Music by VICE

30 discos a tener en el radar en 2019

Presentamos una selección de discos a tener en cuenta este año.

por Noisey en Español
08 Febrero 2019, 6:36pm

Ilustración de @lenny_maya

El mundo en el 2019 parece acercarse con todos nosotros a bordo como un carro dirigiéndose a un barranco. Las intranquilidad constante, los cambios de gobierno, las amenazas de guerra. Un continente en llamas que no estalla pero está cerca de hacerlo nos hace pensar todo el tiempo en el futuro, lo que viene y lo que nos espera. Estamos aquí, sentados viendo a la ventana de la incertidumbre. Apenas si alcanzamos a buscar refugio en la música, en esto que nos mantiene equilibrados de alguna manera y que nos da tranquilidad, así sea durante los 2 o 3 minutos que dura un track.

A eso es a lo único que nos acogemos y mientras todo arde en llamas alrededor, la música que es nuestro consuelo es lo único que nos ayudará a resistir. Con ánimos de predecir lo que nos a dejar este año en términos discográficos en el continente nos sentamos a hacer esta lista de lo que más esperamos, eso a lo que nos vamos a entregar para abstraernos momentáneamente de nuestra realidad. Estos son 30 discos que esperamos ver en este esquizofrénico año que nos espera.

Duki
(Argentina)

Si el más grande artista latino de ritmos urbanos del mundo, ese que hace feliz a los taxistas, a las trabajadoras sexuales, a los soderos, a los estudiantes, a los deliveries y a quien diablos tenga que ganarse la vida rudamente, lanzó en Navidad un disco que les pinta la cara a todos, ¿qué propuesta superadora a eso existirá después? Imposible saberlo. ¿Se mira Duki, el 1 del trap argentino, en Benito Antonio Martínez Ocasio? Duki sabe. No tiene 23 años y ya está curtido en la licuadora de espíritus que es el ambiente de un rockstar en ascenso meteorico. Pero sabe. No le gusta depender de nadie a nivel difusión, artístico y mucho menos comercial. Cuando la industria discográfica Argentina quiso tirarle una carnada en la entrega de los Premios Gardel, El Duketo se llevó la presa pero no mordió el anzuelo: el resultado fue trap sinfónico. Es decir, un género resistido por los intelectualoides de la música y aún no absorbido por los engranajes de las discográficas en sus diferentes versiones quemó todos los niveles posibles y sonó con una orquesta en la cara de quienes, más que seguro, todavía no respetan el mambo. Maravilloso. Ese chispazo de brillantez que El Conejo supo convertir en un fuego lento para cocinar su último y sublime álbum –hace lo que quiere, cuando quiere, como quiere y para quien quiere- aún debe ser civilizado por el padawan del trap porteño. Y ese paso, aquí y en cualquier parte, lleva la forma, la idea y el contexto estético de un álbum. Que Mauro Lombardo, a lo Borges, pueda cristalizar toda ese Fervor de Buenos Aires en una obra ardiente de posteridad es uno de nuestros deseos de comienzo de año. Salud. ––Juan Relmucao

Paulo Londra
(Argentina)

Quien esto escribe acaba de recorrer literalmente la mitad de Argentina, y los que hayan viajado largo por el séptimo país más extenso del mundo lo saben: acá se vive de maneras muy, tremendamente distintas de acuerdo a la región que te haya elegido el algoritmo de D10s. Hay distintos orígenes étnicos, geografías muy contrapuestas y, por tanto, muy diversas maneras de entender este lapso entre cajeros automáticos que llamamos mundo. Pues bien, en todo este territorio no hubo plaza, parque o esquina que no haya sido estelarizada, protagonizada, sitiada, colmada, intervenida por el éxito infernal de Paulo Londra, “Adán y Eva”. El cordobés -19 años, el que mejor supo llevar el trap al oído general de los argentinos fuera cual fuera su edad o las veces que hayan ido a ver a Coldplay- tiene varios hitos en su cuenta y una popularidad made in YT que lo vuelve inmune a lo que gentes como nosotros podamos decir o no. Ahora, en su paso de edad, Londra prepara el lanzamiento de su primer álbum, Homerun y nosotros nos preparamos para ver si agrandamos el panteón de los artistas que han hecho grande a la música hablada en español. Tal como sucede con sus colegas Londra se ganó su lugar a fuerza de followers y reproducciones, y rebasando el desfasaje etario y estético de quienes abren y cierran la puerta de lo que es música y lo que no para la prensa de su país. Prensa blanca, elitista, eurocéntrica y solemne. ¿Les suena familiar? “Yo puse las canciones en tu Walkman”, supo decir otro joven provinciano hace unas décadas. ¿Podrá Londra decir algo así cuando dentro de algunos años repasemos su palmarés? ¿Alguien sabe de qué está trabajando Makano hoy? El filo de la Gloria es bello y impiadoso, hermanos, ojalá todos nos encontremos del otro lado alguna vez. Y tengamos mucho para contar. ––Juan Relmucao

La Renga
(Argentina)

Es probable que para hablar de La Renga en un medio de alcance iberoamericano necesitemos bastante más que unos párrafos, pero vale y mucho la posibilidad de ponerlos en alerta: en esta década que finaliza con la perfección de los dispositivos de seguimiento y estandarización virtual, en la era en la que cualquiera de nuestros amigos con banda tiene que tener 13 redes sociales para existir, todavía quedan músicos en el mundo que eligen boca a boca y la horizontalidad para hacerse camino al andar. En Argentina La Renga hace rato que transcendió su condición primordial de grupo de rock para transformarse en un código en el que se encuentran y se forman millones de conciencias. La síntesis política, social y poética de su mensaje, la mística subterránea y masiva con la que organizan sus shows e incluso las prohibiciones que han recibido por parte de algunos gobiernos para tocar han contribuido a que este grupo de hard rock sea un mito viviente y sonante de la música popular argentina. Como buenas reinas de la era de piedra, su música siempre va a estar concebida para el mayor de los volúmenes que tu parlante pueda dar, y como buenos artistas de su pueblo, es en los momentos sociales más duros cuando aparecen los himnos generacionales que, por citar un caso, embanderaron las conciencias argentinas en los neoliberales ’90. Con un año infernal por delante en estas latitudes (googleen inflación + Argentina) el anunciado y dilatado nuevo álbum de La Renga puede traer algunas de las canciones que mejor acompañen las intemperies sociales criollas. Porque no lo olviden amigos, habrá un siempre para la batalla. ––Juan Relmucao

Dano
(Argentina / España)

Dano, nacido en Argentina, pero radicado en España, ya ha cumplido con el rap español. Lo anunció en Equilibrio, su álbum de 2012, y figuras de la nueva escuela del rap español, como Erick Hervé, le han dado la razón en sus canciones. Con su colectivo Ziontifik, lideró un cambio sustancial en el rap español desde mediados de la década pasada. El cuidado de la estética lo ha distinguido: se fija en cada detalle y le asigna igual importancia al envoltorio visual que al dulce musical. Así, su estilo puede olerse en mucho de lo que sale hoy de España, no solo en el rap estricto, también en la obra de artistas como C Tangana y Nathy Peluso. Además de Equilibrio, producido por Emelvi, también participó en Magic Kids (2015), un EP colaborativo con el rapero argentino T&K. Estos dos trabajos mostraron el lado más rapero de Dano, con rimas cotidianas pero distintas de gran parte del panorama del rap en español y de España.

