Publicidad
Music by VICE

Skrillex va al espacio

Skrillex está a punto de lanzar un satélite, así que hablamos con él acerca de la última frontera.

por Kyle Kramer
04 Junio 2015, 1:43pm


Fotos cortesía de Google / Imagen por Alex Cook

No hay lugar para el cinismo en el espacio. Bueno, técnicamente, no hay nada más que lugar en el espacio. Pero no sólo le conviene más a los viajeros espaciales conservar su oxígeno para algo más que compartir opiniones negativas; también es difícil no estar impactado hasta el silencio por la magnificencia de todo lo que les rodea. El espacio es tan vasto, tan hermoso, tan desconocido, que sólo puede ser increíble, literalmente hablando. Con sus infinitas posibilidades y promesas de mundos extraterrestres inalcanzables, el espacio es un lienzo en blanco para la imaginación. Nos ha dado fascinantes mundos de sci-fi, mitologías antiguas y nuevas tecnologías. Y, naturalmente, a Skrillex le late toda esa onda.

Skrillex utiliza mucho la palabra “increíble” cuando hablamos por teléfono, de una manera que casi llega a ser contemplativa. En los últimos cinco años, el cantante de post-hardcore convertido en productor se ha transformado en la referencia de facto de la música electrónica, con todas las reacciones polarizantes que vienen con ello. Su nombre, que es a la vez divertido de pronunciar y un conjunto de sílabas que tienen un sonido medio sci-fi, es una abreviación conveniente para la gente de “los medios” que debate sobre temas con algunas las palabras más virales de la actualidad: ¡Jóvenes! ¡Molly! ¡EDM! ¡Apps! ¡Festivales de música! ¡Dubstep! ¡Snapchat! Los puristas de la música electrónica se enfurecen con sus sonidos irreverentes y su estatus como la cara del género, etiquetando su música bajo el nombre peyorativo de “brostep”, mientras que los tradicionalistas del rock discuten acerca de lo que significa que uno de los más grandes músicos en el mundo es un tipo que ni siquiera toca instrumentos tradicionales y atrae a multitudes de niños ravers. Y, naturalmente, un montón de gente lo ama, en parte por las mismas razones. Si alguien tiene motivos para estar un poco cansado del rol en el que lo han aventado, ese sería Skrillex. Sin embargo el joven de 27 años, cuyo nombre real es Sonny Moore, toma una posición radicalmente optimista —al parecer sobre prácticamente todo.

Mientras que el optimismo parece ser omnipresente en la música electrónica, y PLUR (Paz, Amor, Unidad y Respeto, por su siglas en inglés) es uno de sus credos, esto no siempre se traduce en una entusiasta apertura hacia las nuevas ideas. La música dance puede parecer, especialmente a los foráneos, extrañamente reglamentada, con una fijación en pequeños detalles y tempos. Skrillex, sin embargo, se acerca a la música —y al parecer a todas sus tareas creativas— con una premisa más simple: ¿Qué sonaría bien? Sus canciones están llenas de sonidos que asociamos con cosas como cañones láser y de ruiditos de computadora —efectos de películas sci-fi en IMAX, apilados uno encima de otro hasta el punto de lo absurdo. Básicamente, los sonidos láser son adictivos, pero lo único que es más adictivo que sonidos láser son más sonidos láser. El drop, ese tan criticado sello del EDM desde el 2010 (del cual “Bangarang” de Skrillex es el ejemplo perfecto), ha ido cediendo gradualmente el paso a las líneas de bajo y sintetizadores que chillan sin control, como una gelatina siendo forzada en una caja demasiado pequeña.

Su música es particularmente buena interactuando con el mundo pop sin tener que cruzar hacia él. En Recess (2014), Chance the Rapper hizo una aparición electrizante con unas pocas líneas vocales, evitando así la típica trampa colaborativa de muchos raperos en la que tienen que incluir a otros “talentos” para atraer más fans. El reciente proyecto colaborativo entre Diplo y Skrillex, Jack Ü, alcanza la misma magia con 2 Chainz, quien gritaba: “yeah I’m the shit / I should have Febreze on me.” Y en la aparición de Justin Bieber en la canción “Where are Ü Now”, sus vocales están intactas, y las combinan con otros ruidos chillantes. Skrillex es el artista millenial perfecto: Toma cosas de todas partes, hace lo que cree será divertido, y ve si funciona. Y casi siempre funciona. No mezcla cosas para crear una especie de choque cultural; a él realmente le encanta el mundo en el que vivimos, hiperactivo y lleno de tecnología. Eso es lo que hace que a mucha gente no le guste, pero también es lo que lo hace ser el mejor para muchas más personas.

