Publicidad

Las ratas perciben menos ansiedad con microdosis de DMT, según estudio

Sin embargo, la poderosa droga psicodélica aún necesita "mucha más investigación".

por Sarah Emerson; traducido por Álvaro García
08 Marzo 2019, 1:30pm

Imagen: Pixabay

Artículo publicado originalmente por Motherboard Estados Unidos.

Los científicos administraron microdosis de DMT a ratas y encontraron pruebas que sugieren que la sustancia psicodélica modifica las respuestas de miedo y ansiedad en los animales.

El novedoso estudio "es el primero en demostrar en roedores que la aplicación de microdosis psicodélicas produce efectos beneficiosos en el estado de ánimo y la ansiedad", contó a Motherboard David Olson, autor principal y profesor asistente de la Universidad de California en Davis, en un correo electrónico.

Olson y un grupo de investigadores en neurociencia y química de la Universidad de California en Davis publicaron sus hallazgos en ACS Chemical Neuroscience.

La potente sustancia conocida como DMT (o dimetiltriptamina) es el principal compuesto psicoactivo de la ayahuasca, y puede producir alucinaciones vívidas e incluso la sensación de estar muerto.

Mientras tanto, se cree anecdóticamente que las microdosis, o el consumo de dosis bajas de DMT y otros fármacos, mejoran el estado de ánimo, la capacidad cognitiva y otras funciones. La práctica es popular entre ciertos grupos demográficos como los desarrolladores de tecnología de Silicon Valley. Pero los psicodélicos, como muchas terapias alternativas, sufren de una falta de investigación.

"Actualmente hay muy poca literatura científica sobre los efectos de la administración de microdosis psicodélicas", dijo Olson. "La mayoría de los estudios en humanos se basan en reportes anecdóticos de quienes han practicado este régimen de dosificación".

Estudios previos con roedores sugieren que el DMT puede afectar el "estado de ánimo, la ansiedad, la función cognitiva y la sociabilidad" de los animales cuando se administra en dosis mayores. Entonces, para observar los efectos de las microdosis, Olson y su equipo inyectaron una décima parte de esa cantidad en un miligramo por kilogramo de peso corporal.

Las inyecciones se administraron cada tres días durante dos meses para aproximarse al consumo habitual de las personas que toman microdosis. (Sin embargo, el estudio señaló que actualmente no existe una definición establecida para las "microdosis").

Luego, las ratas pasaron por una gama de pruebas de comportamiento, incluida una "prueba de natación forzada". Este ejercicio se usa ampliamente para medir el comportamiento depresivo en roedores, e implica colocar a los animales en un recipiente con agua y observar su respuesta a la amenaza ineludible de ahogarse. Si una rata deja de nadar, esto podría correlacionarse con sentimientos negativos de desesperación, miedo o depresión.

Lo que el equipo descubrió fue que el DMT pudo haber causado "respuestas parecidas a los antidepresivos" en las ratas, con un tiempo de inmovilidad significativamente menor en las ratas hembras, particularmente.

En otra prueba diseñada para sondear la "extinción del miedo" o una respuesta de miedo condicionada, los investigadores administraron choques eléctricos a las patas de los roedores. En esta prueba, las ratas también mostraron resultados beneficiosos del uso del DMT: los animales retuvieron el miedo durante un período de tiempo más corto en comparación con las ratas que no habían recibido la dosis.

Los autores del estudio esperan que esto conduzca a futuras incursiones en el consumo de microdosis de DMT y en el trastorno de estrés postraumático en humanos.

Pero también se presentaron inconvenientes. Las ratas a las que se les administró DMT ganaron más peso corporal a pesar de consumir menos alimento que las ratas de control. Las ratas hembras que recibieron las microdosis "tuvieron una reducción en una densidad neural particular", aclaró Olson.

Olson señaló que, en vista de que no es médico o abogado, no podía recomendar a nadie que hiciera pruebas caseras con las microdosis.

"Es probable que la dosis, la frecuencia y el tiempo contribuyan a determinar su efecto terapéutico o perjudicial", agregó. "En pocas palabras, necesitamos mucha más investigación sobre los posibles beneficios y daños de las microdosis psicodélicas".