¿Por qué Rusia está a punto de desconectarse de internet?

La OTAN y sus aliados han amenazado con tomar represalias contra las agresiones cibernéticas rusas.

por David Gilbert; traducido por Laura Castro
|
13 Febrero 2019, 9:00pm

Artículo publicado originalmente por VICE Estados Unidos.

El Kremlin está a punto de desconectarse de Internet como parte de los esfuerzos de Rusia para poner a prueba sus defensas cibernéticas en caso de enfrentar represalias por parte de Occidente.

La medida, que tendrá lugar en algún momento antes de abril, es parte de un plan respaldado por el presidente ruso Vladimir Putin para garantizar la independencia del ciberespacio ruso (Runet) y que así pueda continuar operando incluso si sus enlaces a los servidores globales fueran cortados.

Rusia está preocupada de que Occidente finalmente se canse de sus constantes ataques cibernéticos y campañas de desinformación y le corte el acceso a Internet, y quiere estar preparada para cuando eso suceda.

Rusia "representa una importante amenaza en cuestión de influencia en el ciberespacio" para los EE. UU., Dan Coats, director de inteligencia nacional, le dijo al Congreso estadounidense el mes pasado. Además de las campañas de desinformación que realizaron durante las elecciones de 2016, los piratas informáticos patrocinados por el estado ruso también se han infiltrado en partes críticas de la infraestructura nacional de Estados Unidos.

La nueva ley, conocida como el Programa Nacional de Economía Digital, se introdujo por primera vez en el parlamento ruso en diciembre y, además de buscar crear un Internet nacional, está diseñada para crear un sistema de filtrado de Internet similar al Gran Firewall de China.

Si bien los proveedores rusos de telecomunicaciones e internet han acogido con gran satisfacción la introducción del nuevo sistema, a algunos les preocupa que la forma en que se realizará la prueba pudiera causar grandes interrupciones para los ciudadanos que intenten conectarse a internet, informó la agencia local de medios RosBiznesKonsalting.

¿Por qué Rusia se va a desconectar de internet?

En el pasado, la OTAN y sus aliados han amenazado con tomar represalias contra las agresiones rusas en el ciberespacio, las cuales incluyen todo, desde apagar las redes eléctricas en Ucrania hasta tratar de socavar los procesos democráticos en países de todo el mundo a través de campañas de desinformación.

Hasta ahora, las medidas represivas se han limitado a sanciones contra Moscú, pero Putin y sus legisladores están claramente preocupados de que en algún momento los países occidentales tomen medidas más drásticas.

¿Cómo será ese proceso?

Moscú le ha encargado a sus proveedores de servicios de Internet (ISP) que actualicen sus sistemas para redirigir todo el tráfico de Internet a los intercambios y servidores ubicados dentro del país que son aprobados o administrados por Roskomnazor, el organismo ruso de control de telecomunicaciones.

Parte del plan implica que Rusia construya su propia versión del Sistema de nombres de dominio (DNS), que funge como la guía telefónica de Internet.

Actualmente hay 12 organizaciones que supervisan los servidores raíz para el DNS, pero ninguna de ellas se encuentra en Rusia. Sin embargo, las autoridades crearon una copia de seguridad del DNS, y la probaron en 2014 y luego otra vez en 2018.

¿Y qué hay de la censura?

Como parte de la prueba, se pidió a los ISP que enruten el tráfico de internet ruso a través de puntos de enrutamiento controlados por el gobierno.

Los opositores dicen que este es el primer paso en la creación de un sistema de vigilancia y censura masiva que permitirá al Kremlin filtrar todo el tráfico que considere desfavorable.

En los últimos años, Rusia ha estado buscando obtener más control sobre Internet. Ahora solicita que las compañías de telecomunicaciones almacenen todos los datos de los usuarios durante seis meses y que se mantengan en los metadatos durante tres años.

También está tratando de obligar a compañías como Facebook y Google a almacenar datos dentro del país, pues eso le daría al Kremlin más poder para obligar a las compañías a entregar datos sobre sus usuarios.

Portada: la antigua sede de la KGB en Moscú fue fotografiada en octubre de 2011. El gobierno ruso ha estado vinculado a ciberataques contra compañías asiáticas, estadounidenses y europeas por supuestas ganancias económicas, según un informe publicado en enero de 2014 por CrowdStrike Inc., una empresa estadounidense de ciberseguridad. Un experto dijo que se sospecha que personas relacionadas con la KGB soviética están involucradas en los delitos cibernéticos. (Kyodo vía AP Images).