El partido conservador arrasa, los laboristas caen y los nacionalistas escoceses irrumpen con fuerza en las elecciones del Reino Unido

A falta del anuncio de los resultados definitivos, el primer ministro británico, David Cameron, es probable que permanezca en el cargo después de las elecciones generales del jueves.

|
08 mayo 2015, 11:15am

Imagen por Kirsty Wigglesworth/AP

Horas después de que se hiciera el crepúsculo sobre una de las más imprevisibles elecciones británicas en décadas, el Reino Unido ha amanecido hoy bajo un horizonte que promete ser gobernado de nuevo por el partido conservador durante los próximos cinco años.

David Cameron y su mujer, Samantha, han caminado esta mañana rumbo al número 10 de Downing Street y han saludado a las cámaras con las manos, casi convencidos de que el líder conservador seguirá siendo, casi con toda probabilidad, Primer Ministro.

El recuento de votos ha arrojado ya los resultados de 638 del total de 650 escaños. Mientras la noche fue desastrosa para los laboristas y los liberal demócratas, que venían de haber formado un gobierno de coalición con los conservadores durante los últimos cinco años, el Partido Nacional Escocés (SNP), formación nacionalista y de izquierdas, ha amanecido celebrando su aplastante victoria en Escocia.

Los ciudadanos y los comentaristas televisivos se quedaron despiertos hasta altas horas de la madrugada mientras los resultados empezaban a filtrarse, e iban cobrando velocidad conforme pasaban las horas.

La circunscripción de Houghton y Sunderland Sur fue la primera en proclamar sus resultados. Poco después de las once de la noche — menos de una hora después de que cerrasen los colegios electorales — anunció la victoria de los laboristas, que se impusieron rotundamente, mientras que el Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP) quedaba, muy por detrás, en segundo lugar. Acto seguido los conservadores conquistaban su primer asiento en Swindon Norte, y conforme avanzaba el recuento de escaños cada vez fue quedando más claro lo buena que iba a ser la noche para los tories y para el SNP.

Mhairi Black, del SNP de 20 años, se convirtió en la miembro del parlamento más joven en los últimos 350 años. Su victoria ha abanderado el enorme crecimiento de su país en Escocia, donde ha arrebatado la mayoría de los asientos a los laboristas. El SNP ha conquistado 56 de los 59 escaños a los que aspiraba.

El alcalde de Londres, Boris Johnson, el líder de los liberal demócratas Nick Clegg y el de los laboristas, Ed Miliband, han conseguido mantener sus respectivos asientos en el parlamento, a pesar de que Miliband había admitido que la noche había sido "muy dura y decepcionante". El jefe de campaña laborista y mano derecha de Ed Miliband, Ed Balls, ha perdido su escaño en West Yorkshire esta mañana. El líder de UKIP, Nigel Faragel, tampoco ha sido capaz de retener su asiento en la circunscripción de Thanet South.

Los liberal demócratas — que durante su campaña se habían ofrecido para ser el "corazón" del gobierno conservador o la "cabeza" de uno laborista — han sido vapuleados y su porcentaje de votos ha caído clamorosamente en picado: pasan del 23 por ciento de 2010 a menos de un 10 por ciento este año.

Paddy Ashdown, responsable de campaña de los liberal demócratas, bromeó ante las cámaras de la BBC y dijo que "Me lo comeré con patatas", antes de que se produjera el resultado, al que calificó de "humillante, aleccionador y doloroso más allá de nuestra imaginación". En cualquier caso, Ashdown dijo que seguía orgulloso con su campaña. Cuando se le preguntó por el enorme número de escaños perdidos dijo: "Cada uno de ellos es como una dolorosa puñalada en mi corazón".

Y luego añadió que "anoche ganó el miedo… Creo que Cameron se enfrenta ahora a un país todavía más dividido que el que se encontró hace cinco años".

Ashdown también declaró que piensa que el Reino Unido corre peligro de escindirse como nunca antes. "Cameron ha utilizado el nacionalismo escocés para empujar a la gente a las urnas", dijo.

Por su parte el lider de UKIP, Nigel Faragel, que todavía esperaba a saber si sería reelegido, declaró a las cámaras del programa Today de la BBC que: "Es evidente que la cifra exacta del número de miembros del parlamento que vamos a obtener es bastante decepcionante". Y también señaló que su partido había quedado en "una sólida segunda posición" en, al menos, 70 circunscripciones.

"Estamos construyendo la infraestructura sobre el terreno, en base a qué futuro a largo plazo se puede desarrollar para el partido", dijo.

Si el partido conservador no consigue alcanzar una mayoría absoluta, tendrán que decidir con que partido se alían en busca de apoyo. Simon Hamilton, ministro de economía del partido unionista de Irlanda del Norte DUP ha dicho esta mañana que: "Obviamente estamos más que dispuestos a mantener futuras conversaciones con David Cameron sobre qué clase de apoyo le podríamos brindar para su nuevo gobierno."

Sigue a Sally Hayden en Twitter: @sallyhayd

Más VICE
Canales de VICE