Music by VICE

La guía Noisey para entrarle a Daddy Yankee, uno de los mejores raperos de todos los tiempos

Ya sea sobre un riddim de dancehall, un loop de dembow o un beat de boom bap, Daddy Yankee es una verdadera deidad MC. Punto final. Sin consideración del idioma español ni marginación de la categorización.

por Gary Suarez; traducido por Giulia Fornetti
21 Febrero 2019, 11:19pm

Imagen de archivo.

Cuando "Gasolina" llegó a Estados Unidos en 2004, nada volvería a ser lo mismo. Alejada de la glamorosa y popular explosión latina que marcó el inició del milenio, su arpegio agresivo y el uso contundente del ritmo del dembow por parte del dúo Luny Tunes sacudió los bajos de ciudades enteras y le dio al público estadounidense un sabor inigualable de lo que Puerto Rico había estado cocinando por más de una década. Las vocales, urgentes y ruidosas, jugaban con la metáfora del automóvil en la era de Rápido y furioso. Mientras que muchos de los jóvenes oyentes latinos ya estaban bastante familiarizados con el movimiento urbano y los artistas que operaban en él, la coronación de Daddy Yankee como la primera superestrella mundial del reggaetón comenzó a ser una realidad.

Incluso si no estás más o menos familiarizado con las complejidades, rivalidades y puntos de contacto de la música urbana, el punto de partida más conveniente utilizado para describir esta variedad del hip hop en idioma español es, sin duda, su nombre. El nativo de Río Piedras cuenta con la asombrosa cantidad de 63 sencillos que han figurado en la lista de Billboard Hot Latin Songs en la última década y media, diez de los cuales pasaron a los Hot 100. Entre estos están algunos clásicos del reggaetón como "Impacto" y "Rompe", al igual que éxitos más recientes como "Dura" y el fenómeno de fenómenos "Despacito", cada una con su habilidoso flow y ganchos pegadizos.

Y aún así, nunca escucharás que se mencione a Yankee cuando la gente hable sobre el G.O.A.T. (abreviación en inglés utilizada para referirse al "greatest of all time" o "el mejor de todos los tiempos"), el debate más aburrido y eterno del rap. Ridículamente excluido de la discusión a lo largo de los años, la cual se desarrolla casi que semanalmente en redes sociales hoy en día, su carrera en el hip hop es al menos tan larga como la de los candidatos perennes: Jay-Z y Nas. Debutando en 1992 en el inmensamente importante mixtape de DJ Playero, Playero 34, esa introducción formal al micrófono lo llevó rápidamente a formar parte de los prodigiosos estudiantes que se graduaron en la llamada era dorada del rap, con la única diferencia siendo que Yankee operaba desde San Juan y no desde Nueva York o Los Ángeles. Incluso cuando el hip hop fue elevando gradualmente su estatus a escala nacional hasta incluir escenas regionales previamente subestimadas y, a menudo, ignoradas, especialmente en el sur de EE.UU., DJ Playero y otros pioneros del reggaetón rara vez obtuvieron esa consideración.

En aquel entonces, por supuesto, el reggaetón ni siquiera tenía un nombre. No se había convertido en el potente género que es actualmente, sino que era un sonido subterráneo que reinaba al interior de Panamá y Puerto Rico, tan conectado sónica y espiritualmente al hip hop estadounidense como el dancehall jamaicano. Hasta el día de hoy, la procedencia del eventual nombre del género continúa en disputa, con algunos acreditando a Playero y Yankee mientras que otros citan a DJ Nelson del elemental grupo The Noise por comercializar el término híbrido.

Sin importar quién se merezca legítimamente esa distinción particular, Yankee se ha demostrado una y otra vez ser capaz de convertirse, no solo en un líder de la música urbana, sino del hip hop en general. Ya sea sobre un riddim de dancehall, un loop de dembow o un beat de boom bap, él realmente es un G.O.A.T. MC: punto final. Sin consideración del idioma español ni marginación de la categorización. Al igual que Eminem, Lil Wayne, KRS-One o cualquier rapero que incluyas en la historia del hip hop, el puertorriqueño ha realizado algunos movimientos creativos cuestionables, ha tomado desvíos inesperados y, a veces, ha publicado poco material de calidad. Pero Yankee sabe que es un G.O.A.T., y no teme llamarse a sí mismo uno. Ahora, con la última generación de talentos urbanos como Anuel AA y Bad Bunny haciendo éxitos en todo el mundo, es hora de que todos los demás sepan de una vez por todas quién es el verdadero jefe.