En 2017, publicó Braille, un EP producido por el zaragozano $kyhook que mostró el lado trap de Danilo, que igual seguía siendo muy rapero. Las letras son más asociación libres e imágenes superpuestas que una historia lineal, más poesía que narrativa. Este 20 de febrero sale su nuevo álbum: Istmo,– al cual denominó en Twitter el más rapero de su carrera – compuesto por catorce cortes; lo acompañará una película de veinte minutos grabada por Gonzalo Hergueta en Nueva York. Habrá colaboraciones con viejos conocidos como Elio Toffana y Ébano, referentes importantes del rap español como N-Wise Allah y una cara internacional del género urbano como Rels B. Salvo una canción producida por Manu Beats, figura del rap estricto español, todos los beats serán de Dano. Lo más probable es que Istmo proponga un color que reconcilie la experimentación del trap con las inspiraciones más raperas de Dano. Si de algo se puede estar seguro es que retará las convenciones y dará de qué hablar. Istmo llega en pocos días, y lo esperamos con ansias. ––Santiago Cembrano

Mueran Humanos
(Argentina)

Hospital Lullabies es el nombre del nuevo álbum que el dúo argentino Mueran Humanos lanzará en mayo próximo a través de la inglesa ATP Recordings. Son 7 nuevos temas, algunos ya escuchados a través de sus conciertos como “Vestido” o “Detrás de una flor”, que ahora en sus versiones definitivas los muestra como absolutos estetas del formato pop electrónico, atravesado siempre por una atmósfera decadentista, sombría, en la mejor tradición de artistas de culto como Chris & Cosey o Poeme Electronique. Radicados en Berlín, el dúo que integra Carmen Burguess y Tomás Nochteff, ha logrado hacerse de un lugar en el underground europeo, no sorprende por ello que en este nuevo trabajo decidan cantar en inglés (aunque solo en un tema), lo cual los abre a nuevos horizontes (y consolida un espacio ya ganado). El álbum además estará acompañado de un film experimental realizado por Carmen Burguess. Hospital Lullabies se perfila como uno de los grandes lanzamientos de este 2019 que esperemos traiga nuevamente a Mueran Humanos de gira por Latinoamérica. ––Luis Alvarado

Luzmila Carpio
(Bolivia)

El regreso de Luzmila Carpio es como la luz esperanzadora al final del túnel. En tiempos de conflictos geopolíticos, de amenazas de guerra, migraciones y desconsuelo en latinoamérica escuchar a la que han bautiado como la ‘Voz de los Andes’, es de alguna manera sentir el consuelo en la música como un abrazo que nos da un refugio de tranquilidad. Luego de su Yuyay Jap’ina Tapes de 2015, una joya del folclor boliviano, y su posterior entrada al sonido contemporáneo cortesía de ZZK con los remixes de artistas como Nicola Cruz, El Búho, King Coya, El Remolón, Chancha Vía Circuito y Tremor, la artista entró para su nueva producción de lleno con AYA Records, el flamante sello hermano de ZZK. La producción estará a cargo de Leonardo Martinelli de Tremor, contará con ocho canciones y espera ver la luz en el otoño de este 2019. Sin duda, será una de las joyas del año, no solo por venir de una figura tan respetada en el folclor mundial, sino por el afán que significa volver a nuestras raíces, conectarnos con la Pachamama, con las culturas indígenas que siguen habitando nuestro territorio y el poder ancestral que brota de este continente herido. ––Sebastián Narváez Núñez

Gianluca
(Chile)

En este húmedo y oscuro pantano llamado trap, Gianluca supo brillar entendiendo cómo transportar los dolores de Chile a tracks pegados, tan aniquiladores como airosos. El 2018 estuvo en su bolsillo, hizo y deshizo para llegar a todo festival y escenario que se le cruzó, entre ellos su ya confirmada presencia para Lollapalooza Chile 2019. Lo que se viene no pinta para menos.

G Love, su mixtape más extenso y serio, lo elevó a la categoría de músico experimental: un jovencillo con tendencia urbana que de pronto se dio cuenta que su realidad se replica en toda una generación, y que sus posibilidades sonoras son infinitas con un poco de proactividad y este invento llamado internet. Colaboraciones con Gepe, nominaciones a premios, fanáticos de 6 años, fanáticas de 40 años. Transversal y despierto, Gianluca Abarza (de pila en honor a Gianluca Grignani), nos tiene pululando entre el indie y el trap sin pensar en ese bicho llamado prejuicio.

El 2019 sólo puede ser mejor. A paso tranquilo pero lejos de ser lento, el músico no deja de desafiarse. Tras integrar una guitarra y abandonar progresivamente el autotune en el formato en vivo, es tiempo de pensar en el disco debut, que avanzado este año será estrenado bajo la independencia que lo caracteriza. Al viaje con Gian hay que subirse sin trabas, porque lo que se viene te va a llevar por el shoegaze, por el pop, por la pena, el éxito, la calle, el placer y el suelo.

Sampleos a cantautores nacionales, colaboraciones con estrellas de la región y de otros continentes, y una evolución notable de cómo entender el ritmo de moda y su entorno musical, es lo que se prepara durante estos meses en la constancia del estudio. Si algo ha sabido hacer el cantante de ‘Siempre Triste’ es empujar los límites impuestos, tanto por él como por esta pequeña industria llamada Chile; y en su primer largo-duración-no-mixtape no deja nada al azar. Ni las frases, ni las mezclas, ni la incorporación de instrumentos/pistas, ni los invitados, mucho menos la potencia, un trabajo digno de un sismo 10 en la escala de Richter. ––Bárbara Carvacho

Tus amigos nuevos
(Chile)

Hay un montón de factores que hacen que la banda de Javier Chorbadjian, Leo Salinas, Diego Lorenzini y Manuel del Valle sea sorprendente. “Tus amigos nuevos es una suerte de Fab Four Frustrado, un montón de ex mozalbetes dispuestos a cometer cualquier disparate con tal de que los sigan llevando a la plaza de la mano a comprar un chocolate”, se lee colgado en Bandcamp junto a su primer sencillo, ‘Edipo Rey’, con data del 2011.

