La Guía VICE al ahora

Una inmigrante indocumentada lleva años tendiendo la cama de Trump

Según se sabe, es solo una de los muchos empleados que trabajan sin la documentación adecuada en el Club de golf del presidente en New Jersey.

por Drew Schwartz; traducido por Laura Castro
10 Diciembre 2018, 2:30pm

Donald Trump en su club de Bedminster, donde se dice que trabajan inmigrantes indocumentados. Foto de BRENDAN SMIALOWSKI/AFP/Getty.

Artículo publicado originalmente por VICE Estados Unidos.

La candidatura y presidencia de Donald Trump se ha basado en gran parte en su hostilidad hacia los inmigrantes y refugiados, contra quienes ha tratado de tomar más medidas enérgicas de las que podemos contar. Según reporta el New York Times, durante años ha difamado a las personas que llegan ilegalmente a los Estados Unidos diciendo que son "violadores" y " animales ", y ha luchado para mantenerlos fuera de la fuerza laboral, todo esto mientras empleaba inmigrantes indocumentados en su club de golf de Nueva Jersey.

El jueves, dos mujeres contratadas por el club de golf Trump National Golf Club en Bedminster revelaron que son parte de "un grupo de trabajadores indocumentados" que se encargan de la limpieza, el paisajismo y el mantenimiento del lugar, informa el Times. Las dos mujeres aparentemente pasaron años limpiando la villa privada de Trump en la propiedad. Victorina Morales, quien ha trabajado en el club de golf de Trump por cinco años, le dijo al Times que ha tendido la cama de Trump y ha limpiado su inodoro. Sandra Díaz, quien trabajó ahí de 2010 a 2013, le dijo al Times que ella lavó sus boxers, planchó sus camisas de golf y lavó sus sábanas. Al parecer, Morales llegó "jubilosa" a su casa en las ocasiones en que Trump la felicitó por su trabajo o le dio una propina de $50 o $100 dólares.

La Organización Trump no hizo comentarios específicos sobre ninguna de las dos mujeres, pero dijo que tienen "prácticas de contratación estrictas" en propiedades como el Trump National.

"Si un empleado presentó documentación falsa en un intento de eludir la ley, será despedido de inmediato", le dijo al Times Amanda Miller, vicepresidenta senior de marketing y comunicaciones corporativas de la Organización Trump.

Pero según Díaz y Morales, los gerentes del Trump National los ayudaron a encontrar la manera de trabajar ahí sin documentación legítima. En un caso, dijo Morales, un gerente le prestó $165 dólares para que pudiera pagar una tarjeta de seguro social y una tarjeta verde falsificadas.

Un sistema de verificación de documentos conocido como E-Verify dificultaría a los empleadores contratar a trabajadores indocumentados como Morales. Pero, a pesar de que algunos restriccionistas de la inmigración han presionado para que se implemente, Trump y algunos otros líderes del Partido Republicano no han abogado mucho por ello. El Times informó que el club de Bedminster no está en la lista federal de empleadores que usan el E-Verify.

Díaz, que ahora es residente legal de los EU, y Morales, quien todavía es indocumentada, dijeron que decidieron hablar porque están cada vez más molestas por la retórica de Trump acerca de los inmigrantes, aunque, para Morales, haber hablado seguramente le costará el trabajo y podría ponerla en riesgo de ser deportada.

"Estamos cansadas del abuso, los insultos, y la forma en que habla de nosotros cuando sabe que lo estamos ayudando a ganar dinero", le dijo Morales al Times. "Nos preocupamos por cubrir todas sus necesidades y tenemos que soportar sus humillaciones".

Sigue a Drew Schwartz en Twitter.