Publicidad
Cultură

El botón de ‘No me gusta’ podría revolucionar Facebook

El botón de "Me Gusta" por fin tendrá un yin para su yang, un Lex Luthor para su Superman.

por Joel Golby
18 Septiembre 2015, 1:00pm

Yo lo hice, así que no es necesario ponerle crédito a la foto. Me tomó una hora, hora y media, en Photoshop.

Facebook acaba de anunciar el nuevo botón de 'No me gusta', lo cual es bueno porque ahora vamos a poder odiar cosas que vemos en internet con un solo clic. Es mucho más rápido que hacer una petición en Change.org, ¿no? Mucho más fácil que hacer un nuevo hashtag en Twitter y volverlos famoso. Este cambio es el primero que yo, un hombre flojo y lleno de odio, recibo con gusto.

Hablemos un poco sobre el botón de 'me gusta', un botón que probablemente muchos de ustedes han usado en varias ocasiones —quizá cuando viste que alguien anunció su nuevo trabajo pero le tenías demasiada envidia como para dejar un comentario sincero de felicitaciones, o cuando alguien escribió "Tuve el mejor cumpleaños. Muchas gracias por sus mensajes" pero a ti se te olvidó escribirle y por la culpa le diste clic al botón de 'Me gusta' como diciendo "Leí esto", para decir "Recordé tu cumpleaños", para decir, " aunque no creo conocerte lo suficiente para desearte un buen cumpleaños. Es demasiado íntimo ¿no? Digo, solo nos vimos una vez, en un festival de música, y tuvimos sexo extraño pero la tienda de campaña se cayó a media cogida y aún así tuve un orgasmo pero tú no"—, porque ahora ese botón por fin tiene un yin para su yang, un Lex Luthor para su Superman. Donde antes había luz, ahora existe la posibilidad de oscuridad.

¿Será algo positivo? ¿Acaso nosotros, los humanos, terminaremos odiando esta decisión? ¿Nos pondrá en contra uno del otro en una lucha demente por clasificar las cosas exclusivamente como agradables o desagradables? Sólo el tiempo lo dirá.

Mark Zuckerberg hizo el anuncio ayer durante una sesión de preguntas y respuestas en el evento Facebook HQ que tuvo lugar California. Zuckerberg dijo que tras una demanda abrumadora de los usuarios el botón de 'No me gusta' estaba casi listo para probarse. "La gente lleva años pidiendo el botón de 'No me gusta'", señaló. "Cientos de miles de personas lo pidieron y hoy es un día especial porque al fin puedo decir que estamos trabajando en eso y que falta muy poco para que enviemos una prueba". En verdad sonaba emocionado por el botón que te permite decir "no". Imagínense ser Mark Zuckerberg. Imagínense ser así de nerds.

Como sea: gente, estamos por ver un nuevo amanecer. Estamos a punto de vivir en un mundo donde nunca vamos a tener que ver un comentario que diga "me gustaría que hubiera un botón de 'No me gusta' para odiar esto!!!" en una discusión sobre el rompimiento de un idiota.

Algunas de las principales preocupaciones son:

—Como siempre, lo que más me preocupa son todas esas páginas racistas de Facebook que se esconden a plena vista, porque si alguien ha construido su castillo en la arena en el formato viral de "Dale ME GUSTA y COMPARTE si RESPETAS A NUESTRAS TROPAS, seguro la mayoría no va a tener el VALOR", son ellas. ¿Qué tan confuso se va a poner cuando se agregue el tercer elemento del botón de 'no me gusta' en la mezcla del pastel patriota? ¿Ahora cómo vamos a mostrar respeto a nuestros soldados?

—El botón de No me gusta llegó como caído del cielo para aquellos que publican todo el tiempo que "Se sienten tristes". Ya saben a quiénes me refiero: que su primer comentario es "estás bien?" y responden "no puedo hablar aquí..." seguido de la clásica publicación pasivo-agresiva de "Es mejor saber quiénes son tus amigos de verdad" y pasa directo a publicar uno de esos "Acabo de limpiar mi lista de amigos en Facebook, si lees esto es porque SOBREVIVISTE pero otros no tuvieron tanta suerte, recuerda que los AMIGOS DE VERDAD se comunican y no solo sirven para que tu lista de amigos sea MÁS GRANDE, eso no importa y no impresiona a nadie, RECUERDA QUE SI SIGUES AQUÍ TE ESTOY VIGILANDO". Esta clase de gente se va a volver loca con el botón de No me gusta. Rezaban por que llegara este día.

—Ahora sólo existe Me gusta y No me gusta, eliminaron por completo el concepto de ambivalencia. Donde antes podía haber un "Me gusta" y una "inactividad carente de emoción", ahora todo debe medirse con el criterio de me gusta o no, pulgar arriba o abajo. Ahora todos somos emperadores romanos y Facebook es el Coliseo, los videos virales como el de MC Dinero son los gladiadores ensangrentados en el piso y nosotros, lentamente, con el movimiento preciso del clic del mouse, decidimos si viven o mueren. ¿Dónde está el gesto de "Mñe, no me decido"? ¿Dónde está el botón de "No estoy seguro"? ¿Dónde está el área gris? Este es el internet, un lugar donde solo existen los extremos opuestos.

—¿Se imaginan las peleas que se van a desatar cuando le demos por accidente un 'No me gusta' a la publicación de la amiga donde anuncia que está embarazada? La gente se va a meter a las casas en un arrebato de ira y va a apuñalarnos en el corazón. Habrán heridos y muertos. Será el fin del mundo.

Esto es, claro, sólo una hipérbole. ¿Se acuerdan que la semana pasada todo el mundo pensaba que el nuevo logo de Google era el fin del mundo? Pues sí pero ya nos acostumbramos, ¿o no? Y creo que hasta se ve mejor. Además, se supone que el botón de 'No me gusta' es para mostrar "empatía" en las publicaciones tristes donde el 'Me gusta' parecía insensible, o eso fue lo que dijo Zuckerberg.

Aún así, nadie sabe para qué se va a utilizar cuando se deje al alcance de los dedos de las masas. Las masas no saben lo que es bueno y lo que es malo. Recuerden, a las masas le gustan los Minions. Los fans de Candy Crush van a reinventar y retorcer el botón de 'No me gusta' y no hay nada que podamos hacer para evitarlo. Nada además de mover tu cursor de un lado a otro y decidir: ¿sí o no? ¿bondad o maldad? ¿me gusta o no me gusta?

@joelgolby

Tagged:
Facebook
N.E.R.D
zuckerberg
GUERRA
Vice Blog
Fin del mundo
Me gusta
no me gusta
idiotas de facebook
comentarios de facebook
racistas de facebook
el botón de no me gusta en Facebook podría significar el fin del mundo