Y también es la razón por la cual, me imagino, fue la persona escogida por Google para ser el primer socio en un nuevo producto de Android llamado Editions, que es la premisa bajo la cual pude contactarlo por teléfono. El proyecto consiste en una serie de fundas para el celular diseñadas por artistas, las cuales activan contenido interactivo para el usuario (de Android). Que, sí, órale, wow, lo que sea. Los artistas colaboran con marcas todo el tiempo. Pero la de Skrillex involucra mandar 13 satélites al espacio para tomar fotografías de la Tierra, las cuales serán posteriormente transmitidas a los celulares de los usuarios como fondos de pantalla giratorios. Durante la noche, el celular ofrecerá una guía de localización geográfica a las constelaciones. ¡Es el espacio! ¡Donde no hay límites ni cinismo!

No hay un mejor lugar para que la imaginación de Skrillex vuele libremente (en teoría, la gente que compre el protector también podrá obtener contenido exclusivo, incluyendo música, aunque cuando le pregunté a Skrillex si eso significa un nuevo álbum él me contesto “No quiero empezar ese rumor”). Durante nuestra conversación, Skrillex habla con el mismo entusiasmo de un amigo que te platica de sus películas favoritas (lo cual hace, dos veces), pero parece que ese es más su enfoque. Cuando se trata de resumir su aventura en la estratósfera, mantiene la misma actitud de “estoy listo para lo que sea”: “Esa era la idea: mandar un satélite al espacio y conseguir unas fotos chingonas.” Increíble.

NOISEY: ¿Te gustaba mucho la ciencia ficción cuando eras chico?
Skrillex: Es chistoso. Aprecio más el sci-fi ahora que cuando estaba creciendo. No me encantaba Star Trek. Me gustaba Star Wars, pero no era un fan from hell. Me encantaba el arte de H.R. Giger y Alien cuando era chico. Esa película fue muy importante para mí. Pero amo el espacio. ¿Alguna vez viste la película Mission to Mars?

No, no la vi.
No es la película mas increíble del mundo, pero hay una escena por el final que es muy padre. Básicamente viajan a Marte y encuentran una nave muy vieja de una galaxia muy, muy lejana. Todas esas naves viajaron a Marte antes de que nuestro planeta fuera un lugar habitable y Marte era como la primera Tierra. Luego algo pasó y todo se fue a la mierda en Marte, todos se fueron y dejaron su ADN en la Tierra, y así fue como el ADN humano comenzó. Así que la última escena es una escena muy loca que medio explica como llegamos aquí y así. Ya ni siquiera sé por qué empecé a hablar de esa película. [Ríe] Eso era algo que era chido cuando era chico, ver esa película. Y eso se me pegó en cuanto a la ciencia ficción.

¿Tienes algunos datos sobre espacio favoritos?
No precisamente datos sobre el espacio. Sólo pienso que el espacio está padre. Me gusta el hecho de que el espacio es tan grande y parece tan terrible y difícil de entender, pero al mismo tiempo está construido a base de los mismos compuestos que la Tierra. Moléculas y H2O —es lo mismo que tenemos aquí. No es tan incomprensible como la gente cree. Obviamente también existen las ideas sobre los hoyos negros y dimensiones paralelas y esas cosas de las que no tenemos ni idea, pero al mismo tiempo todas las partes físicas del espacio las puedes encontrar aquí en la Tierra, y todos estamos hechos de lo mismo. Así que eso bastante cool.

