Publicidad
INDIA

Un joven que participó en una violación grupal en India, liberado entre la indignación popular

Tres años después de la violación y asesianto en grupo a una mujer, el menor implicado en aquel crimen ha sido puesto en libertad, se le ha concedido una nueva identidad y se le han borrado sus antecedentes penales.

por Reuters y VICE News
22 Diciembre 2015, 12:30pm

Imagen por Tsering Topgyal/AP

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

El más joven de los 6 individuos arrestados por haber violado y asesinado a una mujer en un autobús de Nueva Delhi en 2012, fue liberado este sábado tras cumplir una irrisoria pena de tres años de encierro en un correccional. El joven, de 20 años, fue liberado entre el clamor de la multitud y los intentos, fracasados, por conseguir que se le ampliara el castigo.

Ayer lunes, después de considerar la petición formulada por la Comisión de Delhi de Ayuda a la Mujer, el Tribunal Supremo de India dictaminó que no dispone de la potestad necesaria para detenerle. La Comisión de Delhi de Ayuda a la Mujer había exigido que la sentencia fuera revisada, una vez que el joven era menor en el momento de cometer el brutal asesinato. Entonces, el tribunal de Justicia Juvenil ya le castigó con la pena más elevada que la legislación hindú contempla para los menores de edad: 3 años de reclusión en un correccional, un tiempo que ahora se cumple.

"Todo ha sucedido de acuerdo con la ley", han detallado los jueces del Supremo en su sentencia. Los juristas han asegurado que necesitarían una autorización para extender la condena contra el violador.

Este domingo, más de cien personas, entre las que se contaban los padres de la víctima, se reunieron en Delhi para protestar contra la liberación. El ambiente de indignación ante un crimen tan horrible como impune, ha sido agravado por las circunstancias que acompañan a la liberación. Tanto los manifestantes, como el país entero, han tenido que presenciar como el violador no solo ha sido puesto en libertad, sino que también se le ha concedido una nueva identidad y se le han borrado sus antecedentes penales, en virtud de lo que contempla la ley del país asiático.

La violación y el asesinato, cometidos en 2012, dejaron a India en estado de shock. El crimen es una buena prueba de la cultura del abuso y del acoso contra la mujer en el país, donde, según informaciones de la policía, se denuncia una violación cada 20 minutos.

Violación en grupo en Bangladesh (reportaje completo). Mira el documental aquí.

En 2012, el menor y sus cinco acompañantes, todos ellos mayores de edad, interceptaron a una fisioterapeuta de 23 años y a su acompañante masculino en un autobús privado, en Nueva Delhi. El violador recién liberado hacía las veces de cobrador y fue él quien, aparentemente, invitó a la pareja a subirse al vehículo. Tanto él como el resto de sus acompañantes violaron repetida y alevosamente a la mujer, mientras golpeaban brutalmente a su acompañante con una barra de hierro. Acto seguido emplearon la misma barra para golpearla a ella y para penetrarla, lo que le produjo, además, lesiones internas. Una vez consumado el ataque, los cinco violadores y el conductor arrojaron los cuerpos de ambas víctimas a la cuneta.

Ella murió dos semanas después a consecuencia de las lesiones propinadas. Cuatro de los adultos fueron sentenciados a muerte, mientras que un quinto se ahorcó en prisión. Las ejecuciones no han sido todavía convocadas.

Sin embargo, la irrisoria pena recaída sobre el adolescente ha desatado el debate sobre si el país está comportándose de manera demasiado permisiva con sus delincuentes más jóvenes. La policía denunció al joven violador no solo por penetrar salvajemente a la mujer, sino por haber observado un comportamiento extremadamente violento, que remató arrancando los intestinos de la víctima con sus propias manos.

India reaccionó al clamor popular contra la violación tomando una serie de medidas destinadas a localizar más deprisa a los agresores sexuales y redoblar las penas contra sus delitos. Igualmente, miembros del gabinete del primer ministro Narendra Modi han sometido la ley juvenil a revisión y han rebajado la consideración legal del adulto de los 18 a los 16 años.

Swati Maliwal, responsable de la Comisión de Delhi para la Ayuda de la Mujer habló con los periodistas a la salida del tribunal. Maliwal condenó al gobierno de su país por no haber sido capaz de cambiar a tiempo una ley que proclama que cualquiera que tenga menos de 18 años solo podrá ser sentenciado a penas nunca superiores a los tres años de reclusión. Maliwal se siente defraudada por su país.

"Al final, el tribunal ha dicho que comparte nuestras preocupaciones", ha explicado. "Pero el problema no es el tribunal, sino la ley. Es una ley débil y nada podemos hacer al respecto".

La policía india investiga la violación en grupo de una turista norteamericana. Leer más aquí.

India ha vivido ligeras conquistas legislativas desde el brutal ataque en el autobús. El gobierno ha pormenorizado la tipificación legal de la violación y ha aumentado las sentencias. Sin embargo, se ha resistido a criminalizar la violación marcial, en nombre de la herencia cultural india. A pesar del endurecimiento de las leyes, las mujeres indias siguen siendo extremadamente vulnerables ante cualquier tipo de violencia.

"Me atrevería a decir que en determinados sectores se ha perdido el miedo a denunciar y he detectado cierto aperturismo de miras, puede que la estigmatización se esté reduciendo. Sin embargo, lo que sigue sin cambiar son las consecuencias sociales ni la violencia, cuyo peso sigue cayendo como una losa sobre las mujeres y nunca sobre los hombres", sentencia ante VICE News Priya Nanda, directora del programa de desarrollo social y económico en el Centro Internacional de Investigación sobre la Mujer, una institución radicada en Nueva Delhi.

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs

Tagged:
VICE News
violencia de género
violación
violência sexual
violación en grupo
liberacion
Asia y Pacífico
crimen y drogas
asalto sexual
juvenil
nueva delhi
comisión de delhi para la mujer
narendra modri
violación bus delhi
violación masiva