Actualidad

Fui a una fiesta de lluvia dorada con temática de Donald Trump

El colectivo Dominatrixes Against Donald Trump pasó recientemente una tarde orinando sobre hombres disfrazados del presidente de EU.

por Zachary Shucklin; traducido por Laura Castro
17 Agosto 2018, 3:30pm

Fotos del autor.

Artículo publicado originalmente por VICE Estados Unidos.

En sus esfuerzos por detener a Trump, parece que la gente lo ha intentado todo: hechizos, canciones, gorros rosas con orejas de gatito, marchas de drag queens, globos dirigibles, la investigación de Mueller; pero nada ha funcionado. Por lo tanto, no debería sorprendernos que, el fin de semana pasado, un grupo de dominatrices en Los Ángeles organizara una protesta contra el presidente norteamericano disfrazando a varios sujetos de él y luego orinándolos.

Las dominatrices en cuestión eran parte del colectivo Dominatrixes Against Donald Trump (DAD); un grupo de personas pro BDSM y aliados que dicen estar trabajando para exponer la hipocresía del presidente. El evento fue una de las varias fiestas "Russian Hooker Pee Pee Parties" que han estado organizando como parte del programa en línea de charlas sexuales, Dr. Susan Block Show. Inspiradas en el escandaloso informe ruso, estas mujeres presentaron a algunos hombres miembros del DAD siendo felizmente vejados, nalgueados y bañados en lluvia dorada mientras usaban máscaras de Trump.

Cuando llegué al Instituto para las Artes Eróticas, donde se filmaba el evento, la leyenda dominatriz y alguna vez "candidata" presidencial Mistress Tara Indiana se estaba preparando bebiendo numerosos vasos de agua. Con casi 30 años de experiencia como dominatriz, es como la Yoda del BDSM.

Cerca de ahí se encontraban los tres sujetos disfrazados de Trump; uno llevaba un traje, otro un gorro de bufón y el tercero estaba en ropa interior con un chupón en la boca. Normalmente el DAD no permite que sus hombres hablen, pero después de suplicar, me dejaron hablar con el Trump bufón, alias Jeeves, el chófer personal de Tara.

Jeeves

Antes de convertirse en el objeto de las demostraciones de Tara hace cuatro años, Jeeves era Thomas Cotton, un empleado del estado jubilado que tenía un clásico y bonito matrimonio. Sin lugar a dudas, Jeeves es el octogenario más dulce que he conocido. Es como el anciano de Geri’s Game de Pixar, pero con el peculiar gusto de que se orinen en él, una verdad que Jeeves aprendió en otro evento del DAD. "Ese fue mi primer baño de lluvia dorada y la disfruté, más que cuando realmente me doy un baño", dijo Jeeves, mientras sonaba de fondo "Taste" de Tyga.

De vuelta en el lugar del evento, la lluvia dorada estaba a punto de comenzar, y las chicas del DAD tomaron su lugar en el set. Conocí a algunas de ellas unas semanas antes, cuando estaban sirviendo almuerzos a las personas sin hogar a través de una organización sin fines de lucro enfocada en las artes llamada The Straight Project.

Primero, la Dr. Suzy presentó al grupo, y la miembro fundadora Goddess Soma Snakeoil dirigió una charla sobre la ley SESTA/FOSTA, el proyecto de ley antirastreo que las trabajadoras sexuales consensuales dicen que está acabando con su medio de sustento. Luego trajeron al primer Trump.

Ikkor the Wolf, the Trumps, and members of DAD

Era el Trump de traje, a quien clasificaría como el segundo más perverso de los tres Trumps. Después de obligarlo a arrodillarse, una dominatriz en traje de abeja lo azotó con un látigo en nombre del medio ambiente. "Queremos salvar a nuestro planeta", gritó. "Mátalo, hermana abajorro", gritaron las otras dominatrices. "¡Dale más duro!".

Una vez que la madre naturaleza fue reivindicada, las dominatrices lo desnudaron para que Soma literalmente pudiera "sacarle el racismo" con un strap-on. Había penes de silicon por todas partes, cada una de las mujeres se había puesto uno. Con todos los colores brillantes y los accesorios extravagantes, parecía el Jardín de las Delicias de la Tierra dibujado por Lisa Frank. "¡Tengo que traer un pito más grande!", gritaba Soma mientras la vejaba frente a la audiencia.

The Melania dominatrix

Después de un breve receso, una dominatriz vestida de Melania Trump llevó al bebé Trump al escenario, que ahora estaba cubierto con pañales. El bebé Trump sostenía una muñeca bebé, un guiño a la crisis fronteriza. "¡Danos a nuestros hijos!", gritó Tara. "¡No te llevarás a nuestros hijos!".

Dommes Rhiannon Aarons y Jenna Rotten fueron las primeras en orinar sobre él mientras yacía en el suelo. La Dr. Suzy también se les unió, orinándolo a través de sus mallas. Sin embargo, cuando Tara entró en escena, la intensidad de la lluvia comenzó a disminuir. Puedo entenderlo. Apenas puedo orinar cuando alguien está en el urinario junto a mí, pero su dificultad para hacerlo resultó ser contagiosa.

Una vez que Tara no fue capaz de orinarlo más, todas las demás también tuvieron problemas para hacerlo. Todo el mundo comenzó a pedir tazas de agua para tratar de romper la maldición. Hubo una larga e incómoda espera, pero ya no había lluvia dorada.

El performance terminó con los miembros del DAD rodeando a Trump de traje, Trump bebé y Jeeves Trump con una pared colectiva de tormento humano al tiempo que un rapero llamado Ikkor the Wolf saltó al escenario y nos deleito con una de sus canciones.

Si bien hubo menos orina de la que esperaba, la fiesta "Russian Hooker Pee Pee Party" del DAD fue asquerosa, extraña e inquietante en la forma posible.

Sólo el tiempo dirá si es una forma efectiva de protesta contra Trump, supongo.

Sigue a Zachary Shucklin en Instagram.