¿Crees que podamos viajar a través de agujeros de gusanos?
Probablemente. De hecho, no tengo idea. ¿Viste Interstellar? Está buenísima. Me encantaría ver a alguien hacerlo. Yo creo que en nuestra generación vamos a poder ver muchos más viajes al espacio. Ahora el espacio está privatizado, así que no necesitas depender gobierno, lo cual considero increíble. Ahora tienes a gente como SpaceX. A ellos no les importa nada más excepto poder innovar y llevar las cosas lo más lejos posible —me encanta el hecho de que puedes usar imágenes del espacio y emojis y todo eso, pero al final del día la razón por la que tenemos FaceTime en nuestros iPhones es porque alguien pensó que era una buena idea y probablemente vio Star Trek en la universidad fumando marihuana y fue como “ey, hay que hacer eso algún dia”. Todos los usos estéticos del espacio y la tecnología y el sci-fi son piezas que inspiran a los ingenieros e innovadores para crear nuevas tecnologías. Por eso creo que es bastante padre tener esas cosas.

Hablando de emojis, ¿qué significa para ti el emoji de alien? Es un emoji bastante ambiguo.
Probablemente lo que significa para todos los demás. O sea, los emojis son un tipo de comunicación universal. Son caras. Son emociones. Mandas una carita feliz a un chino que no puede hablar español y él piensa algo como ‘oh, este gringo está feliz.’ Y luego puedes mandar la del alien y es como ‘¿qué significa eso?’ Creo que los emoji son bastante chidos y tiernos.

¿Tienes algún álbum en camino? ¿Podemos esperar música pronto?
Estoy escribiendo mucho. Ahora estoy trabajando en varios discos de otras personas y acabo de terminar el álbum con Diplo, Jack Ü. Lo terminamos como una semana antes de que saliera. Pero Diplo y yo estamos trabajando en muchas cosas nuevas.

Eres como el tipo del EDM. Como cuando las disqueras dicen ‘necesitamos un remix de esta canción, ¡hay que llamar a Skrillex!’ ¿Qué se siente eso?
Es bastante padre, la verdad. Puedo hacer lo que me gusta y la gente lo aprecia de formas muy distintas. Puedo conocer y colaborar con gente que nunca que nunca hubiera imaginado o esperado. Gente que ni en mis sueños más locos habría imaginado —incluso con Google, nunca esperarías que la música me llevara ahí. Trabajar con The Doors o incluso KoRn, a quienes yo crecí escuchando, es algo muy loco. Yo siempre he hecho lo mío, que es siempre tratar de hacer nuevos sonidos con mucha energía, y es lo que he tratado de hacer. Aunque sea desde gente como Harmony Korine y Cliff Martinez y cosas como Spring Breakers. De ahí a producir metal, y grabar un disco de brostep con KoRn. Hay muchísimas maneras en las que me puedo expresar.

La gente siempre te asocia con el género del dubstep, aunque eso parece como algo que ya fue. ¿Crees que el dubstep está muerto?
No ha terminado. Sólo ha evolucionado. Es muy difícil categorizar lo que es ahora el dubstep. Definitivamente está vivo. Sin duda hay una nueva escuela de chicos haciendo dubstep como lo hacía Skream, pero con sonidos más actuales. Casi como de alto diseño, pero sin dejar de sonar old school. Lo llaman “riddim”. Y es un movimiento fuerte. Hay chicos que están vendiendo entradas como pan caliente por todo Estados Unidos tocando esa música, que es bastante underground. Así que no está muerto, pero creo que la idea que la gente tenía del género sí ha cambiado.

Yo nunca me etiqueté como dubstep, pero es lo que pasa cuando produces un álbum en Beatport. Definitivamente me inspiré de ahí. Tampoco me importa si la gente me clasifica así. No me importa cómo me etiqueten, la verdad. Yo sólo hago música que me gusta, y antes de que saliera Scary Monsters yo tenía un sonido distinto, pero mi sonido siempre está cambiando y evolucionando. Es natural que estas cosas pasen, que la gente use palabras. Necesitas palabras para categorizar, y eso para nada me molesta.

Hablando de palabras, cantas un poco en el álbum de Jack Ü. ¿Tienes algún interés en volver a cantar, o volver a tener una banda?
Es chistoso, porque cuando estoy en el estudio y colaboro no hay planes. Hacemos lo que se nos antoja en el momento. No por sonar muy vago o ambiguo, pero cuando hicimos ese álbum no fue como ‘OK, mi plan es volver a mis comienzos y cantar.’ Sólo estábamos en el estudio y yo llegué —yo le ayudo a escribir la letra a muchos artistas con los que trabajo, así que estaba cantando unas cosas y Diplo dijo ‘mejor ya métete y canta tú’. Así que canté y se quedó. Sí fue improvisado, así que definitivamente podría volver a pasar.

