Publicidad
Music by VICE

Celebrity Deathmatch está de regreso, así que aquí están algunas de sus mejores peleas musicales

En los buenos tiempos, podrías ver a Marilyn Manson arrancarle la espina dorsal a Charles Manson por la boca en televisión.

por J R Moores
05 Mayo 2015, 12:55pm

¿Hay algo más entretenido que ver a algún famoso partiéndole la madre a otro famoso? Por supuesto que no. Celebrity Deathmatch era un programa de televisión hecho con la técnica de claymation que formó parte de la programación original de MTV entre 1998 y 2002, y luego fue revivido de 2005 a 2007. Presentando diferentes superestrellas animadas peleando a muerte adentro de un cuadrilátero, era un poco como Wallace & Gromit combinado con Spitting Image combinado con la WWE combinado con Itchy & Scratchy combinado con Mortal Kombat combinado con TMZ. Era una sátira a las celebridades brutalmente efectiva, que dejó un hueco enorme ausente en el mundo moderno del espectáculo.

Por supuesto, fue un madrazo cuando se estrenó. La premiere de su quinta temporada atrajo a más de 2.5 millones de espectadores, Mark Hamill de Star Wars y Lucy “Xena” Lawless le dieron voz a sus propios personajes animados, y Marilyn Manson, un personaje regular en el show, incluso escribió una canción inspirada en el programa: ‘Astonishing Panorama of the End Times’. Decía algo como “Mata a tu Dios / Mata a tu televisión / Raa-raa-raa / Jesús es de plastilina” (o algo así).

Ahora, como un fénix que resurge de las cenizas, o como un hombre hecho de plastilina que fue aplastado a una masa amorfa y luego es moldeado para ser una figura homínida de nuevo, el show acaba de ser revivido. MTV2 ordenó un piloto para nuevas rondas de “duelos a muerte”. Y mientras que el mundo real se preocupa sobre las consecuencias de la pelea de Pacquaio contra Mayweather, el resto de nosotros nos estamos mojando con la perspectiva de ver los pleitos de la élite actual arreglados de forma animada, como Azaelia Banks vs Iggy Azalea, Robin Thicke vs El Mundo, Kanye West vs Taylor Swift, Kanye West vs Beck, Kanye West vs Liam Gallagher, Kanye West vs los fans de White Rock, y Kanye West vs Dios. Pero hasta que eso pase, aquí hay retrospectiva que nos pone llorosos los ojos de las más grandes batallas musicales en la historia de Celebrity Deathmatch.

Continúa aquí abajo.

Cuando Marilyn Manson le arrancó la espina dorsal a Charles Manson

No hay mejor lugar para empezar que el primer episodio de la primera temporada, donde la maldad teatral se volvió maldad real cuando el shock-rocker gótico Marilyn Manson se enfrentó a su tocayo, el compositor fallido, convertido en asesino líder de un culto y demente que usa swastikas en la frente, Charles Manson. Sin su “familia” para esconderse detrás de ellos, Charles no tuvo oportunidad frente al artista anteriormente conocido como Brian Warner. Aunque sí logró arrancar el hombro de Marilyn con sus dientes, eso fue justo antes de que el Anticristo Superestrella arrancara el esqueleto de Charles por la boca de este. Un gran show había nacido.

Cuando a Mariah Carey se le atoró el pie en el trasero de Jim Carrey

En 1998, Jim Carrey estaba en la cima del estrellato en Hollywood, gracias a su habilidad para hacer cosas chistosas y meter sílabas adicionales en la palabra “realmente”. Mariah también estaba disfrutando una de las partes altas en una carrera llena de altibajos, y aún no aparecía en un drama romántico autobiográfico con Max Beesley. El hiperactivo de Jim estuvo dominando la batalla la mayoría del tiempo. Sin embargo, con una patada de sus tacones de diva, Mariah logró atorar su pie en el recto de Jim. Luego Carrey estranguló a Carey y parecía que sería el final de la batalla. Sin embargo todavía tenía un arma secreta, terminando la batalla como termina cada canción, con una nota alta súper humana que literalmente logró volarle la cabeza.

Cuando Flea se metió el saxofón de Kenny G por el ano

¿Quién es tu miembro favorito de Red Hot Chili Peppers? ¿Anthony Kiedis, el Mick Hucknall del funk? ¿El baterista, porque se parece a ese actor de Talladega Nights y Elf? ¿Quien quiera que sea el guitarrista en estos días? No. Obviamente es Flea. Tiene una estampa de Fugazi en su bajo y salió en The Big Lebowski, así que debe de ser poca madre. ¿Y quién es tu saxofonista menos favorito? ¡Kenny G, por supuesto! ¿Quieren ver a Flea metiéndose el saxofón de Kenny G en el ano y tocar como Dios? Tu extraño sueño se hizo realidad.

Cuando Sting le hizo Kama Sutra a Phill Collins

Menos acostumbrados al ring de batalla, esta pelea de los ñoños tendría que haberse llevado a cabo en una casa de té. Esta batalla del rock para nenas vio al espiritual y fanático del sexo tántrico Sting recibir una madriza a manos del ex-Genesis y cantante de Tarzán, Phil Collins. Las cosas se pusieron un poco más picantes cuando Collins se paró demasiado cerca de Sting y consecuentemente fue empinado sin piedad en varias posiciones de kamasutra por el piadoso y viejo pervertido. Podemos decir que hubo un intercambio de mamadas. Como sea, en contra de todos los pronósticos, Collins pudo recuperarse e hizo algo que normalmente le tomaría unas ocho horas: llevar a Sting a un pegajoso final.

Cuando Ol Dirty Bastard le arrancó la lengua a LeAnn Rimes

A Celebrity Deathmatch le gustaba resucitar a estrellas de la tumba de vez en cuando, trayendo a Hendrix de regreso para enfrentarse a Lenny Kravitz, por ejemplo, o poniendo a Bob Marley a pelear contra Shaggy. Aún así, es una experiencia extrañamente conmovedora volver a ver una versión en plastilina de una estrella que estaba viva en el momento en que el programa salió al aire originalmente, y que tiempo después tristemente pasó al domo celestial de los gladiadores. Personalmente, así es como me gusta recordar al espíritu libre que fue el disidente del hip-hop, Ol Dirty Bastard: arrancándole la lengua a la estrella country que hizo esa canción para esa película de gente que bailaba arriba de las barras de una cantina. Y con los zapatos puestos. ¿Qué no tenían un certificado de higiene? Vean la pelea completa aquí.

Cuando Noel le arrancó las cejas a Liam

Esta fue la pelea definitiva entre los hermanos de Oasis. Unos madrazos de proporciones bíblicas: imagínense a Caín y Abel con enormes chamarras tipo parka, una obsesión nada saludable por los Beatles y la completa inhabilidad para evolucionar musicalmente. Ésta pelea tuvo de todo: golpes, lanzamientos de botellas, fractura de tobillos y amputación de unicejas. Lo único molesto de la pelea es el horrible acento cockney que le pusieron a los hermanos. Entiéndanlo Estados Unidos. No todos los ingleses suenan como Dick van Dyke en Mary Poppins. Algunos suenan más como Daphne de Frasier.

Cuando La Máquina decapitó a Rage Against The Machine

Spoiler alert: la máquina gana.

Sigue a J R Moores en Twitter.