Actualidad

¿Te han mentido para conquistarte? Tal vez has sido objeto del “wokefishing”

Si un hombre se describe a sí mismo como "feminista" en una aplicación de citas, pon mucha atención a cómo trata a las mujeres.
30 Julio 2020, 10:24pm
El “wokefishing” es cuando la gente finge tener opiniones políticas progresistas para ligar a potenciales parejas.
Imagen vía Getty

Artículo publicado originalmente por VICE Reino Unido.

Cuando tenía unos 17 años, decidí volverme vegana (estaba probando muchas cosas en ese momento, incluso perforarme la nariz, lo que consideré un serio acto de rebelión). De cualquier modo, le mencioné mi nuevo veganismo al chico con el que salía en ese momento, y para mi sorpresa, pareció molestarle bastante. Respondió con un discurso ininterrumpido sobre la importancia de apoyar a los agricultores del país. Todavía puedo recordar uno de sus consternados y condescendientes textos: "Ay, Dios, ¿no te irás a convertir en una de esas feministas veganas, o sí?".

Me sentí confundida. Nunca me había dado la impresión de que fuera alguien que odiara a las "feministas veganas", entonces, ¿de dónde había salido eso?

Poco después de eso, terminé mi relación con él, lo que provocó que me enviara una lluvia de textos empleando una gran cantidad de palabras despectivas. Esto confirmó lo que ya había empezado a sospechar: por mucho que me hubiera engañado presentándose como una persona "consciente" en apariencia, en realidad, nunca estaríamos de acuerdo en nada. Me había aplicado la técnica del wokefishing.

En pocas palabras, el “wokefishing” es cuando la gente finge tener opiniones políticas progresistas para ligar a potenciales parejas. Las personas que usan esta técnica, al principio, pueden presentarse como feministas interseccionales, sexualmente positivas, antirracistas y militantes de las causas sociales en generala, pueden decir que beben leche de avena de origen ético y han leído toda la obra de la escritora afroamericana, lesbiana y activista Audre Lorde dos veces. Pero en realidad, todo eso les importan una mierda. O, como suele ser el caso, activamente son justo lo opuesto en sus vidas personales. Es una especie de catfishing, pero se enfoca específicamente en posturas políticas.

Muchos de nosotros hemos sido engañados de esta manera. Quizás más ahora que nunca. Crisis como el trágico asesinato de George Floyd y la pandemia del coronavirus han llevado a que las injusticias sociales estén hoy más que nunca en la mira de todos, y como resultado, ha habido un énfasis mucho mayor en las acciones individuales con relación al desmantelamiento urgente de los sistemas opresivos. Por lo anterior, no resulta una sorpresa que los solteros ahora elijan conscientemente a parejas que estén en la misma sintonía que ellos, al igual que no resulta una sorpresa que otros se estén adaptando para sacar ventaja de las nuevas circunstancias.

Tom *, de 23 años, es de Bristol y tiene mucho que decir acerca de ser engañado con la técnica del wokefishing. “Recuerdo que en mi primera cita con este chico, hablamos sobre racismo en el Reino Unido. En las siguientes semanas hablamos mucho sobre la diversificación de la enseñanza y los problemas relacionados con la monarquía. ¡Todo era genial! Pero luego, dejamos atrás la fase de la luna de miel y, ¡ay, Dios!, el tipo resultó ser otra cosa por completo”.

El chico que Tom estaba viendo definitivamente no estaba poniendo en práctica sus palabras. “Por mucho que hablara de ser progresista, le causaban gracia los insultos raciales. Era como si usará la imagen de "guerrero por la justicia social" como un rasgo de personalidad, pero sus actos reflejaran todo lo contrario".

Las relaciones que se terminan debido a discrepancias en las creencias no son raras. Por ejemplo, según algunos estudios en el Reino Unido, en 2016 más de 1.6 millones de relaciones se terminaron debido a diferencias de opinión sobre el Brexit. Un estudio más reciente, de 2018, descubrió que las personas tienen menos probabilidades de tener interés romántico en aquellos con creencias políticas opuestas a las suyas. Está claro que las creencias políticas son un factor extremadamente válido a tener en cuenta al considerar a una pareja potencial: y si pagas por una versión premium de Bumble o Bisagra, puedes incluso incluir filtros sobre ciertos puntos de vista políticos para los perfiles que buscas. Pero, ¿qué pasa si te das cuenta de que te han mentido semanas, o incluso meses, después del hecho?

