de ayuda de los autores contribuye a entenderlo mejor. Por eso ayer, horas antes de que el álbum fuera publicado, nos reunimos con N. Hardem y Las Hermanas en el estudio de este en Teusaquillo, en la capital colombiana, para escuchar juntos Rhodesia y comentarlo.

Esto fue lo que sucedió.

NOISEY: ¿Cómo llegaron al nombre de Rhodesia? ¿Por la parte en que lo mencionas en "Afuera Bien”?
N. Hardem: Primero ahí rimaba y quedaba bien, y luego me puse a diggear y pensé que pegaba.

Las Hermanas: Fue tremendo lugar horrible.

N. Hardem: Ayer estaba viendo el documental Who Shot The Sheriff de Bob Marley, y es muy chimba, porque aparte yo soy muy fan de esa gonorrea: llegaron unos manes de Rodesia a la casa de Bob Marley en Jamaica a decirle “acabamos de ganar nuestra independencia. Con las armas, por supuesto. Y estábamos escuchando tus temas”. O sea, en la independencia de Rodesia sonaba Bob Marley. Muy chimba. Y luego me metí más en la vuelta y era de cortada de cabeza con machete para abajo.

De entrada con el nombre, entonces, dicen que el lugar que plantea el disco no es agradable.
N. Hardem: No, es un panorama gonorrea. “Dame el Asia y un Rhodes, luego llámame Rodesia”. Amiri Baraka, en un cuento que se llama "Palabras", que es mi favorito del man, dice “Yo no necesito querer ni preocuparme por la gente. Yo necesito tener una barba larga y tener todo el Asia para recorrer”. Es una cita. Además, que los rodesianos eran los perros que utilizaban para matar leones en África. “Dame el Asia y un Rhodes”, dame el conocimiento y un buen beat y hago lo que sea. Necesito una barba blanca.

***

"Harare"

Ese intro marca de una que uno se va a encontrar con una vuelta bien rara, ¿no? No lo oculta, ¿cómo salió?
Las Hermanas: Ni idea, parce, sampleando cualquier cosa y ya. Quería hacer algo que entrara como un puño, pisando fuerte.

Suena como espiritual.
N. Hardem: A mí me suena tribal, me suena a la carátula del disco. Indiana Jones, un man así entrando en un visaje raro, a un templo, la búsqueda de la garra del mono. Safari, me pone en la mentalidad de safari. Hay que estar en la juega.

Hay unas vocecitas interesantes ahí en el fondo.
N. Hardem: Vocecitas de rito, para empezar a hablar en lenguas.

Las Hermanas: Es un buen intro.

N. Hardem: Es un muy buen intro.

Hasta ahora todos tus discos tienen intro instrumental, ¿por qué?
N. Hardem: La música tiene que hablar. Antes que las palabras, estuvo el sonido. Ambos venimos de un viaje más instrumental. Y el proyecto es conjunto, no es como que Diego me está haciendo los beats. El disco es de los dos. Y él tiene que decir algo, y lo dice principalmente así, su momento para hablar solo.


"Crisol"

Las Hermanas: Esta es de las más raras.

“Tiempo, máquinas, poniéndole el sol a las páginas”, ¿cómo así?
N. Hardem: El “poniéndole el sol a las páginas” me lo robé de Galeano, creo. Y el “tiempo, máquinas” es lo que me hacía sentir el beat y lo que pienso de Diego. Es como hablando de los dos: él es tiempo y máquinas, y yo le pongo el sol a las páginas. Como presentándonos. Esta fue una de las últimas canciones que escribí del disco, y es una reflexión de todo lo que sentí escribiéndolo.

Dices que no va a pasar que cualquiera que cree que la tiene toque el pizarrón…
N. Hardem: Sí, que cualquiera que cree que está haciendo esto levante la mano y pida la palabra, pero que se abstenga de tocarnos la cara.

¿Eres un buen jugador sin balón?
N. Hardem: Sí, no tengo toda la atención, pero me sé mover.

Las Hermanas: Este es de los beats más chuecos, yo creo.

N. Hardem: Y yo le metí cadencia trap. El tempo se prestaba para eso, y la tierra también [imita sonidos de percusión].


"Ascenso"

Las Hermanas: Esta fue la primera.

