Publicidad
Asia

Corea del Sur tiene nuevo presidente, ¿podrá mediar la situación entre Trump y Kim Jung-un?

Esta semana los surcoreanos eligieron a Moon Jae-in como su nuevo gobernante, quien prefiere el diálogo a la violencia, lo que podría cambiar la situación de tensión que viven Corea del Norte y Estados Unidos.

por Tess Owen
11 Mayo 2017, 8:25pm

Imagen vía How Hwee Young/EPA

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Este martes, el candidato liberal a la presidencia Moon Jae-in consiguió ganar la elecciones en Corea del Sur, lo que podría dar paso a importantes cambios en la política que existe con Pyongyang, y al mismo tiempo complicar las cosas para que Washington lo convenza de dejar su programa nuclear.

Ante la multitud reunida en Gwanghwamun Square, Moon, un hombre de 64 años de edad perteneciente al Partido Democrático, prometió ser el "presidente del pueblo". Con más de un 60 por ciento de votos a favor, Moon logró vencer al centralista Ahn Cheol-soo, del Partido del Pueblo.

La campaña 'hecho en Corea del Norte' está desplazando a los productos chinos. Leer más aquí.

El proceso electoral se llevó a cabo bajo circunstancias sin precedentes luego de que la expresidenta Park Geun-hye fuera removida del puesto el pasado marzo por estar involucrada en un escándalo de corrupción. Actualmente Park está en prisión mientras espera un juicio acusada de soborno y abuso de poder.

Además los problemas internos en el país, las tensiones en la región han aumentado gracias a los enfrentamientos diplomáticos entre Pyongyang y Washington —uno de los aliados clave de Seúl— sobre los programas de armas nucleares que tiene Corea del Norte.

A diferencia de sus predecesores en la Casa Azul —la oficina ejecutiva del jefe de Estado surcoreano—, Moon busca mejorar las relaciones con Corea del Norte que tanto se han deteriorado bajo la administración de Trump. El nuevo presidente electo dijo que la relación que han tenido las anteriores administraciones de Seúl con su vecino del norte no han hecho nada para detener el progreso nuclear de Kim Jung-un, mientras que más pláticas e intercambios económicos podrían ser más efectivos para convencerlo de abandonar sus programas nucleares.

Corea del Norte se enfrenta a China en una batalla editorial. Leer más aquí.

John Nilsson-Wright, conferencista de relaciones exteriores en la Universidad de Cambridge, dijo a VICE News que las ideas más moderadas de Moon podría aumentar las tensiones entre Seúl y Washington.

"Moon representa una tendencia tradicional en la política surcoreana la cual cree que es mejor hablar que combatir", explicó Nilsson-Wright. "Seguramente el nuevo presidente va encontrar oportunidades para establecer diálogo con Corea del Norte. También esperaría una negativa ante una relación con Washington que se enfoque en ejercer presión exclusivamente a través de negociaciones".

Sin embargo, también señaló que a pesar de la tensa relación que existe entre Estados Unidos y Corea del Norte, Trump también ha dicho que no descarta la opción del diálogo con el país asiático. Apenas la semana pasada, el presidente estadounidense dijo que se sentiría "honrado" de reunirse con el líder norcoreano Kim Jung-un, pero solamente "bajo las circunstancias correctas", una afirmación que Moon corroboró recientemente cuando dijo en entrevista al diario Washington Post cuando se refirió a Trump como alguien "más razonable de lo que parece ser".

Corea del Norte acusa a Estados Unidos de querer desatar una guerra nuclear. Leer más aquí.

Aún así, uno de los puntos en los que difieren Moon y Trump es en el controversial sistema de defensa conocido como THAAD, instalado por Estados Unidos en territorio surcoreano.

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs