Music by VICE

Música, sol y mar: Una charla breve con rRoxymore

Luego de su presentación en el festival Dimensions, conversamos con la selectora francesa sobre sus experiencias festivaleras, sus planes para el próximo año y su concepción sobre el estado actual de la escena electrónica.

por Nathalia Guerrero Duque
03 Octubre 2018, 8:09pm

Foto original por Richard Ross.

Aparte de sus playas paradisiacas, de sus diversos escenarios, de la vibra explosiva y alegre de su público durante las 24 horas del día, el festival Dimensions de este año en Croacia fue un evento para descubrir música. Entre grandes nombres como Bonobo, Nina Kraviz, James Holden o los legendarios Kraftwerk, se encontraban nombres que más que el reconocimiento, invitaban al público a descubrir sonidos nuevos. Nombres que, gracias a su trayectoria, a su selección musical o a sus propias producciones, habían merecido un espacio en este festival que ya se ha vuelto institución en Europa.

Hermione Frank, más conocida como rRoxymore, podría considerarse uno de esos nombres. Un nombre que solo va en ascenso. Esta francesa residente en Berlín se describe en su biografía como “mercyless house music”: música house sin piedad. Sus producciones y sets son confirmaciones de esto último: música con bases house, pero con percusiones, bajos y golpes marcados que evocan mucho techno, ambient, funk y algo de electro. Nacida en Montpellier, rRoxymore se sintió iluminada por la música electrónica cuando se mudó a París, la ciudad donde empezó a mezclar el house con el funk, el disco y el jazz.

De ahí en adelante, rRoxymore no se ha detenido en su carrera como DJ y selectora. Se mudó a Berlín, uno de los epicentros de la escena electrónica global, lanzó su debut en 2012 con un track de 10 minutos llamado “Wheel of Fortune” en el sello de Planningtorock, Human Level. Asimismo ha remezclado canciones de bandas como The Knife, participó en un álbum realizado en Karachi, Pakistán, y este año logró publicar con Ostgut Ton un track titulado “Tropicalcore”, además de figurar en la cuarta entrega del siempre interesante compilado de Modeselektor, el Modeselektion.

Luego de su toque en el festival Dimensions, logramos charlar brevemente con ella para preguntarle sobre sus experiencias festivaleras, sus planes para el próximo año y su concepción sobre el estado actual de la escena electrónica.

¿Cuál identificas como la principal diferencia entre tocar en un club y un festival? A pesar de que ambos escenarios se prestan para sets bien entregados a lo físico, ¿cómo diferencias los sets entre un espacio y otro?

La primera gran diferencia es la escala en cuanto a cantidad. Obviamente depende del tamaño del festival, pero cuando tocas en un festival como el Dimensions, el alcance es más importante. Toqué en el escenario de The Garden, con una capacidad para 4.000 personas. También existe una sensación diferente al tocar en un escenario al aire libre, en vez de un lugar cerrado y oscuro.

Vives en Berlín desde hace años ya. ¿Cuál es la ciudad que más te ha marcado para tu carrera como DJ y cuál ha sido la mayor enseñanza que has aprendido de Berlín?

Ya mezclaba música antes de mudarme a Berlín. Sin embargo esta ciudad sí me ha ayudado a enfocarme mucho más en mi trabajo y también ha sido importante para mi crecimiento.

En una entrevista con Resident Advisor te quejaste de que la música electrónica estaba un poco atascada en el pasado. ¿Hoy en día piensas igual? Si es así, ¿qué y quiénes crees que están haciendo la diferencia?

Siendo honesta, siento que muchas personas a mi alrededor sienten esta misma nostalgia. De alguna manera sigo pensando igual. Pero gracias a una nueva ola de productores y productoras, las cosas están cambiando lentamente. Cada vez se escuchan más nuevos sonidos, y eso me hace pensar que los años que se vienen van a ser emocionantes.

Has estado varias veces en Pakistán. ¿Cómo describirías musicalmente y culturalmente a este país y de qué manera han influido estas visitas en tu carrera?

He estado un par de veces en Karachi como parte de mi residencia musical con productores locales, así como productores que viven en Berlín. En general ha sido una experiencia mágica que se resumió materialmente en un disco llamado “Karachi Files” y el proyecto de un grupo musical que ha tocado un par de veces. No sé decirte si esta experiencia me ha influenciado como artista. Para mí se trató de una experiencia más humana que profesional: conocernos, pasar tiempo, salir e improvisar con otros amigos músicos al otro lado del planeta.

No podría decir que soy conocedora de la escena musical en Karachi. No hay clubes en la ciudad, quizá centros culturales, como el T2F (The Second Floor). Este es un café donde confluyen todos los que están metidos en la industria creativa alternativa en Karachi: artistas, músicos, cineastas… sin embargo allá conocí a Foreversouth Music, un colectivo que desarrolla (o desarrolló) una escena pequeña con fiestas esporádicas. Una nueva generación tomó la batuta, pero ya no estoy muy al tanto.

rRoxymore cerrando el escenario The Garden en el festival Dimensions 2018. Foto: Callum Chaplin.

¿Sigues trabajando con Planningtorock? ¿En qué proyectos estás con él?

Desafortunadamente ya no trabajamos juntos. Sin embargo, ¡viene un nuevo álbum de Planningtorock que recomiendo muchísimo!

Luego de participar en festivales como el Dimensions, ¿cuáles son las conclusiones actuales que tienes sobre la brecha de género en la industria electrónica global?

Todavía tenemos mucho que hacer, pero siento que cada vez más promotores están atentos de la situación, y están tratando de hacer carteles más incluyentes.

¿Qué proyectos estás planeando para 2019?

Tendré muchos toques el próximo año. Por primera vez estaré tocando en Santiago de Chile y volveré a México para el Festival Trópico. También estaré presentando mi live set y voy a trabajar en nuevas producciones.

Si pudieras describir el festival Dimensions de este año en una frase, ¿cómo describirías esta experiencia?

Música, sol y mar.

***

Conéctate con Noisey en Instagram.