Fieles al agite y las guitarras bien bien eléctricas, T.A.N trae relato, historias cotidianas llenas de referencias identificables para el cono sur del continente; de rock argentino a juegos de mesa, pasando por pueblos chilenos a periodistas de radio. Historias del día a día con álgidos puntos en su estructura de composición sonora, que se fusionan perfecto con la performance que han ido desarrollando a lo largo de su carrera, cuya explosión tuvo por responsable a No Sí Son, su disco del 2014.

El punto de quiebre entre un homenaje frustrado y un proyecto vivo, con identidad resuelta, es Triunfo Moral, el último largo editado en el 2015; álbum que tuvo todas las de perder pero vuela pelucas a primera escucha. Canciones como ‘T.A.N. Avergonzada - Ponle Cowbell’ nos llevaron a rincones crudos, ‘Techno Rengo’ invitó a la sátira y ‘Delfín’ gritó hit. Cuatro años más tarde, Tus Amigos Nuevos cocinan música nueva. Un trabajo del que esperamos se mantenga el histrionismo y la habilidad de cada uno de sus integrantes y su interpretación, sumado a la siempre fresca escritura de Lorenzini. Chispas autóctonas que responden a influencias variopintas que dejan como resultado tracks vividos en Pelluhue que pudieron haber sido pensados en Seattle.

Son pintamonos porque el mundo los hizo así, ya lo demostraron en su paso por Lollapalooza cuando tomaron la decisión de montar una fiesta de recámara para reírse del tempranísimo horario que les tocó; y es esa misma dinámica de compromiso instrumental versus chistes del día a día lo que estamos apostando para esta nueva entrega: registro latino, cadencia que nos mantenga alertas, y buen humor para no morir en el intento de respirar en este lado del mundo. ––Bárbara Carvacho

Francisca Valenzuela
(Chile)

Hemos sido testigos de la evolución de Francisca Valenzuela en todas sus aristas. De una joven cantautora que comenzaba a experimentar su voz como recurso de expresión, llegamos a una adulta que parece haber encontrado ese rincón del pop que la hace sentir cómoda; siendo este mismo confort el que le permite tomar decisiones que, hace tan sólo una década atrás, eran difíciles de imaginar en su recorrido.

Han pasado cinco años desde Tajo Abierto, su última publicación larga de estudio. Entremedio la vimos levantar uno de los espacios de visibilización de músicas más importantes de la región, Ruidosa, un evento anual -con un montón de actividades satélites durante el resto de los meses- que no sólo logró afiatar el vínculo que tiene con sus seguidores, también terminó de posicionarla como una de las carreras del pop mainstream más consolidadas y aplaudidas.

Tras este hiato de media década, Valenzuela vuelve a la música -aunque sabemos que realmente nunca la abandonó. En julio del año pasado escuchamos 'Tómame', primer adelanto de un esperadísimo cuarto disco. Pop. A secas y en serio. Pop que no sabe de culpa, que disfruta de la factura de Los Ángeles, que la permite ser tan lúdica como estricta. La primera pista de este nuevo LP ya fue secundada por “Ya No Se Trata de Ti”, una balada que la lleva de regreso a sus orígenes pero con toda la experiencia recorrida encima. Se nota el abandono de esa presión de querer deslumbrar al conservatorio; hoy por hoy, adulta y activista, Francisca luce cómoda en la simpleza de una frase que se repite o la cruda honestidad de perderse en infiernos románticos.

Girando de un extremo del país al otro y reversionando su propia historia, la compositora de ‘Buen Soldado’ espera calma un largo que pinta cargado a la exploración, con sus ya clásicos pianos pero llevados al extremo de la distorsión, con samples de su risa como parches perfectos, con nuevos rangos vocales y sus inquietudes políticas con capas sonoras cotidianas y bien trabajadas. –––Bárbara Carvacho

Folläkzoid
(Chile)

Hace unas semanas la disquera neoyorquina Sacred Bones anunció que los chilenos Föllakzoid se encontraban grabando un nuevo álbum, que le sigue al disco colaborativo realizado junto a Jason Pierce. Aunque aún no hay información precisa hay cosas que podemos mencionar, primero que Föllakzoid ha pasado por algunos cambios en su formación, quedando de momento como miembros fijos el baterista Diego Lorca, y su guitarrista y líder, el ahora bautizado Domingæ Garcia-Huidobro. Segundo, tanto Lorca, como Garcia-Huidobro, han empezado a incursionar en la música electrónica con diversos proyectos y colaboraciones, el techno ha sido una influencia fundamental en Föllakzoid, y hay que mencionar que el underground electrónico chileno se encuentra en puro furor con proyectos muy notables como los de Pol del Sur o RawC. Las performances de la banda, si bien siempre altamente hipnóticas, han concentrado mucho la atención en la androginia de su líder, agregando un componente escénico que lo liga con el glam. Sus giras por Asia y Australia el último año, ratifican que Föllakzoid sigue expandiéndose, y que el nuevo disco va marcar un nuevo momento del grupo. –––Luis Alvarado

Hermanos Menores
(Colombia)

Cuando Hermanos Menores debutó con “Campoamalia” en 2017, no fue un “hola” cordial, fue un “aquí estamos” luego de quebrar el asfalto bogotano a la mitad. Las guitarras abrasivas y distorsionadas, la batería primitiva pero visceral y el bajo estructural y melódico a la vez, moldeaban el cuerpo de este trío de rock experimental. Estuvieron en la boca del público bogotano, quienes repetían una y otra vez “¡tienen que verlos en vivo!”, convirtiendo a la banda en uno de los actos que se debían ver sí o sí, durante los fines de semana en las tarimas de la capital. Y no es exageración, los conciertos de Hermanos Menores son una cosa de otro mundo, una experiencia inmersiva e hipnótica.

