Publicidad
Estados Unidos

Insultar a los latinos como Trump: la última moda entre los adolescentes blancos de EEUU

El discurso anti migratorio y xenófobo de Donald Trump parece haber encontrado un caldo de cultivo entre los estudiantes de instituto. Muchos menores se han tomado al pie de la letra las proclamas del líder republicano y propagan el discurso del odio.

por Daniel Hernandez
03 Marzo 2016, 1:55pm

Imagen por Gary Coronado/EPA

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

La retórica de la campaña presidencial de Estados Unidos ha pasado de ser embarazosa a lastimar. El doctor Ben Carson ya ha alzado su voz para proclamar que los discursos deben rebajar su carga ofensiva, mientras que Ted Cruz ya expresó durante su discurso televisado emitido durante el Súper Martes que le preocupa especialmente que los niños empiecen a repetir las palabras de Trump.

En semejante contexto deslenguado, no es de extrañar que los estudiantes de instituto hayan empezado a usar, puramente, el rostro y los descalificativos de Trump para mofarse de sus rivales latinos, durante los acontecimientos deportivos.

La semana pasada la cosa se desmadró en Indiana. Allí un grupo de menores de una escuela blanca y católica se enfrentaban al baloncesto contra un instituto católico de la zona, cuyos estudiantes eran, en su mayoría, latinos. Los fans de los alumnos católicos esgrimieron una enorme pancarta con el rostro de Trump y corearon cánticos extraídos de las impresentables proclamas del líder republicano. 

Una de ellas repetía la frase "levantaremos un muro", en alusión a una de las ideas de Trump, que no es otra que aplicar su xenofobia a la arquitectura y levantar una muralla que discurra por toda la frontera entre Estados Unidos y México.

El partido entre los institutos Andrean y Bishop Noll, ambos situados en Gary, Indiana, se celebró el viernes pasado. Los estudiantes del Andrean iban enfundados en indumentaria roja, blanca y azul y lucían impresiones de la bandera de Estados Unidos. Uno de ellos, llevaba consigo un enorme cartel con el rostro de Donald Trump.

Después de que se propagaran los cánticos que repetían lo de "levantar un muro", los estudiantes latinos empezaron a corear "racistas", a lo que los blancos respondieron con un desafiante: "y ustedes son el motivo".

El vídeo del enfrentamiento salió a la luz durante el fin de semana. Las autoridades competentes de ambas escuelas emitieron un comunicado el lunes en el que anunciaban que tenían previsto investigar lo sucedido.

Algunos estadounidenses planean seriamente mudarse a una isla de Canadá si gana Trump. Leer más aquí.

Ashley Howard, una entrenadora de voleibol que asistió al encuentro para apoyar a uno de sus primos que juega en Bishop Noll, grabó los cánticos y los colgó en Facebook. Allí la cosa se hizo viral.

Howard denunció en Facebook que los responsables de la escuela no intervinieran antes para confiscar las pancartas, habida cuenta de que el rostro recortado de Trump y los cánticos pudieron escucharse durante un buen rato antes de que nadie hiciese nada al respecto. Uno de los letreros de los estudiantes rezaba "ESPN Deportes", en alusión al canal en español de la emisora deportiva estadounidense ESPN. 

Claro que en un alarde de ingenio, los estudiantes subrayaron el "deport" (el imperativo de deportar en inglés). En declaraciones a VICE News Howard ha reconocido que su perfil de Facebook está siendo inundado después de que colgara el vídeo, y que está recibiendo mensajes de apoyo y de repulsa alternativa y equitativamente.

"Se trata de un acontecimiento deportivo, así que las aficiones se alborotan y se apasionan y todas esas cosas", comenta Howard. "Pero me parece que cuando se pasa de cantar 'somos mejores que ustedes', a proclamar 'levantaremos un muro', entonces te das cuenta de que lo que era un desafío deportivo se ha convertido en un alegato racista".

