Premieres

Déjate seducir por los "Extraños Visitantes" de Playa Gótica

El cuarteto chileno nos presenta en exclusiva su nuevo video, y nos platican sobre por qué han tardado tanto en publicar su disco debut.

por Ignacio Molina
01 Marzo 2017, 10:45pm

Hay días en que algunos fanáticos de Playa Gótica, la banda de pop de Santiago, Chile, se despiertan en medio de la noche y se preguntan: ¿Playa Gótica va a publicar pronto su disco debut o será Fanny Leona, la chica a cargo de las voces y sintetizadores, quien publique antes su proyecto solista?
La interrogante los agobia. Sobre todo desde que, hace unas semanas, apareció " Disco Funny ", primer adelanto del proyecto solista de Fanny.

Un poco de contexto. Esta banda, compuesta por Fanny (25), Carlos Fariña (31, guitarra y sintetizadores), Cristóbal Loader (32, bajo) y Andrés Ugarte (36, batería), hace casi tres años asomaba como la cenicienta del electropop chileno. Su primer sencillo, "Reptil no gentil", que apelmaza elementos del postpunk, el noise, y el J-POP, ofrecía todo un recambio en la escena. El problema: desde ese debut, en diciembre de 2014, han compartido sólo otros dos adelantos. Y, paralelo, han realizado un buen número de sesiones fotográficas y entrevistas, aumentando las expectativas en torno a su debut.

En la siguiente entrevista, que tiene como pretexto el estreno en Noisey del videoclip para "Extraños visitantes", dos de sus miembros intentan explicar por qué tanto retraso, y si pronto veremos el LP debut de alguno de los dos proyectos.

NOISEY: ¿Y el disco? ¿Cuándo van a sacarlo? Ya llevan tres videos de adelanto.
Carlitos: La verdad es que nos atrasamos un poco porque era demasiado trabajo. Nos vimos un poco acorralados. Y decidimos esperar ahora, al primer semestre, para tener todo bien calculado.

¿A qué te refieres con calculado?
Carlitos: Es que no teníamos…
Fanny: …una estrategia
Carlitos: Tampoco teníamos presupuestado que nos íbamos a demorar tanto en la producción.

¿Producirlo tanto no le quita espontaneidad al sonido?
Fanny: Yo no creo que el disco esté sobreproducido. Yo creo que dentro de lo punk mismo que somos, teníamos una inocencia de que todo esto iba a ser más rápido. Pensamos que la producción, incluso, por lo más básica o grandilocuente que pueda ser, iba a ser mucho más rápida. Que prácticamente era llegar y grabar y que a la otra semana estuviera. Pero en el camino nos fuimos dando cuenta, más allá de la escuela que tengamos, que para llegar al sonido que nosotros queríamos, necesitábamos más tiempo. Fue como: loco, si queremos que esto suene como realmente queríamos que sonara —en nuestra inocencia, sin saber cómo se hacían estos discos— vamos a tener que retrasar la salida. Y bueno, eso fue lo que ocurrió.

¿Han grabado muchas tomas de cada canción?
Fanny: No tanto. Primero que todo: producir con el Milton (Mahan) es muy bacán, pero hay que tomar en cuenta que él no sólo es nuestro productor, también tiene a Dënver. Y nosotros también tenemos otro ritmo: somos bien lentos. Y en el mismo camino nos dimos cuenta que había canciones que queríamos cambiarles partes. Fue como: loco, el Milton se tiene que ir de gira y no va a estar en dos semanas. Y de repente, en esas mismas dos semanas, nos dábamos cuenta de que había una canción que había que arreglarle una parte, porque no nos gustaba lo que habíamos hecho en la grabación; entonces, como no teníamos todas las canciones cien por ciento cerradas, fue como:  ya, regrabemos cosas.

