Sexo

Cómo es aislarse con alguien con quien estás empezando a salir

"Me siento despojada de la emoción del periodo de luna de miel y mi independencia".
25 Marzo 2020, 3:00pm
Pareja
Foto: Emily Bowler

Artículo publicado originalmente por VICE Reino Unido.

Como mujer queer y víctima de la crisis de viviendas, tengo suficiente empatía por cualquiera que haya conocido a alguien en Hinge, haya decidido que esa persona era "la indicada" con base en su corte de cabello y se haya embarcado en una cita que simplemente... nunca terminó. ¿Quién de nosotros no se ha mudado con alguien después de dos semanas porque tiene un buen trasero y puede tocar la batería? claro, antes de darnos cuenta que cocina pollo crudo en el microondas y llama su madre más de tres veces al día.

En el pasado, estas situaciones de "mudarse con alguien con quien acabas de comenzar a salir" podían ocurrir ocasionalmente. A veces funcionan, otras no (todos conocen a alguien cuyos padres se mudaron después de tres días juntos y han estado casados durante 25 años; bien por ellos). Pero con el reciente brote de COVID-19 forzando a muchas personas a aislarse durante 14 días o más, las nuevas parejas deben escoger entre dejar de verse por un tiempo indefinido o dar el salto y comprometerse a pasar el aislamiento juntos.

Entonces, ¿cómo ha resultado para aquellos que han elegido la segunda opción? Hablamos con algunas personas que han estado saliendo con alguien durante tres meses o menos antes de elegir vivir juntos en medio del brote.

"Comemos mucho queso, bebemos mucho vino tinto y tenemos sexo"

Nos conocimos en Tinder a finales de enero. Ambos nos rehusábamos a etiquetar nuestra situación, solo estábamos pasando un momento agradable y sexy. Por contexto, he vivido sola durante dos años y he sido muy feliz, también trabajo desde casa y lo disfruto. Que alguien se quedara en mi casa dos o tres noches a la semana me parecía dar un gran paso.

A finales de febrero, me comentó que la habitación que estaba alquilando era horrible y quería encontrar un lugar propio, así que me preguntó si podía quedarse conmigo durante dos o tres semanas, a lo que accedí. De repente llega la segunda semana de marzo y estamos básicamente en aislamiento juntos, así que obviamente no va a encontrar pronto ningún lugar donde vivir. También perdió su trabajo debido al coronavirus, por lo que está literalmente solo en mi apartamento, todo el día, con muy poco trabajo que hacer.

Estamos divirtiéndonos y llevándonos bien. Comemos mucho queso, bebemos mucho vino tinto y tenemos sexo, y creo que es mejor que estar sola. Sin embargo, me siento despojada de la emoción del periodo de luna de miel y mi independencia (que atesoro), y tengo que tratar de olvidarme de todas las pequeñas cosas molestas que me irritan y que no me irritarían si estuviéramos saliendo normalmente. — Milly, 29 años.

"Aún no me fastidian las pequeñas cosas, lo cual es buena señal"

Fuimos a nuestra cuarta o quinta cita y luego pasé el fin de semana con él. Cenamos con sus compañeros de piso, lo cual fue muy agradable, pero al día siguiente, uno de sus compañeros le envió un mensaje al tipo con el que estoy saliendo diciendo que otro de sus colegas más cercanos posiblemente tenga coronavirus y que todos debían aislarse durante el período recomendado de 14 días, para estar a salvo.

En ese momento tenía la opción de irme y no regresar o quedarme. Ambos decidimos que debía quedarme. Yo también había estado cerca de su compañero de piso, así que lo sentí como algo responsable de hacer, en lugar de posiblemente llevar el virus a mi apartamento y a cualquier otra persona. Así que hemos estado así durante unos seis días, que es mucho tiempo cuando no puedes salir de casa.

No ha sido tan malo hasta ahora. Trabajamos desde casa en habitaciones separadas durante el día y hacemos comida y vemos películas durante las noches. Aún no me fastidian las pequeñas cosas que hace, lo cual es una buena señal, y ninguno se ha quedado sin temas de conversación. Creo que realmente me gusta mucho más que antes. Se siente intenso pero toda la situación se siente intensa, no solo nuestra relación. — Lily, 24 años.

"Ya tuve un ataque de pánico frente a él"

Hemos estado juntos oficialmente durante dos semanas, aunque hemos estado saliendo durante seis. Ahora se ha mudado aquí hasta nuevo aviso (debido al corona y a que en realidad quiero tener sexo durante el apocalipsis). ¡Ha sido realmente bueno! Es mayor que yo, así que hace cosas como lavar los platos, sacar la basura y preparar comida saludable. A mi compañera de piso también le agrada por las razones anteriores. Trajo una maleta de ropa y todo.