El wokefishing puede ser particularmente perturbador y perjudicial cuando las personas que son objeto de este tipo de engaño pertenecen a grupos marginados. Hannah, de 19 años, estuvo en una relación con su ex novio durante seis meses. Al igual que Tom, ella pensó que ella y su pareja, para empezar, compartían puntos de vista en común. "Cuando comenzamos a hablar, él me dijo lo horrible que le parecía el sesgo de 'hombre blanco' que había tenido su educación, y cuánto deseaba que hubiera más diversidad en su entorno".

Pero las cosas rápidamente se fueron en picada y de la manera más extrema posible. "Me presentó a sus amigos como 'su novia árabe sucia' y lo hizo pasar como una broma", recuerda Hannah. “Luego, un día, me pidió que me sentara, comenzó a llorar y me dijo que solía ser parte de grupos nazis. Dijo que antes de conocerme jamás hubiera deseado casarse con una persona que no fuera blanca, porque siempre había pensado, y lo cito, "que los niños de raza mixta eran impuros". Hannah rompió con él poco después.

Zara, de 23 años, también fue engañada de manera similar. Después de estar en una relación con su ex durante un año, se dio cuenta de que algunos de sus puntos de vista parecían ser realmente opuestos, en una forma muy distinta a cuando inició su relación. “[Al principio], él parecía muy filosófico, artístico y letrado. Le apasionaba el medio ambiente y se oponía firmemente a personas como el psicólogo conservador Jordan Peterson”, recuerda Zara.

“Sin embargo, él quería debatir todos los argumento y jugar al abogado del diablo siempre. No aceptaba que algunas cosas son fundamentales para la identidad de las personas y no deben ser cuestionadas ”, explica Zara, señalando los momentos en que sus verdaderas opiniones empezaron a salir a flote. “Una vez trató de discutir con mi mejor amigo queer alegando que las personas heterosexuales están tan oprimidas como las personas gay. Su necesidad incesante de debatir terminó por resultarme agotadora y molesta, y nunca reconoció su propio privilegio”.

Zara finalmente terminó su relación con e´l después de darse cuenta de que "en realidad no tenían suficientes cosas en común".

Layla, una calificada educadora sexual y experta en relaciones que administra la cuenta de Instagram Lalalaletmeexplain, cree que las relaciones entre personas verdaderamente afines tienen muchas más probabilidades de tener éxito a largo plazo. En esencia: no tiene sentido tratar de comprometerse con alguien que finge lo que no es. "Para las personas que entendemos que las creencias políticas afectan los derechos humanos, es poco probable que logremos mantener una relación saludable con alguien cuyos valores no se alinean con los nuestros", explica. “Muchos movimientos políticos recientes se basan en valores morales. Estas son cosas en las que no puedes 'aceptar estar en desacuerdo', porque tienen un impacto directo en el bienestar de otros seres humanos”.

Layla dice que un engaño como este puede ser muy dañino para quienes son objeto de él. "Darte cuenta de que has sido engañado por una pareja romántica puede tener efectos devastadores y duraderos", dice ella. "La persona que fue engañada puede ser llevada a cuestionar toda su realidad y sentirse insegura sobre su capacidad para juzgar a las personas correctamente".

Cualquier relación es esencialmente un proceso continuo de aprender más y más sobre tu pareja, hasta que lo sepas todo: desde con cuánta leche le gusta el té, hasta el sabor específico de su saliva y su profundo miedo a los gatos. Es normal amplificar o atenuar ciertas facetas de tu personalidad en las primeras etapas de una relación (¿por qué hablarle alguien en una primera cita sobre tu amor secreto y obsesivo por Simply Red?). Sin embargo, fingir creer en ciertos valores cuando realmente no es así, es un comportamiento completamente aberrante.

Por otra parte, si eres de esas personas que fingen creer en cosas que no creen, realmente vale la pena que te preguntes: ¿por qué sigo manteniendo puntos de vista que me da vergüenza expresar públicamente?

*Los nombres han sido cambiados

@serenathesmith