Publicidad
narcotráfico

Los tentáculos del narco mexicano en España

Cárteles mexicanos como el de Sinaloa y los Zetas estarían usando intermediarios independientes para la recepción y venta de cocaína en España con destino al mercado europeo.

por María Altimira
15 Diciembre 2016, 10:05am

Cocaína incautada al Cártel de Sinaloa en julio de 2012 en la ciudad española de Algeciras (Imagen por Susana Vera/Reuters)

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

El mexicano Juan Manuel Muñoz Luévano, alias 'El Mono', reclamado por delitos de narcotráfico por las autoridades estadounidenses e investigado por blanqueo e intento de asesinato por el juez español de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, era algo más que el presunto enlace de Los Zetas en Europa.

Detenido el pasado 18 de marzo en su exclusiva residencia de Madrid, Muñoz, que mantenía vínculos estrechos y directos con políticos y funcionarios del sistema judicial mexicano, no sólo trabajaba para este violento cártel formado por exmilitares de élite. El arrestado, de acuerdo con los informes de las autoridades de EE. UU., también colaboraba de forma independiente con los cárteles de Sinaloa, del Golfo y de los Beltrán-Leyva.

Conocido hombre de negocios en México, Muñoz —preso en la cárcel de Soto del Real de forma provisional— estaba vinculado en la citada investigación abierta por la Audiencia Nacional a Humberto Moreira, expresidente del Partido Revolucionario Institucional (PRI), la formación política que hoy gobierna México.

Revelan en España los nexos de Los Zetas con funcionarios del gobierno de México. Leer más aquí.

Humberto Moreira, exgobernador del Coahuila —norte de México—, que fijó su residencia en Barcelona en 2013, fue detenido bajo acusaciones de vinculación con Los Zetas y blanqueo de dinero y poco después puesto en libertad por falta de pruebas. De hecho, su hermano, Rubén Moreira, quien ahora es el actual gobernador del mismo estado, se había mostrado interesado por los negocios de 'El Mono' para que le entregara dinero, según afirmaba este último en unas escuchas telefónicas realizadas por la policía.

No se trata de un caso aislado. El narco mexicano suele estar relacionado con su clase política y en España sobran los ejemplos. Ahí está, también, la designación de Fidel Herrera, a quien la prensa mexicana ha señalado de tener vínculos con Los Zetas, como nuevo cónsul del país en Barcelona.

Pero la forma que toman los tentáculos del narco en España está determinada por su papel como punto de introducción y venta de la droga para su posterior distribución a toda Europa y con actores como el propio Muñoz.

"Para la recepción y colocación de la droga se usan personas que trabajan al mismo tiempo para diversas organizaciones de narcotráfico. Son intermediarios independientes que tienen clientes fijos pero que no pertenecen a un cártel en concreto", aseguran a VICE News fuentes de la policía judicial de la Guardia Civil.

'Son intermediarios independientes que tienen clientes fijos pero que no pertenecen a un cártel en concreto'.

Un modus operandi que, en la mayoría de los casos implica acuerdos con los grupos colombianos, quienes transportan la droga y controlan el primer escalón de su comercialización en la mayor parte de las partidas que logran pasar los controles aduaneros.

"Pese a la actividad de narcos mexicanos en España, los colombianos son los que tienen una mayor cuota en el mercado [también en relación a su venta al por mayor]", aseguran las fuentes policiales consultadas. El mercado por excelencia de los mexicanos sigue siendo EE. UU.

En 2012 y 2013, el Cártel de Sinaloa, de acuerdo con la información facilitada entonces por fuentes cercanas a la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO) de la Policía Nacional a VICE News, trató de crear su propia red para no depender de los colombianos en la introducción y comercialización de la droga en Europa.

Respecto del cártel de 'El Chapo' Guzmán, estas fuentes aseguraron: "están asentándose, estableciendo relaciones, puro trabajo de agentes comerciales, negociar precios, montar infraestructuras, ya ha habido envíos de pruebas...".

Los mexicanos sólo saben una décima parte del terror de la 'Guerra contra el narco'. Leer más aquí.

El relato policial coincidía con los datos oficiales ofrecidos por el cuerpo de seguridad en relación a la presencia de un miembro del cártel de Sinaloa que, en febrero de 2013, había cerrado un trato para comprar armas a un grupo de sicarios colombianos.

Se trataba de armas de guerra, lanzagranadas, fusiles AK-47.. .para llevar a cabo un ajuste de cuentas por el robo de unos de sus envíos de cocaína realizados a través de los contenedores del puerto de Valencia.

Armas incautadas en el puerto de Valencia.

El primo de 'El Chapo' y tres miembros más del cártel habían sido detenidos seis meses antes en un hotel de Madrid al que se habían desplazado para montar una base de operaciones desde la que pensaban distribuir la cocaína al resto de Europa.

Pese a estos intentos, parece que, actualmente, los grandes cárteles como el de Sinaloa, según el investigador de la Guardia Civil consultado, estarían funcionando con intermediarios externos.

Así, en la mayoría de los casos, estos intermediarios pagarían la mercancía encargada por el cártel a los colombianos, que suelen ser los que transportan la droga a España, y la venderían a los clientes con quienes previamente la organización hubiera cerrado un acuerdo comercial.

Este modus operandi encajaría con las visitas a España de mexicanos bien relacionados con grupos colombianos como el miembro del Cártel de Sinaloa Jaime Antonio Mandujado Eudave, que fue detenido en Madrid en verano de 2014 cuando llevaba a cabo una serie de "gestiones relacionadas con sus turbios negocios", de acuerdo con un artículo publicado en el periódico ABC.

Acapulco homicida: el rico, el pobre y el más violento. Leer más aquí.

Entre los años 2004 y 2009, Mandujano gestionó 32 envíos de cocaína por vía marítima desde Colombia a México y Estados Unidos. La nota periodística del rotativo español también señala que estos envíos se hicieron en colaboración con otras organizaciones colombianas diferentes.

"Los colombianos tienen la droga y la estructura para meterla en España, por eso los grupos mexicanos, que cuentan con dinero para invertir en este negocio, suelen pagarles por el transporte hasta España", aseguran a VICE News fuentes de la UDYCO.

Pero para los narcos mexicanos, España no es solo el centro de operaciones para la exportación de la droga al resto de Europa, sino también un lugar de huida para esquivar las órdenes de busca y captura que pesan sobre ellos, los ajustes de cuentas que tienen pendientes con otros grupos mexicanos o para evitar una sobreexposición que podría resultar dañina o peligrosa.

"Son gente que viene huyendo pero si tienen necesidades económicas solo saben hacer una cosa. No hay grandes capos, son gente de la esfera intermedia", explica la fuente de la policía judicial de la Benemérita. Además, sigue, en España tienen contactos, la presión policial ha sido históricamente menor que en EE. UU., y la barrera lingüística no existe.

El refugio español también ha sido utilizado por políticos vinculados al narco como el citado Humberto Moreira quien, antes de ser detenido tomó la decisión de fijar su residencia en España, lejos de los escándalos de corrupción que lo rodeaban en su país natal. Algo similar pasó con el propio Herrera quien, sin embargo, goza del prestigio y la retribución que implica su actual función diplomática.

Sigue a Maria Altimira en Twitter: @MariaAltimira

Sigue a VICE News en Español en Twitter: @VICEnewsEs

Tagged:
VICE News
americas
mexico
Los Zetas
Guardia Civil
Europa
ESPAÑA
carteles
cartel de sinaloa
crimen y drogas
narcos mexicanos en españa