Publicidad
Music by VICE

Las 10 canciones más groseras de la música mexicana

Una recopilación de 10 canciones obscenas para el divertimento de los escuchas atrevidos e indignación de los que aún defienden las buenas costumbres.

por Paul Medrano
29 Septiembre 2015, 11:56pm


Foto vía.

Este artículo apareció originalmente en Vice

Aunque parece inconcebible, persiste el tabú a las groserías.

Duermen con nosotros, pero no podemos soltarlas en cualesquier parte. A pesar de los avances en lo que se refiere al amplio criterio, todavía somos quisquillosos con el habla florida y el albur barroco. En redes sociales, suele verse con desdén las publicaciones con lenguaje explícito, aunque existe su contraparte: cuentas groserísimas con hileras seguidores. En la vida, se discrimina al lépero. Hasta en la literatura se aplica la ley del hielo a los malhablados.

En el plano musical, la grosería siempre ha sido el ingrediente misterioso que lo mismo divierte y ofende. Es un arma de doble filo que algunos músicos han trabajado con rigor hasta niveles legendarios, mientras que otros lo han evitado a rajatabla.

Esta columna hizo una recopilación de 10 canciones obscenas en la música mexicana (aunque el lenguaje vulgar también es trabajado por no pocas agrupaciones extranjeras), para divertimento de los escuchas atrevidos e indignación de los que aún defienden las buenas costumbres (aunque a estas alturas no se sepa qué chingados es eso).

Armando Palomas – "Corrido de las mujeres"

Este hidrocálido ha trabajado las tres íes como ningún otro: independiente, irreverente e infatigable. Es un verdadero artesano que ha trabajado un repertorio vulgar, acústico y ecléctico. En su extenso repertorio le ha entrado al rock, cumbia, bolero, blues, tango, ranchera y los que se acumulen. "El corrido de las mujeres" (de su álbum Qué se muera el rock, que viva el mambo) es uno de los puntos más léperos de su carrera.


Grupo Marrano – "En mi soledad"

En términos de lenguaje explícito, nadie ha superado lo que hizo el Grupo Marrano. Y cuando digo nadie, hablo de todos los géneros musicales. El repertorio de este grupo es de alto contenido sexual, violento y machista. Lo que hacían estos regiomontanos todavía le enciende los cachetes a hasta al metalero más denso. No por nada se ganaron a pulso el mote de los Slipknot mexicanos. A años de distancia, su identidad sigue siendo un misterio. Aquí una cumbia cursi-guarra.

Veo muertos – "La conocí"

Garage punk chilango con una sobredosis de cábula y cinismo. Su álbum Tu cola (2007) fue la delicia de chicos y grandes que recibieron con beneplácito esta producción bajo licencia Creative Commons México. Si bien no descubren el hilo negro, cuando menos son divertidos y eso a estas alturas vale mucho, ante la arrogancia barata de muchos de los nuevos rock stars.

El viejo Paulino – "El mono de alambre"

Actor, compositor, videoasta y pionero del canto grosero, repudiado por muchos y amado por otros tantos, Julián Garza supo reírse de todo, hasta de él mismo. Su nombre es sinónimo de maledicencia y vulgaridad, sin embargo, vaya que era divertido. El viejo puede descansar en paz, "El mono de alambre" aún sigue persignando conciencias.

Molotov - "Quítate que ma'sturbas (Perra arrabalera)"

Son los léperos de cabecera de cualquier adolescente con aspiraciones a la irreverencia. A 18 años de distancia, pocas bandas mexicanas han logrado y perdido tanto; pocas bandas se han atrevido a lo que ellos hicieron: escupirle a Televisa y luego pedirle perdón; sobre todo, pocas bandas han perdido tan poco al paso del tiempo, tan es así, que ¿Dónde jugarán las niñas? es un disco que no podrás poner en cualquier parte.

Control Machete – "La Lupita"

"La Lupita" fue el emblema de una generación que fue criada con "El Chubasco", que interpretaba el duo dinámico Carlos y José, de la cual se desprende este furioso hip-hop misógino y adolorido, donde cuentan la vida de una lesbiana. Control Machete supo integrar su pegajoso flow a un tema emblemático, lo que dio como resultado un tema que aún hoy enfurece a las buenas costumbres.

Las Ultrasónicas – "Vente en mi boca"

Cuando esta agrupación irrumpió en la escena nacional del rockcillo, ganó muchos seguidores por su música desinhibida y directa. "Vente en mi boca" fue casi himno de una generación que un tiempo aspiró a ser under, pero luego se afresó. La voz de Jessy Bulbo y un delicioso tema surf sigue conquistando a hombres y mujeres.

Los Pingüinos de Monterrey – "Araña panteonera"

"Araña panteonera" es un tema que refleja la impotencia y la rabia a consecuencia del despecho. Este conjunto supo reunir en 2 minutos y medio lo que algunos grupos de rock no han podido hacer en toda una discografía. Una lástima que Los Pingüinos ya no existan.

Palomazo Informativo – "Sin título"

En su tercera producción, Yo no voté por Martita, Fer Rivera y compañía ocultaron dos temas al final de un álbum que es pilar de la sátira política de los años recientes. El penúltimo track es un rosario de vituperios que pocos conocen, sin embargo, su manufactura y letra son dignas de recordarse. No pocas bandas "serias" quedarán boquiabiertos.

Juanones – "Cumbia grosera"

Banda zacatecana que forma parte de esta nueva estética punk de sonido raposo y (adredemente) malhecho. Este tema que mezcla una agresiva anécdota punketa con un poco de cumbia, para darnos idea de todo lo que puede ocurrir en una borrachera.

Sigue a Paul en Twitter - @balapodrida

Tagged:
Music
Features
Noisey
sexo
vulgaridades
Editoriales
canciones groseras
canciones obscenas
obscenidades
groserías
albures
doble sentido
cochinadas
buenas costumbres
vulgar
albur