Publicidad
Food by VICE

Mirar fijamente a las gaviotas hará que dejen en paz tu comida, según expertos

Ahora hay una manera fácil de ahuyentar a estas aves, afirman los investigadores.

por Jelisa Castrodale; traducido por Álvaro García
14 Agosto 2019, 3:00am

Artículo publicado originalmente por VICE Estados Unidos.

Pep Bassett se mudó recientemente a Ocean City, Nueva Jersey, y las gaviotas locales ya le han hecho sentir cómo será su vida desde ahora hasta que empaque su cosas y se mude fuera de la ciudad. "Me quitaron una rosquilla mientras manejaba mi bicicleta", dijo a NJ.com. "Me dio una bofetada en la mejilla, tomó la rosquilla y se fue. También las hemos visto en la playa, especialmente con la gente que está jugando".

Ocean City tiene un problema con estas aves y con sus tendencias de robar la comida de la gente en la playa y el malecón. La ciudad lanzó un programa el fin de semana pasado —que cuesta 2.100 dólares por día— que involucra a cetreros que vuelan aves más grandes y aterradoras sobre el malecón de 10 A.m a 10 P.m para asustar a las gaviotas. Los depredadores de alquiler están programados para trabajar por turnos: los halcones lo harán durante el día y la tarde, y los búhos por la noche.

Esto suena bien, pero según un par de investigadores británicos, la gente de Ocean City podría tratar de mirar fijamente a las gaviotas.

Madelaine Goumas, del Centro de Ecología y Conservación de la Universidad de Exeter, fue la autora principal de un estudio llamado "Las gaviotas responden a la dirección de la mirada humana", que investigó si las gaviotas tendrían más o menos probabilidades de intentar robar alimentos si un humano las miraba fijamente. Las gaviotas, explicaron, son cleptoparásitos, lo que significa que optan por robar alimentos o presas en lugar de atraparlas o adquirirlas ellas mismas. En lugar de utilizar métodos de control letales u otras aves rapaces, que Goumas describe como "costosos e ineficaces", ella y sus coinvestigadores decidieron... mirarlas fijamente.

"La aversión a la mirada es la tendencia a mostrar una respuesta de temor a la observación, caracterizada por la evasión o un acercamiento más lento hacia un objeto o ubicación deseado", escribieron los investigadores. "Se cree que es una respuesta adaptativa contra los depredadores en una variedad de vertebrados [...] Predijimos que las gaviotas tardarían más en acercarse a la fuente de alimento cuando un experimentador las miraba fijamente en lugar de mirar hacia otro lado".

Para probar esta teoría, ella y su equipo pusieron una bolsa de papas fritas dentro de una bolsa de plástico transparente, la colocaron en el suelo y luego esperaron a las gaviotas. Intentaron monitorear el comportamiento de 74 gaviotas, pero la mayoría de ellas no participaron. Veintisiete pájaros se acercaron a la comida, y 19 de ellos se quedaron el tiempo suficiente para que los investigadores los miraran directamente y miraran hacia otro lado mientras avanzaban hacia las papas fritas.

En promedio, las gaviotas tardaron 21 segundos más en acercarse a las papas fritas cuando estaban siendo observadas que cuando el investigador estaba viendo deliberadamente a otro lado. "Las gaviotas a menudo son vistas como agresivas y dispuestas a tomar comida de los humanos, así que fue interesante descubrir que la mayoría ni siquiera se acercó durante nuestras pruebas", dijo Goumas. "De las que se acercaron, la mayoría tardó más tiempo cuando fueron observadas. Algunas ni siquiera tocaron la comida, aunque otras no parecían notar que un humano las estaba observando".

A pesar del pequeño tamaño de la muestra, concluyeron que las gaviotas "sienten aversión por la mirada humana" y sugirieron que las aves podrían cambiar su comportamiento en función de lo que los humanos cercanos pudieran estar haciendo. Como resultado, sugieren que si la gente mira fijamente a las gaviotas, podría ser suficiente para disuadirlas de robar su comida.

Al menos suena más fácil que entrenar a un búho.