N. Hardem: No, la primera fue “Víspera”. Esta fue la primera de cuando ya decidimos hacer el disco. Yo en esta siempre sentí viento en la cara, como avanzando en un carro en el desierto, arena en la cara.

Las Hermanas: El sample siempre se repite, tiene algunos bajitos funkies.

Tú eres bien pesimista en este disco ¿no?
N. Hardem: Es el más pesimista de todos, sí, el más apocalíptico.

Las Hemanas: Qué más puedo decir yo.

N. Hardem: Este tuvo harto tratamiento ¿no?

¿El famoso tratamiento Hermanas de re-samplear varias veces?
Las Hermanas: Sí, era de los que más pistas tenía. 20 en total.

“Sale solo como a Salomón trenzando versos, tensando el lienzo, y en apariencia venzo, sintonizando con la ciencia de hacer silencio”, ¿cómo así?
N. Hardem: Estoy diciendo que lo puedo dejar quieto y todo bien. Tensar el lienzo es el acto preparativo inicial, para pintar un cuadro, poner la tela en el coroto. Solo con ese hecho ya gané. Y hacer silencio es la música, una analogía. Y también con la virtud de callar. Y también al tensar el lienzo, puede quedarse en blanco. Ya gané. Es una enseñanza del aikido, también: la mejor forma de ganar una pelea es abrirse.

Las Hermanas: Tiene unos buenos sintetizadores.

N. Hardem: Sí, casi que parece una voz. Pero estas letras, la mayoría son de asociación libre. No estoy hablando de algo en particular, son ideas que riman y me gustan que me gustan como riman.


"Sabbath"

Las Hermanas: Esta es la más darks, la más metalera.

N. Hardem: Sí, para mí este principio es puro Requiem For A Dream.

Las Hermanas: A heroína. Aunque nunca la he probado.

N. Hardem: Yo tampoco.

Suenas frustrado.
N. Hardem: Sí, fue una época en la que estaba viviendo solo, solo. Mi ex se había ido. Era yo, huevón, con estos beats en ese apartamento dándome en la cabeza contra las paredes.

Las Hermanas: Yo sí quería hacer una canción ruda, malandra.

N. Hardem: Eso de “Me drogo a lo profesional” fue un coro que me inventé en una sesión de Espiral y me gustó mucho.

Ese final como que lleva a otro lugar u otra época, hablando de que los ves desde Jerjes y de bereberes, muy africano.
N. Hardem: Sí, igual ya en un punto la canción se vuelve más ego tripera, termino ganando como maestro del tiempo. Y tiene final abierto, “Soy el bereber imberbe, que la barba no me salió antier, que no ven que…”. Y ya, digan lo que quieran.


"Órbita"

Las Hermanas: Este es un clásico beat Hermanas.

N. Hardem: Cuando lo escuché y ya estaba el disco dije “jueputa, debí haber escrito algo ahí”. Al menos un corito, chiquito. Pero al final ya la cosa estaba tensa, ruda.

Las Hermanas: Teníamos que acabarlo.

N. Hardem: Y es que para mí personalmente fue un reto. Hijueputa, lo sufrí un montón. Aprendí. Ahora cojo un beat X y es de una. Cojo un beat normal, y normal. Aprendí a soltarme más, fue una intromisión fuerte. Me sometí a una presión gonorrea. Sí, este es el espacio calmo.

Las Hermanas: El disco comienza denso y se calma, las que siguen son más cremas. Me gusta. Me gustan más las últimas tres que las primeras tres.


"Afuera bien"

Las Hermanas: Esta es una chimba, me alegró que saliera de primera.

N. Hardem: Uy sí, huevón. Fue fortuito. Fue como “la canción ya está, el video ya está, ¿qué esperamos?”. Y fue de las más jodidas de escribir. Empiezo tirando pura psicodelia, puro Frank Zappa. Hablando de judíos ortodoxos que limpian chimeneas en Alemania. Pura asociación libre. Y luego me voy a la cúpula de la Capilla Sixtina a observar. Manjar del cosmos. Jimmy Hendrix.