Luego de girar por Colombia y México, la agrupación anuncia su regreso con nuevo material de estudio. A finales de febrero se lanzará “Las Ciudades Devoran Pueblos”, su segundo álbum de larga duración. Las seis canciones que lo componen, fueron grabadas en un día y una sola toma (sin repeticiones) en el estudio Pirata Mag en Cuatitlán Izcalli, México. Lo que sabemos y podemos adelantar de este nuevo trabajo, es que será algo más frenético y destartalado que su predecesor “Campoamalia”, disco que se caracterizó por sus grooves lentos y notas largas. El primer tema que conocemos de “Las Ciudades Devoran Pueblos” se titula “Cusumbosolo”, publicado como sesión en vivo vía Sello In-Correcto hace un par de meses, donde en siete minutos, la banda nos muestra una descarga de ruido, distorsión y blastbeats. Quien busque al Hermanos Menores de siempre, seguramente se llevará una sorpresa. El título del disco es, en palabras de la banda, “una breve enunciación a la verdad”, de cómo la urbe voraz devora y destruye el campo.

Ya están enterados: el próximo 27 de febrero, Hermanos Menores regresa con su segundo álbum de canciones inéditas titulado “Las Ciudades Devoran Pueblos”. No se lo pierdan. ––El Enemigo

Granuja
(Colombia)

Con un estilo siniestro y seco, Granuja se ha destacado en el rap colombiano reciente como una figura importante de la escena de Medellín, junto con su icónico colectivo Moebiuz. Como parte de Gordo Sarkasmus, con Zof Ziro, presentó varios álbumes a comienzos de la década, con Herejías (2015) como la punta de lanza del proyecto. Desde entonces ha trabajado como solista; ha fortalecido su faceta de beatmaker y ha seguido puliéndose como MC: fue el curador y productor de proyecto de Raps y Hierbas (2016), publicó el álbum instrumental Messier 64 y presentó su debut individual, Círculo Vicioso (2017). La esencia de este disco es un sinfín de rimas ingeniosas que, con humor negro y cinismo, generan tensión que luego es rota con punchlines inesperados. Consolidó su estilo gordo, excesivo y despiadado, y dejó esperando por más a los seguidores de su rap.

En el primer semestre de este año, Granuja publicará su segundo álbum como solista: Vergüenza Propia. Según le contó a Noisey, el proyecto constará de solo rapeos y beats suyos, ningún otro artista estará involucrado en la música del disco (y así también fue Infinito de Zof Ziro). A diferencia de Círculo Vicioso, un trabajo disperso que podría haber prescindido de un par de sus más de 20 canciones, Vergüenza Propia será más compacto, más serio incluso. Granuja no quiso dañar las expectativas y espera que, al publicarlo, cada uno saque sus propias conclusiones, pero sí adelantó que no es nada de trap ni nada por el estilo. “Es por mí línea que es oscura y con muchos sonidos de vinilos. Digamos que va más por el lado de lo clásico sin ser pues ese estilo noventero tan marcado, pero sí muy rap”, dijo. Acotó también que espera fortalecer el componente audiovisual del disco publicando seis o siete videos que acompañen las canciones. Antes de que llegue, irá publicando algunos sencillos con compañeros de batalla como Métricas Frías y Rapiphero; ya vio la luz uno: “Suspense”, con Pielroja. –––Santiago Cembrano

Elsa y Elmar
(Colombia)

Elsa tiene una deuda pendiente con sus fans y con nosotros. Con éste van a ser cuatro años desde su debut en larga duración con Rey y luego de un largo silencio en 2018 apenas nos supo antojar con tres temitas: “Culpa tengo” lanzado en marzo, “Puntos medios” en junio y “Nadie va” en septiembre. Y aunque quedamos con ganas de escuchar el trabajo completo, esas tres entregas fueron suficiente para saber más o menos hacia dónde va su nueva apuesta. En “Culpa tengo” la línea musical va por el tropical bass y aunque en “Puntos medios” vuelve a sus primeras exploraciones sonoras de pop con drum machines y melodías leves, con “Nadie va” se adentra definitivamente en el trap y abre la posibilidad a apuntarle al pop melancólico a través de lo que el mainstream está demandando. Y aunque esto pueda generar algo de confusión el parte de tranquilidad está en lo lírico, en una exploración madura del amor y el desamor, en el caos de las separaciones, la catarsis descarnada de esos sentimientos intensos que produce amar. Todavía no tiene fecha de lanzamiento y poco ha adelantado de lo que se viene, pero fue recientemente seleccionada por YouTube Music como uno de los artistas latinos para seguir en el 2019 y va a hacer parte del experimento de KEXP en Ciudad de México entre el 26 de febrero y el 1 de marzo, lo cual de alguna manera le pone más presión al tema de escuchar su segundo disco este año. Dios quiera. ––Sebastián Narváez Núñez

Crudo Means Raw
(Colombia)

Si el 2018 fue el año en el que Crudo Means Raw se insertó en el consciente de un público medianamente masivo con “La mitad de la mitad”, “No copio” y “Maria”, el 2019 puede llegar a ser la materialización de un concepto que empezó a hacer ruido en la estética de sus videos, en hoodies que vestían amigos de su crew y el mismo J Balvin: Esmeraldas. Esmeraldas se anunció como un algo que iba a suceder en el 2018 con la publicación de “DMT-Do My Thing”, “Bendiciones” y “Síntesis”, una exploración introspectiva, espiritual y mística donde no solo el sonido salía del boom bap, sino que se compenetraba con un sentir lisérgico, alucinógeno y extraterrestre. Luego se atravesaron un par de sencillos y un mixtape que cambió el rumbo de las cosas y dejó Esmeraldas en un plano paralelo en el que definitivamente queremos sumergirnos como átomos que se destruyen en una galaxia infinita. Hasta el momento Crudo no ha anunciado nada relacionado con el proyecto, pero estamos deseosos que el 2019 tengamos Esmeraldas en nuestros oídos. Por favor. –––Sebastián Narváez Núñez

Las Robertas
(Costa Rica)

Junto con haberse anunciado que Las Robertas serían parte del cartel del 2019 del Festival Coachella, le siguió la noticia que en febrero lanzarían un nuevo single y EP, llamado Toguether Outrageosly, que será lanzado por Rogue Wave Records, división de Ripple Music, focalizado en nueva psicodelia y garage. El EP aparece en un momento propicio dada la trascendencia del festival. Y es que si bien iniciadas como una banda de indie pop ruidoso, las originales de Costa Rica, con el tiempo han abrazo el sonido de la psicodelia. En su último álbum Waves of the New uno las escucha ya metidas de lleno en ese sonido tan adictivo que también tiene puesto un pie en el dream pop, algo así como un encuentro entre The Brian Jonestown Massacre y Lush. Integrados por Mercedes Oller (vocalista principal y guitarrista), Sonya Carmona (bajista) y Fabrizio Durán (baterista), Las Robertas se encuentran sin duda en un momento expectante, y las ganas por escuchar el nuevo álbum ya no se puede contener. ––Luis Alvarado