¿Y qué importancia le dan ustedes a sacar un disco? En estos tiempos ya nadie compra discos.
Carlitos: Yo creo que somos bien románticos. Por lo menos, no sé, el ochenta por ciento de la banda quiere tener un disco físico y ojalá en todos los formatos. Eso nos planteó (el sello) Umami, así que súper contentos con eso, pero nos gusta también el formato digital.
Fanny: Yo me siento más identificada con eso (con el formato digital).
Carlitos: Sobre todo Spotify y toda la hueá. Lo otro es un chiche
 [un juguete, un lujo] para nosotros.
Fanny: Para mí (basta) que salga ordenado en una lista. A mí me da lo mismo el formato físico. Cuando todas las canciones estén arriba o en un CD o donde estén, pero estén disponibles para la gente, para mí el disco va a estar afuera, sea físico o virtual. Lo más simbólico es que eso esté arriba. Decir: por fin hemos sacado el disco, ¿no?
Carlitos: Sí.
Fanny: ¡Hemos esperado mucho!
Carlitos: Y ya como que no falta nada. Estamos cerrando ya los últimos temas de mezcla y después ya el camino se hace mucho más corto. Un par de afinaciones, se va a masterizar y estaríamos listos. Ya estamos trabajando en el arte.

En Chile últimamente es usual que las bandas se tomen harto tiempo en publicar el primer disco. Está el caso de Marineros.
Carlitos: Yo creo que por lo mismo. Si uno lo hace muy rápido, y no deja reposar los temas, después como que lo escuchas y dices:  oh, podría haber cambiado esta parte o podría haber sonado de otra forma; como que le dai más fuerza a los temas.
Fanny: Igual en esta era tecnológica, como que la gente siempre está esperando que todas las semanas salga algo nuevo. Y en realidad no es tan simple: uno es un humano y es súper difícil igual hacer canciones y sentirte cómodo con ellas. Sacar un disco en que tú sientas que cada una de esas canciones te representan en alguna parte, es difícil y requiere de tiempo. Por eso mismo nos demoramos más.
Carlitos: Y sobre todo porque somos cuatro personas que estamos arriba del material y tenemos que estar las cuatro conformes. Además de una quinta, que es el Milton, que está produciendo.

¿Cuál es el nivel de participación que tiene cada uno de ustedes en la creación de las canciones?
Fanny: Somos muy democráticos. Nos encerramos en la sala; yo tengo el micrófono, un cuaderno, un lápiz; Carlitos tiene la guitarra, algunos sintes (sintetizadores) que están disponibles; el Cristóbal, el bajo; el Pipa (Andrés), la batería; y cada uno empieza a indagar en su área. Muchas veces nos damos opiniones entre nosotros e intercambiamos instrumentos. En el fondo no estamos cerrados, pero cada uno trata de indagar en su área.

El sonido que aporta Cristóbal, el bajista, puede que sea lo más característico de Playa Gótica.
Fanny: Yo también creo que es así.
Carlitos: Yo creo que sí… sí.
Fanny: Es que Cristóbal fue un tirano en algún momento, jajaja.
Carlitos: Él siempre como que llegaba con las líneas de bajo y sugería que fueran altas.
Fanny: No sé si tan así, pero yo creo que Cristóbal es melómano, él es quien escucha más variedad de música de nosotros. Una semana puede estar escuchando treinta discos distintos.
Carlitos: Se devora los discos.

En el video que estamos estrenando ahora, "Extraños visitantes", el bajo le da una estructura al tema.
Carlitos: Claro, sí; estamos súper conscientes de eso.
Fanny: Es bien característico también. Cristóbal no compone bajos de acompañamientos. Él hace líneas de bajo bien acrobáticas, cachái, no te da un Do y un Re, pasa como por cinco notas, el loco va haciendo una figura…
Carlitos: Como que yo ahí tengo la pega de hacer como un poco la armonía, pero la armonía como más rítmica, entonces como que voy haciendo un complemento de ese bajo que tiró alguna vez Cristóbal.

¿Y qué hay sobre el baterista?
Fanny: Hemos tenido un dilema ahí… Hemos tenido dos bateristas.
Carlitos: El primero fue Gonzalo "Gocha" Gutiérrez. Con él hicimos casi todos los temas.
Fanny: Pero ya no están grabados todos por él… Gonzalo se tuvo que retirar de la banda por asuntos personales... Lo queremos mucho, nada malo. Ahora está Pipa, quien viene a potenciar lo que había grabado Gonzalo. Con el Gonzalo no logramos llegar a la totalidad de los temas. Como que habíamos tocado tan pocas veces en vivo, que no había una soltura.

