La Guía VICE al ahora

Trump hizo enojar tanto a Barbara Bush que le provocó un 'ataque al corazón'

Según un nuevo libro, ella lo odiaba desde 1980.

por River Donaghey; traducido por Daniela Silva
27 Marzo 2019, 9:00pm

Foto de Tom Ervin/Getty Images

Artículo publicado originalmente por VICE Estados Unidos.

Según se informa, Barbara Bush estaba tan furiosa por la manera en que Trump intimidó a Jeb Bush en las elecciones primarias que lo culpó de su "ataque al corazón"–y mantenía un reloj en su buró que contaba los días restantes para que estuviera fuera del gobierno, reveló un nuevo libro sobre la exprimera dama.

El miércoles, USA Today publicó un fragmento del próximo libro de Susan Page, jefa de la oficina de Washington, The Matriarch: Barbara Bush y the Making of an American Dynasty (El Matriarcado: Barbara Bush y la creación de una dinastía estadounidense). Entre otras cosas, la biografía, basada en entrevistas extensas y los diarios de Bush, nos da una mirada a su profundo odio por Trump.

Según Page, los problemas de Bush con Trump se remontan a décadas. En un diario de 1990, lo llamó "el verdadero símbolo de la codicia en los años 80", y más tarde escribió que su divorcio con Ivana en 1992 hizo que el nombre de Trump fuera sinónimo de "egoísmo y desagradable". Luego llegó 2016, cuando Trump intimidó a Jeb, como 10,000 veces durante las elecciones primarias del Partido Republicano. Él llamó al hijo de la exprimera dama "triste y patético" y una "vergüenza para su familia", lo cual enfureció a Barbara a tal extremo que Jeb tuvo que tratar de calmarla.

Al parecer, no lo logró: en junio de 2016, Bush fue llevada de urgencia al hospital por una grave complicación con su corazón –con la que había tenido problemas durante años– pero culpó a Trump de este episodio particularmente grave. "Técnicamente no fue un ataque al corazón, aunque ella lo llamó así", escribe Page.

Una vez que Trump ganó las elecciones, Bush básicamente abandonó al Partido Republicano para siempre. Por USA Today:

¿Todavía se consideraba una republicana?

En una entrevista conmigo en octubre de 2017, ella contestó que sí. Cuando le volví a preguntar cuatro meses después, en febrero de 2018, dijo: "Probablemente diría que hoy en día no lo soy".

Ese fue un reconocimiento impresionante. Barbara Bush había sido una de las caras más reconocidas del Partido Republicano durante dos presidencias. Ella era la matriarca de una de las principales familias del Partido Republicano. Pero después del triunfo de Trump, no pudo seguir apoyando al partido, un partido que ya no reconocía, incluso cuando uno de sus nietos, George P. Bush, estaba en la boleta electoral como un republicano que se postulaba para la reelección como Comisionado de tierras de Texas.

Y luego está, esta pequeña joya:

Después de que Trump fuera elegido, un amigo en Kennebunkport le regaló un reloj de la cuenta regresiva para que Trump terminara su mandato a modo de broma. El reloj digital rojo, blanco y azul muestra cuántos días, horas, minutos y segundos le quedan a Trump en la presidencia. Lo puso en su buró, junto a la silla en la que se sentaba a tejer o a ver la televisión.

Permaneció allí, junto a su cama, hasta "el día que murió" el pasado abril, escribió Page. Si eso no es un "odio a este hombre con todo mi ser", no sé que sea.