J Balvin y Bad Bunny
(Colombia / Puerto Rico)

Los dos seres humanos que en gran parte fueron culpables del gran éxito del sencillo como método de consumo preferido musical, José Balvin y Benito Bad Bunny, se pusieron de acuerdo para en el 2018 sacar dos discos y mandar a la estratósfera todo lo que sabíamos sobre reggaetón y trap latino. Ahora, gracias a una hermosa entrevista donde estos dos amores bebían whisky y platicaban de música y absolutamente cualquier cosa, develaron que tenían entre manos un disco en conjunto llamado Oasis. Estamos volviendo a la vieja guardia. A la antigua forma de consumir música. ¿Se acuerdan cuando los artistas de rock y pop hacían esto de tener "discos a dúo"? Es bien especial. Bunny y Balvin nos enseñaron que ya no importaba el discurso artístico de un larga duración para calar en las grandes masas. De canción a canción nos cacheteaban y hacían que sonaran en todos los antros y plataformas de streaming del mundo. Cambiaron la música popular y la forma en que la consumimos. Ahora, ¿por qué hacer un disco juntos si ellos mismos empezaron destruyendo esta forma? Las épocas son cíclicas. Los cambios no son permanentes. Justo como estamos viviendo el declive de los medios de comunicación digitales y, al parecer, los consumidores están volviendo a confiar en la antigua forma de comer noticias, los músicos más grandes del mundo están saliéndose del género que los hizo famosos, poco a poco, (Vibras y X100PRE tienen (punk, rock, trap, rap, reggaetón, bachata, baladas) y de la forma de darnos música. Dos de los hombres más poderosos de la música unen superpoderes en un disco que, definitivamente, va a partir al planeta en dos y cambiará la forma en la que caminamos por siempre. Si ya luego de Vibras y X100PRE nada fue igual; después de Oasis ya mejor dejemos de consumir música popular y volvamos al death metal. ––Diego Urdaneta

Huaira
(Ecuador)

Huaira no le tiene miedo a nada. Así cantaba en el tema ‘Colibría’, canción que fue parte del disco ‘Prender el Alma’ (2015), del productor Nicola Cruz. Ese tema, precisamente, colocó a la cantante en el mapa nacional e internacional y recorrió -hecha canción- toda ciudad en la que Nicola promocionó su disco.

Huaira, que significa viento en quechua, es una mujer poderosa, ha sacado su voz en rituales donde su canto es medicina, su música es raíz. Como parte del grupo Mujeres de Luna ha llegado también a varios oídos, mentes y corazones. Pero su carrera estalló el año pasado cuando presentó ‘Ñuka Shunku’, su EP debut que en quechua significa “yo soy puro corazón”. El disco, que tiene apenas 4 canciones, la llevó -junto a su banda: Julio y Pablo Vicencio y Juan Diego Illescas- de gira por Europa. En Alemania la rompió. Abrió dos conciertos a Café Tacvba y se metió en el bolsillo a un público que hasta ahora pide más de ella.

El 2019 lo arrancó con una invitación al Moonbow Festival, en Tulum, México, y al regresar fue derechito al estudio para seguir grabando su LP que nacerá -nos comentó- antes del verano. Con música inspirada en la naturaleza, en el poder de la feminidad, en la sanación interna y colectiva, este disco, pronosticamos, será uno indispensable este año. Además que esperamos colaboraciones excepcionales, como en su EP en el que contribuyeron Rodrigo Gallardo, El Búho y Alejandra Ortiz, del dúo Minük. ¿Quizás habrá una canción con Rubén Albarrán, de Café Tacvba, en el disco próximo a salir de Huaira?. Vamos a estar atentos para escucharlo com-ple-tito.
––Carla Vera

Mateo Kingman
(Ecuador)

Mateo Kingman debutó en 2016, cobijado por el sello AYA Records (primo hermano de ZZK). Con su álbum ‘Respira’ le dijo al mundo “esta es mi música, esto es lo que tengo para ofrecer”. El contexto del disco era simple, Mateo creció rodeado de naturaleza, ríos, pájaros, la cordillera y la selva y eso inspiró la creación de canciones como ‘Fuerza de Pantera’, ‘Lluvia’ y ‘Sendero del Monte’. Con ‘Respira’, Kingman movió a la escena en Ecuador y extendió sus alas hasta México, Colombia, Argentina… También llegó con su propuesta hasta Europa, en donde presentó los sonidos de esos paisajes sonoros que llevan sus canciones, combinados con sus versos ––a veces cantados, a veces rapeados.

Ahora Mateo se prepara para el lanzamiento de su segundo disco, que llegará a nosotros en marzo o abril. Y el contexto cambió. Hace un par de años se mudó a la ciudad. Las vivencias y las experiencias son otras, pero eso no ha descartado la profundidad que transmitirá en su nuevo material. Hablará de un viaje, también, pero uno interno, conceptual, en donde recorre las sombras y las luces de su ser hasta llegar a una iluminación creativa y artística. La búsqueda es hacerse uno con el todo. El objetivo es la transformación. ‘Religar’ fue el primer sencillo que presentó y con él comenzó esta nueva era sonora. En la letra inventa verbos como “rócame la eternidad” u “obsidíaname la noche”, también habla de volver a la unidad, de ser piedra, de alguien que atraviesa mucho dolor -al inicio de la canción- pero que después lo trasciende y se enciende en él la curación.

El video, dirigido por la cineasta Ana Cristina Barragán, retrata a un grupo de adolescentes con heridas sutiles, internas, que sanan en colectivo, dejándose llevar por el baile y los cuidados casi infantiles. Fue uno de los lanzamientos más conmovedores del año pasado. El segundo álbum de Kingman ofrecerá letras mucho más profundas y sonidos más experimentales y conceptuales. Sabemos -también- que el disco contará con una interesante colaboración: el maestro Gustavo Santaolalla, con quien Mateo se conoció en un concierto en Quito y formaron una conexión especial.