Afortunadamente, la era del streaming hace que sea muy fácil entrarle a Daddy Yankee, ciertamente más que cuando estalló "Gasolina" y su correspondiente álbum, Barrio Fino. Como tantos mixtapes de las últimas dos décadas, gran parte de su trabajo inicial sigue siendo legal, relegado a copias físicas cada vez más elusivas y subidas de forma no autorizada a YouTube. Aún así, existe suficiente cantidad de su extenso catálogo en servicios como iTunes y Spotify para permitir que los oyentes ingresen a su mundo discográfico desde una variedad de enfoques.

Así que, ¿quieres entrarle al Yankee rapero?

Cualquiera que dude del rap de Yankee de buena fe puede comenzar con El Cangri.Com, considerado su segundo álbum después del No Mercy, producido por Playero en 1995 y de un puñado de compilaciones. Con DJ Blass a la cabeza, la salida de 2002 tiene un sentimiento mucho más crudo que las pulidas producciones que hace el rapero en la actualidad. Mientras que la mayor parte del álbum se basa en ese inconfundible ritmo de reggaetón, un puñado de cortes miran hacia las raíces del género en la ciudad de Nueva York. Uno de sus interludios sampleados rinde homenaje a la simultánea ola post-milenio ejemplificada por Cam'ron y M.O.P., mientras que "El Cangri" y "Sigo algare" evitan el dembow por un ritmo más cercano al sonido digitalizado que suena a lo largo de los cinco boros.

Un highlight raro en inglés de Barrio Fino, "Like You", nos muestra a Yankee de nuevo en ese modo, escupiendo el juego mientras rinde tributo a Big Pun y mostrándole a los detractores cómo el reggaetón podría integrarse con las vibras del hip hop de Nueva York. Con un perfil más alto post-"Gasolina", se vinculó con una serie de raperos estadounidenses activos por aquel entonces, entre los que destaca N.O.R.E., quien haría su propio álbum de reggaetón. Además de ser un álbum en vivo de Yankee, el Barrio Fino en Directo de 2005 también incluyó varios remixes y pistas con una selección de artistas de todo el continente como Lloyd Banks, Snoop Dogg y Paul Wall.

El Cartel: The Big Boss, lanzado en 2007, cuenta con uno de los mejores beats a la Roc-A-Fella de todos los tiempos, "Me quedaría", producido por Humby y bien cercano al swag de Jay-Z. Más hacia la década de 2010, DY demostró ser un colaborador confiable para los raperos expertos en la lengua inglesa y fieles de la lengua española de igual manera. Así como la música urbana dio la bienvenida a la oleada de trap latino años después, Yankee se adaptó como un veterano experto. Ya sea aventurado solo como en "Hielo", lanzada en 2018, o como un colaborador en cualquier número de duetos traperos.

Playlist: “El Cangri” / “Sigo Algare” / "Like You” / “Machete (Remix)” / “Bring It On” / “Me Quedaría” / “Self Made” / “Hielo” / “Vuelve”

Así que, ¿quieres entrarle al Yankee reggaetonero?

Rebajar una discografía tan prolífica como el catálogo de reggaetón de Yankee a unas cuantas canciones esenciales es un ejercicio inútil. En cambio, tal vez el mejor acercamiento sea entrar por donde tantos de sus fanáticos lo hicieron en 2004. "Gasolina" cambió el juego para el reggaetón, y aquellos que adquirieron Barrio Fino lo agarraron en modo pelea. Con una infusión de texturas tropicales más distintiva que otras canciones en el álbum, el himno atemporal "Lo que pasó, pasó" presentó un punto de entrada agradable en el reggaetón para los salseros reacios y los puristas de corrientes afines. Casi al mismo tiempo, Yankee se unió a un grupo de élite de reggaetoneros que incluía a Tego Calderón e Ivy Queen en el sencillo de Eddie Dee, "12 Discípulos", un tema histórico.

Yankee mantuvo esa misma energía en los años que siguieron, dejando bombas como "Machucando" y "Rompe" en Barrio Fino en Directo. Aquellos con curiosidad acerca de lo que llegó antes tenían a su disposición la recopilación provisional de Los Homerun-es de El Cangri.com. Allí, se une con Don Omar en "Gata gangster" y con Nicky Jam en "Música killa", mientras llega en solitario al monumental "Segurosqui".

El reggaetón jugó un rol esencial en todos los álbumes posteriores de Yankee, aunque pistas posteriores como "Descontrol" conservan más que brillo. Un respetable retorno a la vieja escuela que él mismo ayudó a elevar, con el "Zum Zum" de 2018 manteniéndolo divertido y real.

Playlist: “Segurosqui” / "Lo Que Pasó, Pasó" / “12 Discípulos” / “Machucando” / “Rompe” / “Miss Show” / “Descontrol” / “Zum Zum” / “Gasolina”

Así que, ¿quieres entrarle al Yankee deejay?