Leí que tu madre falleció hace poco. ¿Cómo has manejado eso?
No sé si alguna vez has perdido a alguien importante, pero cuando eso sucede como que todo se detiene y realmente te pones a reflexionar y muchas emociones salen y como que te vuelves tú mismo. No por sonar como un cliché, pero después de esto realmente aprecias tu vida y la gente que vive a tu alrededor. Si acaso, solamente te entristece lo negativo que puede ser el mundo y cómo la gente puede llegar a ser tan pesimista, cuando al final del día puedes encontrarte en la calle junto a alguien pesimista y estar mirando el mismo mundo, pero a través de sus ojos, es muy diferente a lo que tú ves. Así que depende de ti cómo quieres ver el mundo y cómo manifiestas la realidad. He tratado de ser muy, muy positivo últimamente y de mantener a la gente que me importa cerca, y no tomar las cosas por sentado. La vida es algo tan precioso y frágil y se puede ir en un segundo, así que es importante disfrutarla mientras la tienes. Cuando eres una persona negativa sólo desperdicias tu vida. Depende de ti. ¿Para qué ser tan negativo cuando la vida es tan corta?

Sé que eres muy fan de Aphex Twin. ¿Qué piensas de su nuevo álbum?
Me gustó mucho. De hecho me encantó. Compré como cinco copias en vinil y se las regalé a mis amigos. Está increíble. No sé si tú eres muy fan de Aphex Twin, pero es muy bueno. Es definitivamente un gran álbum. Tiene vibras de Windowlicker y Druqks. Siento que con él nunca sabes. De hecho una vez estuve con él de gira en Australia y conviví con él un par de veces. Es un muy buen tipo.

A veces había un set en el que tocaba algo que es mucho más reconocible, y otras veces tocaba por 30 minutos y era sólo ruido. Así que era un misterio cómo iba a ser el nuevo álbum. Podría haber sido algo que simplemente gritara ‘chinga tu madre’ a sus fans. Pero siento que ahora hizo un disco para sus fans, y a la mejor esa no era para nada su idea. No puedo hablar por él ni por cómo hace sus discos, pero siento que regresó a la onda medio acid house y terminó con una pieza de piano muy bonita, como lo hace con la mayoría de sus álbumes. Y creo que eso es lo que yo quería de un álbum de Aphex Twin. Y además se ganó un Grammy.

Ok, esta es una pregunta muy superficial, pero ¿cómo funciona, en relación a el mantenimiento, tu corte de un lado? Se ha convertido en una especie de marca para ti. ¿Qué tan frecuente tienes que afeitarte el lado de la cabeza?
Está regalado. Yo hago lo de adelante y le pido a un mi amigo que esté de gira conmigo que me ayude con lo de atrás, pero sólo tarda como un minuto. Me gusta. Ya me acostumbré. Se siente rico cuando pasas tu mano por la parte afeitada.

¿Qué se siente estar tan asociado con un corte especifico de pelo?
Es chistoso, ni si quiera pienso en eso. Siempre he tenido el pelo largo y desde que me lo afeité se convirtió en algo muy diferente, ¿sabes? Pero realmente nunca lo pensé en ese sentido. Cambiaré eventualmente mi pelo, pero ahorita estoy muy acostumbrado a él y es tan fácil y se siente súper bien cuando te afeitas la cabeza, cuando lo tocas es como espinoso pero suave a la vez.

Está padre. Desearía tener un corte de pelo tan icónico. Parece una presión muy grande, pero está padre.
Fue algo natural, muy orgánico. Supongo que solo sucedió. Nunca pensé que fuera a tener tanta fama, pero está padre.

Kyle Kramer ama el espacio. Síguelo en Twitter para aprender datos curiosos del espacio.

Tagged:
Music
edm
Features
Noisey
Google
skrillex
Emojis
cosmosis
jack ü
Google Editions
android
Mission to Mars
espacio
Editoriales
espacio exterior
universo
satélites
fundas de celular
cosmos