‘Astro’, en Ecuador, es quizás uno de los discos más esperado de este año. Mateo es dueño de una visión meticulosa, honesta y visceral que de seguro se plasmará en su nuevo lanzamiento. Además, con festivales como el Vive Latino confirmado y una pequeña gira europea en la mira, Mateo se prepara para un 2019 lleno de nuevos sonidos y escenarios. ¡Feliz cambio de piel! ––Carla Vera

Hidrogenesse
(España)

El dúo Catalán de Carlos Ballesteros y Genís Segarra lleva desde finales de los 90s haciendo música como solo ellos pueden: alegre y kitsch pero con un espectro de tristeza y ruido que apenas y se alcanza a percibir a primer oído. Como Hidrogenesse, se han convertido en una de las uniones musicales españolas más radicales y peculiares, continuando una tradición de música pop experimental absurda y genial que tiene raíces en los primeros años del punk. En primavera del presente año esperamos el nuevo larga duración de la banda, el cual será su primer disco desde Roma del 2015, desde ese año se han dedicado a girar y presentarse en varios países, incluyendo México, de donde proviene gran inspiración de este nuevo proyecto. Sucede que tras la actuación de la banda en este país, alguien tuiteó que lo que Hidrogenesse hace son “joterías bobas”, lo cual alentó a la banda a reafirmar su estilo y trabajar muy duro en lo que sigue. En 2018 se establecieron en el estudio en París del coleccionista de instrumentos Jérémie Orsel, entregándose a buscar maneras diferentes de lograr su visión. Un cambio que hicieron fue regresar a una de sus herramientas que utilizaron en sus primeros años: el sampler. Sobre México, el dúo expresó el grado de inspiración que toman del país. “… En este disco hemos grabado canciones que se nos ocurrieron estando ahí. Inspirados por las gentes que hemos conocido, los paisajes, las ciudades, la manera de hablar y de vivir que tanto nos gustan y echamos de menos cuando volvemos a casa”. El primer adelanto del disco --del que aún no conocemos el título-- es “Claro Que Sí”, una afirmación de quienes son a ritmo de mambo electrónico y el dub, por lo que podemos darnos un pequeño sabor de lo que viene en este nuevo larga duración. ––Marcos Hassan

Le Butcherettes
(México)

Teresa Suárez, mejor conocida como Teri Gender Bender, no ha encontrado barrera que la haya detenido hasta ahora. Lo último con lo que la vocalista e instrumentista de Guadalajara, México se ha topado en este camino conocido como vida fue el alejamiento con su madre, quien recientemente fue diagnosticada de sufrir trastorno bipolar; esto no sólo le ha hecho cuestionar su relación particular con su madre sino el papel que desempeñan los diferentes miembros de la unidad familiar según su género en el contexto social y todo lo ha plasmado en un disco que lleva por nombre bi/MENTAL, el cual llega después de A Raw Youth del 2015. Aunque el blues punk primal que ha caracterizado el sonido de Le Butcherettes desde su inicio sigue presente, ahora cuenta con influencias que adopta del new wave ochentero, dándole un poco más de melodía y claridad al sonido brutal de la banda; esto producto sin duda del trabajo de Jerry Harrison tras la consola; Harrison es mejor conocido como miembro esencial de Talking Heads así como perteneciente a los Modern Lovers de Jonathan Richman, lo cual explica mucho de lo que se escucha en bi/MENTAL. Para llevar su visión a este mundo, Suárez ha reclutado el lineup de invitados más eclécticos que podríamos imaginar, incluyendo al ex vocalista de los Dead Kennedys, Jello Biafra, quien contribuye una pieza de spoken word al primer track del disco; también encontramos a la madrina del punk chicano Alice Bag y a la sensación actual del pop latino, Mon Laferte. bi/MENTAL es tal vez el disco más importante de la carrera de Le Butcherettes tanto por el momento en que pasa la banda --captando la atención de leyendas como Iggy Pop, Henry Rollins y los Melvins, entre tantos que han expresado su fanatismo por ellos-- como por la apuesta artística que Gender Bender y asociados están haciendo. ––Marcos Hassan

MexFutura
(México)

La noche en que Denise Gutiérrez pasó lista en los estudios de Homegrown para grabar su colaboración en el más reciente disco de La Banda Bastön, Luces Fantasma, su conexión con Gonzalo Muñoz a.k.a. Dr Zupreeme fue la de dos piezas de lego ensambladas magnéticamente en la oscuridad por la ineludible fuerza de la afinidad creativa. “Esa noche terminamos grabando dos tracks más”. Así nació MexFutura, una mancuerna que hasta este momento, en que podemos dar cuenta de ello a través de nuestros oídos, tiene todo el sentido del mundo. La pantanosa densidad de las campiñas sonoras producidas por Zupremo, habitadas por mariposas y polillas luminiscentes que salen de la voz de la voz de Denise en un ejercicio pleno de trip hop.

Aunque ambos tienen proyectos programados con sus respectivos actos principales –Bastön y Hello! Seahorse–, han elaborado un calendario quirúrgicamente planeado para 2019. Un track nuevo cada tres semanas hasta completar los 16 que formarán su primer LP, La última selva –dividido a su vez en cuatro volúmenes de cuatro temas cada uno–, en una estrategia que busca ir soltando gotas de la fórmula dentro del matraz hasta que el experimento esté completo el 23 de agosto, día de lanzamiento de su primer disco. ––Juan Carlos Rios

Salvador y el Unicornio
(México)

Siguiendo una estela de cinco temas –iniciada con “Agua de Coco”, su inmediatamente cautivadora carta de presentación con ese entrañable corito sesentero de “uh pa pa uh pa”–, Salvador y su Unicornio llegaron a 2019 para pisar por primera vez la cancha desde el inicio del partido y presentar el que será su disco debut. Durante 2018, estrenó únicamente una canción, “California”, psicodelia melancólica que habla de su necesaria mudanza de Los Ángeles a la Ciudad de México, donde ha producido la mayor parte del material que dará forma a su LP elaborado bajo el ojo rector de Discos Panoram.