Casi siempre el baterista es un problema.
Carlitos: Sí, es verdad. Desde chico he vivido el drama del baterista. Yo lo he vivido toda la vida.
Fanny: Pero al Pipa no hay que decirle nada. Tiene mucho que entregar. El hueón es brígido. Es un sequísimo.
Carlitos: Tenemos la suerte de que el Pipa es intérprete en batería. Tiene estudios en Argentina.
Fanny: Y aparte de estudios, el hueón tiene calle.

"Teníamos una inocencia de que todo esto iba a ser más rápido", dice Fanny Leona.

¿Cuánto de su tiempo le están dedicando a Playa Gótica?
Carlitos: Yo soy profesor de guitarra. Pero este año he programado el año para dedicarme, no sé, de lleno. Voy a tener como un día y medio nomás de clases. Antes tenía los cinco días.

¿Por qué quisiste jugarle todas las fichas a esta banda?
Carlitos: Porque es el sueño de mi vida. Yo he estado esperando esto como desde los 14 años. He tenido bandas y he querido dedicarme cien por ciento a la música. La docencia no es mi sueño. Es sólo un plano para tener un poco de dinero seguro.

¿Y tú, Fanny?
Fanny: Lo que yo quiero en mi vida es ser feliz, aunque suene emo. Me encanta lo que estamos haciendo en Playa Gótica. No me he metido a trabajar porque, como tengo los dos proyectos, de repente estoy así como en la casa haciendo mil bases, inventando una letra, corrigiéndola, cantando, cuidándome la voz, y quedo muda a veces, entonces como que ha sido súper loco. Personalmente, como que no he tenido tiempo para ponerme a pensar bien en muchas cosas. Pero creo que este momento de mi vida lo estoy disfrutando mucho. Es muy intenso y me hace muy feliz, aunque también me da momentos como de depresión y todo, pero es tan intenso que es muy bacán. Pero no sé si lo esperé tanto como Carlitos lo esperó, cachái, como que yo siempre estuve más en una nebulosa, como que yo quería ser dibujante de animé y de repente terminé cantando en una banda y fue como ¡Loco, tenemos tres singles, vamos a sacar un disco! ¿Ahora qué hago?

¿Alguna vez pensaste dejar Playa Gótica?
Fanny: Nooo. Pero hemos pensando disolvernos por riñas entre nosotros…, jajaja. En realidad tuvimos esta guagua y la queremos mucho. Amamos nuestra guagua. Ahora tenemos que darle tetilla.

¿Cuál es la diferencia entre tu disco solista y el de Playa Gótica?
Fanny: Mucha, poh. El mío es súper sintético, cachái, y el de Playa Gótica es súper a pulso, es físico; es muy distinto. El mío tiene mucho techno, tiene mucho J-POP, tiene mucho pop así chicle. El de Playa Gótica tiene ruido, ya que viene del punk, viene del noise, son mundos completamente distintos.

¿En cuál de los dos proyectos te sientes más cómoda?
Fanny: Por lógica, en este momento me siento mucho más en Playa Gótica, porque lo he vivido, cachái. Tengo un dominio en el escenario de lo que es Playa Gótica. Me sé las canciones, el desplante, como una parada en escena. En Fanny Leona la tengo que empezar a desarrollar. Aparte he tocado súper poco [tres veces] con el formato de las canciones que he hecho ahora.

¿Y Playa Gótica va a publicar su disco pronto o será Fanny Leona quien lo publique antes?
Fanny: ¡Playa Gótica! Porque en mi disco estoy todavía afinando detalles. Con el Milton estamos viendo cuáles son los temas que van a quedar. Con Playa Gótica ya pasamos por ese colador; en cierto modo, como que ya está grabado. Por lo mismo yo he retrasado mi proyecto solista. Yo creo que el disco de Playa Gótica se viene así muy pero muy pronto, y el mío espero que el segundo semestre.