Una persona triste con una bolsa sobre su cabeza mirándose en el espejo
Ilustración de Koji Yamamoto
Identidad

"¿Qué deberíamos hacer las personas feas para no estar solas?"

Muchas personas se sienten solas y el aislamiento social que estamos viviendo debido a la pandemia lo empeora todo.
LC
traducido por Laura Castro
03 Abril 2020, 4:11pm

Artículo publicado originalmente por VICE Estados Unidos.

Winona nos comparte una experiencia con la que muchos podemos sentirnos identificados:

¿Qué deberíamos hacer las personas feas para no estar solas? Es decir, en general estoy conforme con mi (lamentable) aspecto físico —el cuerpo de Melissa McCarthy pero con pechos infinitamente más pequeños y la cara de Joe Pesci con los ojos de Steve Buscemi—, porque, pues, no tengo que verlo todo el tiempo. Pero es miserable que, en el mundo de las citas, esté relegada a la sección de saldos como lo está Stinky Pete en Toy Story.

"Me aventuré a salir y conocer gente". Voluntariamente me uní a quienes, al parecer, están en una situación similar a la mía, yendo incluso a citas rápidas y eliminando casi todos los filtros. A pesar de ello, o no hago match con nadie o la gente me hace 'ghosting'. No tengo ninguna expectativa de encontrar 'el amor verdadero' o conquistar a Chris Evans, me conformaría con salir con un tipo que tuviera la edad suficiente para dar consentimiento, se lavara los dientes con regularidad y no fuera un nazi. Pero, a pesar de que yo misma mantengo niveles de higiene decentes y soy buena compañía (logré hacer amigos en todos mis esfuerzos de "aventurarme a salir y conocer gente", aunque solo pueden ofrecerme su amistad), he llegado al punto de recurrir a ofrecerme a ser el cuerpo que se usa para hacer las demostraciones en el entrenamiento de Primeros Auxilios, solo para poder tener contacto humano. Estoy acercándome a los 40 años, tengo buena salud y creo que en mi porvenir literalmente solo hay décadas llenas de duchas frías y almohadas corporales. ¿Qué diablos se supone que deberíamos hacer para que no sea así?

Es horrible. Lo sé. Pasé la mayor parte de mi adolescencia preocupado de que nadie fuera a besarme, y mucho menos a amarme. Me enamoré locamente de un par de chicas, pero todos esos primeros amores no fueron correspondidos. Una tarde en la universidad, fui a mi habitación y comencé a llorar en la cama, con fuertes sollozos. Un amigo entró y me preguntó si estaba bien. Seguramente pensó que alguien de mi familia acababa de morir. Le dije, abiertamente, que yo no les gustaba a las chicas. Todos los intentos que había hecho por que me notaran (practicar deportes, hacerme amigo de ellas, usar gel en el cabello, enviarles música) habían pasado prácticamente desapercibidos. Era invisible para el amor. Nunca tendría una novia. Nunca tendría sexo. Cuando estás así de solo, sientes como si fuese una condición permanente. Cuando sales, parece que todos los demás tuvieran a alguien excepto tú. Incluso las personas más feas van con un novio o una novia a su lado y tú piensas: "Bueno, ¿por qué ELLOS tienen a alguien que los ame y yo no?".

Mi amigo me aseguró que esa situación cambiaría, y finalmente así fue. Yo podría asegurarte lo mismo, pero mis palabras sonarían huecas ahora que estás llegando a los 40. Tienes más vivencias para justificar tu desesperación de las que yo tenía cuando era un chico virgen de 20 años. Has intentado todo y sigues chocando contra un muro. Además, los hombres son unos completos idiotas. Y ahora estarás confinada en casa al menos otro mes, si no es que más. Es una maldita pesadilla.

PERO... bueno, no voy a darte solo más razones para sentirte miserable. Con el tiempo, ESO también comienza a sonar hueco. En primer lugar, quiero decirte que no estás solo o sola en esta situación de sentirte fuera de todo. ¡En especial ahora! Literalmente, nadie puede tocar a nadie en muchas partes del mundo. Por lo tanto, hay muchas personas que están sufriendo aislamiento social en la actualidad, de una manera que va más allá de simplemente sentirse aburridos (como yo) pero que quizás no alcanza el rango de depresión severa (como millones de personas). Sin embargo, incluso cuando la pandemia se termine —no es que los gobiernos parezcan hacer todo a su alcance para que se termine—, seguirá habiendo otras personas que, como tú, se pregunten cuándo encontrarán finalmente a alguien. Puedes lamentarte junto con esas personas, quizás incluso puedas casarte con una de ellas.