Lo emocionante de querer escuchar a Salvador Sahagún en elepé, tiene que ver con la capacidad que tiene para ir poniendo nuevos colores en su paleta. Cada uno de los cinco tracks que ha dado a conocer hasta ahora han sido muestras de distintos ánimos, desde el tropicalismo lo-fi derramamiel de “Carolina”, hasta el retrofuturismo nocturnal de “Caminando”. Además, el tapatío prometió que el álbum vendrá también con una live session de todo el disco en video, donde estará acompañado por “diversos amigos”, lo cual abre un abanico de interesantes posibilidades que pueden ir de lo obvio de León Larregui a lo tentador de AJ Dávila. ––Juan Carlos Rios

Holbox
(México)

Holbox es el proyecto liderado por Andrea Martínez –a quien conocemos por su afortunada intervención en la reconfigurada versión de Vaya Futuro y otros tantos proyectos independientes– junto a Alejandro Gutiérrez, Rodrigo Villagrán y David Díaz que desde hace un par de años, han aparecido con frecuencia . Holbox hace total sentido a su nombre –inspirado en la paradisiaca isla caribeña que a su vez es maya para “agujero negro”–, que de alguna forma resulta todo lo contrario a su lugar de origen, la siempre radiante y acelerada CDMX. Son frescos, ligeros y despreocupados. Chillin’ en la hamaca con la brisa en el rostro y muchos pendientes en la cabeza. Además, es uno de esos actos capaces de reclutar nuevos feligreses con cada pequeño toquín en vivo, porque su naturaleza y paz resulta necesaria para quienes –por casualidad o interés previamente ganado– los encuentran sobre tarimas de toda clase de eventos.


El año pasado, entregaron “Manhattan” –una favorita personal en mi playlist de 2018–, además de una hermosa colaboración con otro de los proyectos de mayor alcance en el entramado subterráneo mexicano, Bicho Blanco. Para 2019, nos tienen prometida la publicación de un nuevo material, que podría tratarse de su segundo round en larga duración –después de su debut, Altamar de 2017– y solo podemos esperar con ansias más de eso que nos devuelve a nuestro sitio y momento de plenitud y calma espiritual. ––Juan Carlos Rios

URSS Bajo el Árbol
(México)

Por allá del 2010, el entonces dominante entramado de la música alternativa nacional alcanzó su cima creativa y comercial más importante hasta ahora. Mientras algunas bandas tomaban la puerta de salida, otras más aparecían exigiendo consideración con materiales bien trabajados y a través de apariciones constantes en foros y festivales. URSS Bajo el Árbol es una banda que, desde un primer momento, ha sido decididamente conceptual y cuasi progresiva, sin que ello esté cercano a etiquetarlos como un acto vago y abstracto. Por ello, cada una de sus entregas de estudio se siente como el nuevo libro de tu autor favorito, partes distintas de una saga personal que no necesariamente tienen un hilo narrativa/temática en común, pero que de alguna manera conforman la historia e identidad particular de quien lo escribe. Además, su manera rústica y primitiva de acercarse a la música, ha sido crucial para ampliar el espectro de universos diversificables del rock nacional en tiempos recientes.

El espacio de espera entre 7, su primer disco de estudio, y Multiversio, su más reciente esfuerzo de larga duración, fue de casi cuatro largos años con un EP en el medio. La realidad es que, a pesar de la atemporalidad de su sonido y de que su último disco va a cumplir apenas dos años de haber sido lanzado, queremos conocer a mayor profundidad su siguiente metamorfosis, expuesta a nosotros en una primer probada a través de “Niño Atrapado”, track solitario estrenado el año pasado que los muestra en una faceta claramente más solemne a la vez que nítida, homenajeando a las víctimas del sismo del 19 de septiembre de 2017 en la Ciudad de México. Además, exploraron casi por primera vez –o al menos de manera más explícita– con sintetizadores y un saxofón, lo cual nos deja con el ojo pendiente sobre lo que Mauricio, Exael, Rogelio, Chrisian, Jonathan y Javier preparen para el año en curso, con una fe especial de que ello se trate de su tercer LP. ––Juan Carlos Rios

Carla Rivarola
(México)

Para los habitantes frecuentes del subterráneo musical de la capital mexicana, el nombre de Carla Rivarola tiene una relevancia especial. En 2015, la mexico-argentina lanzó un EP titulado Origami bajo su seudónimo previo, Iranti, que en ese momento y hasta ahora, generó una admiración particular por su capacidad para marcar dobleces de una trama personal con muchos elementos poéticos en sus letras, y por su delicadeza para el oído a través de interpretaciones ligeras salidas de la voz y guitarra eléctrica de Rivarola.

Desde el segundo semestre del año pasado, Carla ha ido lanzando algunos temas que formarán parte de su nuevo LP ya bajo su nombre propio, Médula Silvestre. Con “Ave del Horror”, “Fantástica” –que aborda una materia de actual coyuntura desde un ángulo hermoso que llega como necesario abrazo sonoro– y “Médula Silvestre”, Carla nos ha dejado claro que Iranti fue un personaje formativo que la llevó a encontrar su propia voz bajo el alias de su acta de nacimiento. La metamorfosis la ha llevado a cantar ahora con el español como lengua dominante, a la vez que ha adoptado un discurso mucho más vívido en emociones y expresiones, gracias también a que su sonido se ha hecho menos math depresivón y más alternativo de poder. Médula Silvestre –a estrenarse el 8 de febrero– está hecho además con el apoyo multidisciplinario de una especie de dream team capitalino con talentosos artistas, realizadores y expertos de la industria que incluyen a Mike Brie, Ahmed Bautista, Toto Merino, Tatieri Neyra, Marcelo Quiñones y Mike Sandoval. ––Juan Carlos Rios

Trillones
(México)

Polo Vega se ha mantenido siempre con un perfil bajo. No es ostentoso, no nutre un personaje ficticio, y, sobre todo, no hace música que no nazca de su propio espíritu. Aún con todo ello, es uno de los nombres que, invariablemente, salen a relucir al hablar de la nueva –ya no tanto– electrónica mexicana. El año pasado, el productor cachanilla nos presentó su introspectivo tercer elepé Tal Vez Sí Existe, que a diferencia de sus dos primeros trabajos, no fueron elaborados con Static Records como sello.

Así –y sin que necesariamente haya una separación formal con Static–, Polo puso en marcha un proyecto de disquera independiente junto a Edgar Mondragón y Aqua Mute que ayude en el objetivo de darle minutos cancha a los proyectos –especialmente locales, es decir, de Mexicali– que aún reposan en lo más obscuro del underground, a la vez que devuelva valor a la creación artística con un modelo de negocios que deje de favorecer a las agregadoras y plataformas de streaming para remunerar justamente a quien es el eje del lucro: el músico. En ese sentido, esperamos que ya con la rúbrica de Perfiles Bajos –nombre de su sello–, Trillones nos bendiga con más “música hecha con máquinas frías para calentar el alma” en lo que podría tratarse de un EP, y si nos va bien, de un larga duración. ––Juan Carlos Rios

Budaya
(México)

Budaya es una de las representaciones más fieles de lo que significa ser un acto independiente en la actualidad –más allá del cada vez menos significativo hecho de no pertenecer a una major. Han ido en franco ascenso desde su primera aparición en nuestro radares hace unos cinco años, con paso lento en cuestión del poco material que han presentado –un EP y cinco temas sin empaquetar–, pero con confianza plena en cada pisada, como un elefante que se asienta en el suelo con cada lanzamiento, atrayendo la atención de quienes no lo notan en primera instancia, hasta llegar a pararse en el limbo de alta expectativa –casi como un acto de culto, a pesar de las circunstancias de su obra– donde ahora reposan a espera de estrenar su primer placa de estudio.