¿Por qué estás bien afuera?
N. Hardem: Eso me lo dijo Kadir Molano, el que hizo el video de “No Fear”. Yo cuando estoy mal no salgo, no hablo con nadie, y me quejo mucho de que en ese momento nadie se acuerda de mí. Pero cuando estoy bien, estoy feliz de estar con la gente. Cuando estoy mal sé que no soy bueno para nadie, entonces es una mierda porque me encierro y extraño a la gente que quisiera que estuviera conmigo. Pero cuando estoy afuera, bacaneado, sé que estoy bien y quiero hacerle el bien a la gente.

Las Hermanas: El beat nunca estalla, me parece una chimba.

N. Hardem: La tensión ahí. Aparte tiene una cadencia cómoda, más chill. Este lo grabamos varias veces.

Las Hermanas: Ya era perfeccionismo.

Termina “Desde la más sucia ciudad, se inducían a otros con menos astucia, angustia crucial”, ¿qué querías decir?
N. Hardem: Si en las otras hay asociación libre, en esta aún más. Ahí quería hablar de la Mecca de la música urbana.


"Víspera"

Las Hermanas: Motelera. Es usted pensando en un buen trasero.

N. Hardem: Es una letra vieja, fue la primera que hicimos. Basada en hechos reales. Pero también basada en que yo sufro de parálisis de sueño, me pasó algo así. Esta canción la tenemos hace unos tres años, yo estaba recién llegado a Bogotá de Mosquera.

No es común verte hablar ni de amor ni de sexo, ¿te sentiste cómodo escribiendo esto?
N. Hardem: Pues ahí está. Me siento bien, pero es raro rapearlo en vivo, revelar toda mi intimidad. La sensación que me da la letra es Ojos de Perro Azul.

Las Hermanas: Con esta busqué elementos clásicos, un beat de receta más tradicional. Es bien sofá…

N. Hardem: Bien marihuanero.

Las Hermanas: Sí, quería que tuviera una vuelta como de bandas. Tiene un saxo, varios instrumentos.

N. Hardem: El final es hermoso, el que más me gusta, una nota sostenida.


"Esfinge"

N. Hardem: Esta es mi favorita, con toda. Probé muchas cosas nuevas y es la musicalidad de ambos. La cadencia mía es otra vuelta, tengo el flow del paro cardiaco escuela Kendrick, y la letra es densa.

Las Hermanas: Fue la última. El beat es sencillo. Esta es farra, tiene un bajo ahí como perdido, un buen pianito.

¿Qué crees que dice la letra?
N. Hardem: Es la más encausada de todas aparte de “Víspera”, que es la única que tiene temática. Esta es confesional clásica Hardem 2.0. Reflexiones propias de lo jodido que estaba siendo el momento. Pero también probando skills. Es más storytelling, pero a la mía.

¿Qué quiere decir que no puedan sepultar la esfinge?
N. Hardem: Quieren parecerse a esto, o quieren opacarlo, pero esta mierda va sola. Puede que este disco o nuestra música no tenga la mayor difusión en el panorama local, y vale mierda igual, pero, marica, no sé si suena… bueno, me importa un culo: este disco es putamente vanguardista para lo que está pasando en este país. Es una mutación. Podrán pasar los años, el desierto, seguirá soplando arena, pero esta mierda va sola.

“Espontaneidad, expón tu deidad” es mi frase favorita del disco.
N. Hardem: Rima chimba. Esa es la esfinge, expón tu verdad sin prejuicios, sin miedo a nada. Primero armo el desorden con Kunta Kinte y luego, sí, expón tu deidad. A veces la gente es toda tímida con lo que siente. C’est fini.


N.Hardem y Las Hermanas presentarán ‘Rhodesia’ este sábado 2 de marzo en Bogotá, presten atención si quieren asistir como invitados de Noisey. Las primeras 10 personas que respondan correctamente estas tres preguntas al correo colombia@vice.com con el asunto NOISEY LLÉVAME A RHODESIA, se llevarán una boleta doble para vivir la experiencia extrasensorial de ‘Rhodesia’ en vivo en sábado 2 de marzo en Bogotá. Las respuestas las encuentran en esta charla.

¿Cómo se llama el documental sobre Bob Marley al que hace referencia N.Hardem y que en parte inspiró el nombre del disco?

En “Ascenso” ¿cuántas veces dice Las Hermanas que re-sampleó esta pista?

Según Las Hermanas del disco ¿cuál es la canción más “darks y metalera”?

***
Sigue a Noisey en Facebook.