En segundo lugar, necesitas un plan que vaya más allá de simplemente aventurarte a salir y conocer gente: un nuevo plan te dará un poco más de esperanza que seguir intentando con lo mismo de siempre. Primero, es probable que desees consultar a un terapeuta, lo cual se puede hacer en línea pero no es barato. Segundo, según lo que aprendí durante mis años de soltería involuntaria, cuanto más tratas de encontrar el amor, más difícil se vuelve. Las chicas me notaron de verdad solo durante los cinco minutos al día en que estaba tan concentrado en algo más que ni siquiera PENSABA en ligar y tener sexo. Por lo que, no puedes ser una persona cuya principal característica es que "buscas el amor". Hay una razón por la cual todos los perfiles de las aplicaciones para citas comienzan con un chico o una chica que dice que le encanta escalar o algo similar. Quieren demostrar que son interesantes y no solo atractivos. Podrías hacer eso. Empieza a aprender a tocar el bajo. Te prometo que no hay forma de que seas más feo o fea que los bajistas promedio. ¡Y los bajistas tienen MUCHO sexo! Es sorprendente.

Por último, dijiste que "en general estás conforme" con tu aspecto físico, pero solo porque no tienes que mirarte en el espejo si no quieres. Te dijiste fea de esa manera estándar en que se supone que uno bromea pero, en realidad, no bromea. Entonces claramente no estás conforme con tu apariencia. Huyes de ti misma y eso está afectando todo tu estado de ánimo. Las películas y la televisión me enseñaron que la belleza interior y la exterior eran entidades distintas y separadas, pero eso es completamente falso. Resulta que el personaje Hal Larson de la película Shallow Hal era una porquería de persona por fuera y por dentro. ¿Quién sabe? Tal vez cuando te amas a ti mismo y te sientes bien con quien eres como persona, los demás lo perciben y gravitan hacia ti. Si quieres verlo desde la perspectiva inversa, el ex jugador de futbol americano Deion Sanders lo explicó así: "Si te ves bien, te sientes bien. Si te sientes bien, juegas bien. Si juegas bien, te pagan bien". La belleza interior y exterior están inextricablemente unidas y claramente, en tu caso, una está afectando a la otra en este momento, y no de buena manera.

Tengo que ser escrupuloso aquí, Winona, porque eres una mujer y yo soy un hombre, y esto es Internet, donde cada Redditor le dice a cada mujer: "¡Oiga, señora, tiene que bajar 10 kilos si quiere que le demos más de un 4!". Esto no se trata de alcanzar un peso ideal o de hacer un cambio de imagen como en las comedias románticas donde te cambian las gafas por lentes de contacto y, así de la nada, dejas de ser una nerd. Se trata de reinventarte de una manera que vaya mucho más allá de los 'consejos para conquistarlo' de las revistas de belleza y moda. Busca nuevas actividades físicas y mentales. Échale un vistazo objetivo a tu armario y ve si lo que tienes ahí te hace sentir bien. (En este momento, estoy usando unos pantalones deportivos que son demasiado largos para mí y una camiseta raída, así que yo también tengo trabajo por hacer). Busca nuevas fuentes de estimulo. (Ay, Dios, REALMENTE sueno como un papá. Todos los días mi esposa y yo decimos, "¡Los niños realmente necesitan ese estímulo que reciben al hacer una caminata al banco!").

El punto es que te seguirás sintiendo desesperanzada si no encuentras algo nuevo que te reestructure si no físicamente, sí espiritualmente. Entonces, te sentirás bien contigo misma. Y eso no cambiará incluso si sigues recibiendo rechazos en Tinder, porque no habrás invertido todas tus esperanzas y sueños en que alguien te note. Así te sentirás más segura y, de repente, Timothée Chalamet estará tocando a tu puerta. Desnudo. SÍÍÍÍÍÍÍÍ. El amor solo llega cuando no lo forzás, que es justo lo que lo hace tan, tan molesto. De verdad nos urge que este virus se vaya a la mierda para que todos los bares puedan volver a abrir y dejemos de estar aislados.