Durante 2018, Maya y Tulio se encargaron de la misión particular de recaudar fondos para la posproducción de su disco mediante los dos frentes particulares comunes en un proyecto de su naturaleza: los shows en vivo –con el Elephantour que abarcó NY, Chicago, Cancún, CDMX, y su natal León, entre otras ciudades– y una exitosa campaña de Kickstarter, terminada en octubre pasado, con lo cual el LP pasó ya a la fase final de mezcla y masterización. La especial atención al detalle propia del tándem leonés se ha hecho sentir ahora más que nunca, pero por fin parece que Calma está cerca de nosotros. Se siente una ligera agitación en las plantas de los pies, y más temprano que tarde, podremos ser testigos de una vez por todas del synthpop fino y sofisticado de Budaya en una obra extendida. ––Juan Carlos Rios

Liquidarlo Celuloide
(Perú)

Hace una semana se anunció que Jaz Coleman, líder y vocalista de Killing Joke, se encontraba en Lima produciendo el nuevo álbum de la banda peruana de noise rock Liquidarlo Celuloide, la noticia cayó como sorpresa, y ha despertado una curiosidad enorme por saber lo que irá a salir de ese encuentro. Los peruanos fueron los encargados de abrir el show de Killing Joke en Lima en setiembre del 2018. Sorprendido de la intensidad del show, Coleman se ofreció a producirles un álbum, y a los cuatro meses ya estaba de regreso en Lima. Dos semanas de trabajo a tiempo completo ha tomado el proceso de grabación, que ahora pasará a su etapa de mezcla, son seis nuevos temas, uno de ellos cuenta con la colaboración en voz del propio Jaz, y tres más en los que agrega sintetizadores. El grupo formado por Juan Diego Capurro (teclado), Efrén Castillo (guitarra), Giancarlo Rebagliatti (bajo) y Alfonso Vargas (batería) anuncian que tendrán el disco listo para la segunda mitad del año. Este será publicado a través de Buh Records. El propio Jaz ha bautizado el sonido como High Energy Hipnotic Music. –––Luis Alvarado

Buscabulla
(Puerto Rico)

Han pasado ya casi cinco años desde que Raquel Berríos y Luis Alfredo Del Valle ganaron el “Get Out of the Garage Contest” en Brooklyn y con ello, la oportunidad de grabar su primer EP –de titulo homónimo– sellado por Kitsuné Records y producido por la mano privilegiada de Dev Hynes, mejor conocido como Blood Orange. Desde entonces, han lanzado una variedad de tracks sueltos, colaboraciones y un acertado segundo EP de cuatro temas, postergando su debut en larga duración hasta este año. Pero, de alguna forma, la larga demora ha tenido una razón de ser.

A finales de septiembre de 2017, el huracán María impactó Puerto Rico –lugar de nacimiento de la pareja avencidada en NY desde hace tiempo–, situación que acarreó dos consecuencias distintas para Buscabulla. Primeramente y a la distancia, la necesidad de ayudar a los artistas afectados por el fenómeno creando el fondo de recaudación PRIMA desde la Gran Manzana, y posteriormente, el deseo de atender el llamado natural de volver a la Isla para ayudar en medida de lo posible, y de paso, reconectarse con la inspiración detrás de sus raíces instalándose por un par de meses en Aguadilla para componer y grabar el LP que marque una evolución lógica en su sonido caribeño del futro. Quizás sea una cuestión de destino. El destino que los llevó a extender la mano y apoyar, y que en cierta manera los puso en el momento y lugar ideal para materializar, con tantas casualidades –creativa y emocionalmente– a su favor, su primer disco. ––Juan Carlos Rios

El Dojo
(Venezuela)

Por numerosos y extensos motivos, el disco debut de El Dojo es una de las entregas históricamente más esperadas del rap con manufactura en español. Pongámoslo en contexto. El YoYoDojo fue creado inicialmente como netlabel para impulsar talentos emergentes de la nación vinotinto, pero con el paso del tiempo, y con la cimentación del arco narrativo venezolano como protagonista absoluto de la región, el asunto tuvo que mutar a un colectivo audiovisual que reúne a senseis de toda naturaleza, desde aquellos que dominan la soltura de las artes líricas como Lou Fresco, Nasty Killah o Rial Guawanko, hasta quienes cortan los tempos cual sashimi como Drama Theme y Oldtape, incluyendo además a diseñadores, realizadores, fotógrafos, todos bajo el ala protectora de DeVille-San. A la relevancia que tiene escuchar –y ver, por ser creadores de estéticas visuales maestras– al Dream Team del ‘92 en Lacoste y riñoneras, suma el hecho que tiene ser testigos de un grupo enmarcado por una coyuntura sociopolítica particular en su país, lo cual ha llevado a cada uno de sus miembros a migrar –con lo que ello implica–, gestionando el proyecto desde latitudes y realidades distintas.

El año pasado, los miembros del YoYoDojo pasaron lista en México para grabar su primer LP comunal, del cual ya hemos podido escuchar “Kun”, “Sticky Mob” y “Temple” como primeros adelantos rebosantes de madflava y sabiduría ancestral. Aunado a ello, Willie DeVille añadió además a su roster de yakuzas a un par de gatos batallosos con amplia experiencia en la materia: Sanabria, histórico productor caraqueño, y DJ Lokiuno, rayaplatos mexicano a la cabeza de Jamgle Records. El disco llevará por nombre El Dojo Worldwide, y tiene mucho sentido en las intenciones de un colectivo que, sin tener que pensar en armar “un corillo de cinco para romperle el culo” a no sé quién, está preparado para llevar a cabo la exploración más ambiciosa para llevar el hip hop hispanoparlante a horizontes inexplorados en todos los niveles. ––Juan Carlos Rios

Conéctate con Noisey en Instagram.