Cómo el graffiti pasó de arte prohibido a uno de los mayores atractivos de Montreal

Montreal es, sin duda, la cuna del arte y la cultura quebequense. Y Mural Festival es uno de los ejemplos más deslumbrantes de esto

|
01 marzo 2019, 12:06am

Este artículo fue co-creado con Destination Canada

Mural fue creado, de manera independiente, por cuatro amigos en 2013 y desde entonces se ha convertido en el más aplaudido de los festivales de arte. No sólo satisface el hambre de los entusiastas del arte, también presenta conciertos de músicos de la talla de Post Malone, Playboi Carti y Pusha T, además de ofrecer entrevistas interactivas con artistas y una cornucopia de entretenimiento. ¿Lo mejor de esta fiesta masiva? Es en la calle y es gratis.

TheSAVCollective BuffMonster
Mural de Buff Monster. Foto de Anna Saviolakis

André Bathalon, representante y director de comunicaciones de Mural, y Yan Cordeau, director creativo, trabajaron anteriormente en una de las producciones más icónicas del Quebec, el internacionalmente reconocido Cirque Du Soleil, donde desarrollaron instalaciones retantes artística y técnicamente. Haber sido parte de un espectáculo tan demandante que recorría el mundo les permitió viajar de ciudad en ciudad, pero después de unos años decidieron hacer su propio proyecto, en su propia ciudad.

TheSAVCollective LeMonstr
Mural de Le Monstr. Foto de Anna Saviolakis

La otra mitad del equipo de Mural son Nicolas Munn y Alexis Forissant, quienes después de mucho tiempo de planeación de eventos en Montreal, ahora se encargan de la música y el desarrollo del negocio, respectivamente.

Cuando Mural comenzó, los cuatro amigos estaban muy clavados en el arte y compartían una particular admiración por el arte urbano, misma que los llevó a visitar un arsenal de ciudades en todo el mundo donde el arte urbano fuera prominente. La exposición al nuevo muralismo global los inspiró a llevar esta tendencia internacional a su ciudad.

TheSAVCollective LSNR
Mural de LSNR2. Foto de Anna Saviolakis

Ahora, cada año el cuarteto se reúne para reclutar talentos del arte urbano que renueven el boulevard principal de la ciudad, así como las calles y callejones circundantes. El festival entero, los murales, las instalaciones y los conciertos pueden disfrutarse en un segmento de Montreal: Plateau Mont-Royal, conocido por los locales como le Plateau. Las extremidades del barrio son, perpendicularmente, el Boulevard Saint-Laurent, Av. du Mont-Royal, que marca el límite norte del distrito y Sherbrooke, al extremo sur.

TheSAVCollective Sandra Chevrier
Mural de Sandra Chevrier. Foto de Anna Saviolakis

Entre estas calles muchos de los artistas más respetados del mundo le dan un nuevo rostro a la ciudad. Sin imponer un tema específico, ni reglas. A cada uno de los artistas se le asigna una gran pared en blanco, desde fachadas de tiendas hasta inmensos muros de cemento o monumentos históricos, para que trabajen durante días en su pieza, de manera que los montrealeses puedan apreciar el proceso, y los resultados se dan a conocer al final del festival.

TheSAVCollective Poni and CyrielleTremblay
Mural de Poni y Cyrielle Tremblay. Foto de Anna Saviolakis

De acuerdo a Pierre-Alain Benoit, director general de Mural, el festival anual siempre ha tenido el objetivo de democratizar el arte urbano con espacios permanentes alrededor de la ciudad, tanto de artistas locales como internacionales: “Lidiamos con un medio artístico que hierve. Queremos diversidad de artistas y diversidad de culturas. Buscamos artistas enfocados en graffiti, retratos o arte abstracto; y tratamos de reunir a los mejores del momento y de crear un ambiente plural.”

La diversidad ha sido la característica más llamativa de Mural y, en opinión de Benoit, es el ingrediente principal de su creciente popularidad: “Me parece que la diversidad que ofrecemos es la causa de su éxito. La escena local de arte urbano ya era activa antes del festival, pero ahora es motivo de reunión, y eso es completamente nuevo.”

TheSAVCollective Sara Erenthal
Mural de Sara Erenthal. Foto de Anna Saviolakis

Naturalmente, la hiperactividad en el Boulevard Saint-Laurent es muy atractiva e invita a residentes y a turistas a formar parte del festival. Pero es innegable que Mural no puede resumirse a la duración propia del festival. Hay un efecto más profundo: Mural embellece Montreal.

De hecho, cuando le preguntamos sobre el impacto de Mural en Montreal, una ciudad que podría no necesitar otro festival, Benoit fue enfático: “El festival participa en la estética y la cultura de la ciudad, lo cual es parte crucial de nuestra misión. No es solo una gran celebración. Nuestro concepto es diferente y mucho más creativo que los festivales de fórmulas tradicionales. También ofrecemos una suerte de arte permanente que crece con cada edición de Mural.”

TheSAVCollective Ben Ein
Mural de Ben Ein. Foto de Anna Saviolakis

Haciendo un énfasis en una comunidad más grande y en crear una experiencia duradera, duradera literalmente en el cemento, Mural Fest realmente puede distinguirse en una ciudad festivalera donde nunca faltan las opciones de entretenimiento.

Más VICE
Canales de VICE