Oprah piensa que comprar aguacates es 'ridículo', así que compró un huerto de aguacates

¡Es lo que todos haríamos!

|
16 Abril 2019, 9:30pm

Foto de Mike Coppola / Getty Images - Collage por el staff de MUNCHIES

Artículo publicado originalmente por Munchies Estados Unidos.

No he comprado un ejemplar de Us Weekly en años, pero estoy maravillado de saber que todavía tiene su sección de "Estrellas: ¡son como nosotros!", que recopila fotos de celebridades que piden comida para llevar o ponen monedas en un parquímetro o compran crema para el herpes labial. ¡Y lo hacen igual que nosotros, los pobres!

Oprah Winfrey, magnate de los medios de comunicación y entusiasta del pan, hizo un intento de parecer alguien cercano a su público durante su aparición en The Daily Show, pero no funcionó del todo. ¿Por qué? Tal vez porque en tan solo una tarde, probablemente haya ganado más dinero que lo que yo y el resto de mi generación de la preparatoria juntemos en todas nuestras vidas.

De todos modos, después de hacer una entrevista con el presentador Trevor Noah para promocionar su último libro, The Path Made Clear, se quedó para grabar uno de los segmentos del programa "Between the Scenes" para responder preguntas de los miembros de la audiencia. Pero primero, Noah le preguntó si ella, como Oprah, tiene algún hábito normal.

"Eres Oprah Winfrey", dijo. "Has sido una persona adinerada durante mucho tiempo, trabajaste duro para llegar allí. A menudo me pregunto cuánta normalidad hay en tu vida. ¿Cuántas cosas aleatorias normales te suceden?" Noah le preguntó si su teléfono se había quedado sin batería mientras estaba en medio de una llamada, o si alguna vez había intentado tomar papel higiénico y había encontrado solo un tubo de cartón en su lugar. (Las respuestas, como era de esperarse, fueron no y definitivamente no).

"Te diré algunas cosas muy normales que realmente no creerías que hago", dijo. Viajo con mi propio pan y llevo mis propios aguacates". De acuerdo, eso es genial.

Pero luego continuó: "Tengo mi propio huerto de aguacates", agregó. "Creo que es ridículo pagar por aguacates". Oprah, ¿qué? ("¡Esa no es una historia normal!", dijo Noah, hablando por todos los presentes).

Imaginen ser Oprah por un segundo. Odias la idea de pagar unos dólares por aguacates, así que compras una parcela de tierra, compras algunos árboles de aguacate y —probablemente— contratas a una cantidad de empleados para que atiendan dichos árboles y cosechen esos aguacates. Luego, esas personas se los entregan a tu chef personal para preparar pan tostado con aguacate (o cualquier otro producto a base de aguacate) siempre que tengas un antojo de grasas saludables.

Esto representa cada meta posible que he tenido. Si yo fuera Oprah, estaría tan indignada por el estado del drive-thru de mi McDonald's local que me compraría mi propio McDonald's. Si no me gusta cuánto tarda un restaurante en entregarme mi filete, compraría cabezas de ganado y luego compraría el restaurante.

Ser Oprah sería increíble, y honestamente está tan lejos de mi vida real, que es difícil imaginar ese tipo de existencia. Sin embargo, recientemente puse dos monedas en un parquímetro, así que supongo que ya es algo.