Creo que cuando comienzas una relación, tiendes a pasar mucho tiempo con tu pareja de todos modos, así que no es muy diferente a esto. Definitivamente descubrí que él es muy práctico en formas que yo no lo soy. Ya he tenido un ataque de pánico frente a él, lo que hubiera preferido que no ocurriera, pero lo tomó bien, ¿supongo que nos acercó más? La estoy pasando bien, aunque sé que esto es probablemente lo contrario de lo que deberíamos haber hecho. — Gina, 26 años.

"Hay lados buenos y lados malos"

Mi novio de hace un mes y medio y yo nos aislamos juntos. Vivimos en una zona rural cerca de Bristol, así que es importante estar juntos, de lo contrario me sentiría sola, especialmente cuando vivo con otra pareja, entonces hubiéramos sido solo ellos y yo. Hay lados buenos y malos, creo. Lo bueno es que no tengo que ser célibe (risas), es muy buen cocinero y nos reímos mucho juntos. Lo malo es que no tenemos espacio y eso nos puede irritar a los dos. Ninguno de nosotros tiene miedo de expresarnos o decir lo que pensamos, lo cual puede dar lugar a disputas, algo a lo que no estoy acostumbrada después de unas cuantas semanas. — Oli, 31 años.

"Quería que me viera en mi mejor momento durante un poco más de tiempo"

Esta es la primera semana de aislamiento en su casa después de un mes de salir juntas. Hasta ahora todo va bien. Aún no nos hemos molestado la una con la otra y ha sido divertido conocer a alguien sin distracciones, encontrar tiempo para nosotras, y no tener que preocuparse por cuándo te va a responder tu pareja un mensaje de texto.

Aunque quería que me viera en mi mejor momento por un poco más de tiempo. Es divertido cuando comienzas a salir con alguien y te arreglas y puedes presentarle una versión mejorada de ti, pero en un escenario de aislamiento en realidad no puedes hacerlo. Nos vemos sin maquillaje, sin ropa bonita. Nos estamos conociendo en nuestro punto más vulnerable, enloqueciendo por los asuntos familiares y la sociedad en general, incluso con lágrimas de por medio. Tal vez nos acerque a largo plazo, pero en este punto es demasiado pronto para saberlo. — Grace, 23 años.

"Se siente raro haber hecho todo esto sin habernos dicho: 'te amo'"

Llevamos juntos casi tres meses, pero no del todo. Reorganizó su apartamento para que hubiera espacio para que yo trabaje desde un pequeño cuarto y trajo un montón de comida. Entonces ayer me puse muy enferma, así que ahora estamos juntos en aislamiento durante 14 días. Es una persona muy responsable y quería ir a trabajar, pero una vez que se dio cuenta de que yo estaba enferma, ha sido muy dulce y me ha estado cuidándome. Estoy un poco preocupada por cómo saldrán las cosas, ya que creo que quiere algo más serio, ¡pero no hay nada serio!

¿Es extraño que básicamente vivamos juntos ahora a pesar de que en realidad no somos una pareja seria? Aunque supongo que lo somos ahora. Pero estoy feliz de estar aquí porque vivo en un estudio, así que ahora al menos tengo un par de habitaciones en donde estar. También tiene muchos libros, ¿eso es bueno? No lo sé, es un amor. Compré varios juegos de mesa y realmente me gusta el tipo, así que espero que una vez que me recupere la situación sea bastante divertida.

Se siente raro haber hecho todo esto sin habernos dicho, "te amo" o algo parecido. Somos novios desde hace dos semanas, pero casi escupo mi té cuando su oficina le envió un correo electrónico "deseándole a su pareja una pronta recuperación". — Leila, 28 años.

"Vemos películas, cocinamos o nos sentamos y conversamos"

Empecé a tener novio unas dos semanas antes de la cuarentena: nos conocimos en Tinder y luego comenzamos a salir. Cuando comenzó la pandemia, me mudé a su casa para que pudiéramos pasar más tiempo juntos. Ahora tenemos mucho tiempo para conocernos. Mientras trabaja de forma remota, puedo desarrollar habilidades que siempre quise pero que no haría sola en casa. Cuando lo veo trabajando, me dan ganas de hacer lo mismo. También es muy ordenado y gracias a él empecé a doblar mi ropa. Vemos películas, cocinamos (nunca lo habíamos hecho antes) o solo nos sentamos y conversamos. No estoy preocupada, lo veo como una gran oportunidad para conocer a este tipo. — Marcin, 28 años.

@daisythejones