El incidente registrado en Indiana es el segundo desde que la semana pasada un grupo de estudiante blancos se dedicaran a proclamar gritos de "¡Trump!" a sus rivales durante un partido de baloncesto disputado en unas instalaciones en las que había estudiantes procedentes de distintas etnias y razas. El pasado 22 de febrero en Des Moines, Iowa, los estudiantes del instituto Dallas Center-Grimes Community también corearon el nombre del candidato republicano durante un partido de basket que les enfrentaba a los alumnos del instituto Perry.

Poco después del partido, los estudiantes del Dallas Center se disculparon. Uno de los estudiantes del instituto Perry advirtió que se trataba de la cuarta vez en que los alumnos de su colegio, en su mayoría latinos, padecían los cánticos racistas de sus rivales durante encuentros de baloncesto. Curiosamente, todos los cánticos estaban inspirados en la nociva retórica del monstruoso magnate inmobiliario.

"Les pido que estén muy atentos cada vez que aparezcan cánticos como 'Trump' o 'Mini-México' y les pido que actúen y los denuncien rápido cuando suceda", escribió Kevin López, estudiante de Perry, en el periódico de su instituto. "Sabemos que el racismo está vivito y coleando, pero aquí, en Iowa, no vamos a consentir que la discriminación manche nuestros acontecimientos deportivos".

El 16 de junio de 2015, mientras se preparaba para lanzar su campaña a la presidencia, Trump proclamó que México solo envía a Estados Unidos a sus violadores y a sus delincuentes. Los comentarios desataron una inmediata reacción furibunda tanto en Estados Unidos como en Latinoamérica, y provocaron un auténtico cisma legal y empresarial en el seno de Univisión, el canal de televisión en español más grande de Estados Unidos. 

La propuesta de Trump de levantar una muralla en la frontera de México fue recientemente calificada de "racista e ignorante" por el ministro de asuntos exteriores mexicano. Además, distintos expertos en comercio exterior ya han advertido que el faraónico delirio xenófobo de Trump es inviable desde un punto de vista comercial y arquitectónico.

Los institutos de Indiana informaron el lunes de que sus representantes habrían celebrado una reunión de urgencia el pasado domingo. Ninguno de los dos colegios implicados ha querido hacer declaraciones.

"No tendría que haber sucedido", relataba el estudiante de Bishop Knoll Imari Beasley ante las cámaras de la CBS. "Pero la verdad es que el director del instituto Andrean se ha disculpado, así que esperemos aprender a perdonar y a olvidar, y confiemos en que algo así no volverá a repetirse".

Howard, por su parte, está firmemente convencida de que el uso de la imagen de Trump y la propagación de su precaria ideología no tienen lugar alguno en ninguna competición deportiva.

"Estamos en un año de elecciones, acabamos de padecer el Súper Martes y parece que tenemos a un candidato a la presidencia que se dedica a difundir el discurso del odio y proclamas racistas, y que ha conseguido infestarlo todo con su ignorancia", comenta. "Los niños son muy diestros y saben cómo usar internet. El problema es que enseguida repiten lo que ven, y se les pueden inculcar todo tipo de ideas racistas muy fácilmente. Especialmente si quien proclama el discurso del odio es alguien que, desgraciadamente, podría convertirse en nuestro próximo presidente".

La portavoz de la campaña de Donald Trump, Hope Hicks, se ha abstenido de responder a los emails de VICE News en los que se le invitaba a valorar lo sucedido.

Sigue a Daniel Hernandez en Twitter: @longdrivesouth

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs

Mira el documental de VICE News: 'Dos chicas Trumo: las super fanáticas de Donald, Diamond y Silk' (pronto con subtítulos en español :

Tagged:
VICE News
americas
Donald Trump
racismo
Discriminación
Latinos
xenofobia
Elecciones Estados Unidos 2016
voto latino
primarias republicanas