Publicidad
Cultura

Todos somos el chef de la coca

Piénsalo bien, seguro a ti también te ha pasado algo por el estilo.

por Pol Rodellar
21 Enero 2016, 4:32pm

Esa mañana en la que tu madre entró en tu habitación mientras seguías durmiendo y encontró tus tennis blancos estampadas de vómito.

El día en que tu novia encontró esa prueba de paternidad con resultado negativo y te dijo "Pero Manu, si yo siempre he tomado la píldora".

Cuando el día antes de irte a vivir con tu pareja te emborrachaste tanto que llegaste a casa hecho mierda y te cortaste la mano al tropezar con unas cajas y tuviste que ir a urgencias a que te pusieran siete puntos y al día siguiente no pudiste ayudar EN NADA durante el traslado.

Esa vez que le robaste quinientos pesos a tu madre para salir de fiesta y la pobre se encontró sin un centavo en el supermercado y tuvo que devolver la compra delante de todas sus amigas.

Una vez felicitaste a un tío por su cumpleaños en su muro de Facebook pero el tipo llevaba dos años muerto y conseguiste como 200 comentarios.


Relacionados: ¿Cuánta coca es demasiado?


Estabas completamente solo pero había cámaras, al día siguiente tu jefe te dijo que te habían visto "tocarte" durante el turno de noche y te echaron y ese año los regalos de Navidad de tu hijo se limitaron a un balón y unos dulces. Pensándolo ahora es divertido, pero en su momento, cuando le dijiste a la novia de un colega si quería "venir a tu casa a coger", se generó una situación un poco incómoda.

Durante un after se te escapó un perro —que supuestamente le estabas cuidando a un conocido— y un coche lo golpeó en la pierna y ahora ya no puede correr igual que antes.

Fue extraño cuando tu madre te encontró en su casa cogiendo cosas de la nevera y tirándolas dentro de tu mochila, se suponía que ella estaba en Cuernavaca y se suponía que tú "ya no tenías ganas de volver a entrar en esta puta casa".

Cuando diste clic en ese enlace que decía "no vas a creer lo que hacen estas adolescentes en sus fiestas, la última foto es espectacular" y todo el mundo descubrió que eras un poco pervertido.

Habías quedado para tener sexo con una morra pero tu hija se puso enferma y no se la pudiste dejar a tu madre para que la cuidara y decidiste dejarla sola durante unas horas y casualmente su madre (tu pareja) llegó de esa excursión a la que iba porque estaba lloviendo y se encontró a la pequeña sola y enferma durmiendo en la cama.


Relacionados: El chef del heavy metal hace pizzas de Slayer y hamburguesas Danzing


Cuando robaste un cómic en la tienda de tu amigo y creíste que no te vio pero meses más tarde éste te regaló ese mismo cómic y ambos supieron de qué iba la cosa.

El día en que estabas en el plató de televisión de tu programa haciéndote una buena línea de coca cuando te filmaron en directo y todo el mundo se dio cuenta.

Todos somos el chef de la coca.

Tagged:
Chef
cocaina
Television
coca
set
en vivo
sorpresa
Eslováquia
Vice Blog
sorprendido