En esos años formativos con DJ Playero, con el sonido del reggaetón aún por tomar forma, las contribuciones de Yankee a proyectos como Playero 37 aterrizaron de lleno en la categoría de dancehall. Aunque pueda ser difícil para los amantes de "Despacito" hacerse a la idea, Yankee solía ser un gran deejay (no un DJ), vocalizando a la par con muchos de los artistas jamaicanos de la época. Al escuchar “Yo nunca me quedo atrás”, muestra cómo se veía el joven artista en el género. Varias de sus colaboraciones con Playero reaparecerían en Los Homerun-es.

El riddim del dembow viene directamente del dancehall; es decir, con el "Dem Bow" de Shabba Ranks, producido por Bobby Digital, Yankee tuvo un papel importantísimo en su popularización, marcándolo como el ritmo definitorio del reggaetón. Aparte de esa firma, el reggae ha perdurado a lo largo de los años como parte del tejido de la música urbana, con sus tropos y avances creativos utilizados ampliamente por un sinnúmero de reggaetoneros.

Años después, Yankee sigue siendo un gran aficionado a las formas que trascienden el dembow, tal como lo demuestra su remix al "Watch Out For This (Bumaye)" de Major Lazer con Busy Signal y su aparición en la versión dancehall de DJ Nelson de "Estás aquí". En 2018, logró entrar a la lista de éxito del Hot 100 con "Dura" y, más recientemente, soltó una nueva interpolación de "Informer", el eterno clásico de Snow, esta vez bajo el título de "Con calma", y con la sorpresiva aparición del cantante de reggae nacido en Toronto.

Playlist: "Donde Mi No Vengas” / “Yo Nunca Me Quedo Atrás” / “Soy Pelon, Muerte Yo Le Doy” / “Shaky Shaky” / “Watch Out For This (Remix)” / “Dura “ / “Con Calma” / “Estás Aqui (Dance Hall Version)”

Así que, ¿quieres entrarle al Yankee estrella de pop?

Tras la banda sonora de Talento De Barrio, lanzada en 2008, y la participación de Yankee en la película, el reggaetonero parecía listo para cosas más grandes. Obviamente, el hombre ya había jugado el juego cosmopolita tiempo atrás, e incluso El Cartel: The Big Boss contenía algunos de los ejemplos más populares como "Papi Lover" con Nicole Scherzinger de las Pussycat Dolls y colaboraciones separadas con dos miembros diferentes de los Black Eyed Peas. Sin embargo, los diversos estilos presentes en Talento De Barrio mostraron su rango sin recurrir a tales trucos, coqueteando con el electro pop brilloso en "Pose" y "Pasión", al igual que con la bachata y la salsa en otros temas.

Esa pasión por los viajes continuó en 2010 con Mundial, donde Yankee se apropió del electro house, el merengue, la soca y varios géneros más, todo con resultados mixtos. (Cuanto menos se hable de la imitación barata de Daft Punk, "Vida en la noche", mejor.) Moviéndose sin inmutarse al Prestige de 2012, no se arrepintió de su riesgo de correr más allá del reggaetón por un éxito comercial más amplio. Su candente sencillo "Limbo" encabezó las Hot Latin Songs de Billboard, mientras que su dueto con Natalia Jiménez, "La Noche de los 2", evidenció lo que era capaz de hacer para alcanzar sus ambiciones pop. Esa última versión demostró ser prudente, como lo puede atestiguar cualquier persona en el mundo que haya escuchado el omnipresente "Despacito" de 2017 con Luis Fonsi y Justin Bieber.

A pesar de no haber lanzado un álbum en propiedad desde el King Daddy de 2013, Yankee continúa aumentando su discografía con sencillos, features y colaboraciones con múltiples artistas. Es un pilar moderno del vibrante formato latino de remixes, en particular cuando se unió al exitoso "Havana" de Camila Cabello. Últimamente, no pueden pasar más de un par de semanas antes de que regrese con algo nuevo. En los últimos doce meses, convenció a Janet Jackson de volver al estudio para "Made For Now", eligió a la estrella actual del trap latino Anuel AA para "Adictiva", y se unió a Akon y Sean Paul en el remix de "Inolvidable" de Farruko, por nombrar solo algunos ejemplos.

Con El Disco Duro ya completamente muerto en el agua o con serios retrasos debido a la minuciosa revisión de lo que originalmente pretendía lograr con sus antiguos compañeros de producción, Los De La Nazza, sin importar el día que Yankee opte por volver al formato de álbum, la supuesta continuación de King Daddy será el álbum más esperado en la carrera del artista más grande en la historia del reggaetón.

Playlist: “Papi Lover” / “Pose” / "Limbo” / “La Noche De Los 2” / “Daría” / “Havana (Remix)” / “Made For Now” / “Adictiva” / “Despacito (Remix)”

Este artículo apareció originalmente en Noisey US.

Conéctate con Noisey en Instagram.