Publicidad
Salud

Crecer con acné puede hacerte un adulto más exitoso

Buenas noticias para las personas con granos: nos adentramos en el estudio que afirma que el acné podría ayudarte a ser mejor en la escuela y en el trabajo.

por Ralph Jones; traducido por Daniela Silva
17 Junio 2019, 4:00pm

Foto: Lyndsay Russell / Alamy Stock Photo.

Artículo publicado originalmente por VICE Reino Unido.

Es bueno saber que en estos tiempos reacios y problemáticos todos podemos estar de acuerdo en una cosa inequívoca: los granos –desde espinillas hasta volcanes blancos– destruyen vidas y no le hacen bien a nadie. Al menos, eso era lo que creíamos hasta que un estudio reciente propuso lo contrario.

Resulta que tener acné de hecho podría hacer que te desempeñes mejor en la escuela y, en consecuencia, ganar más dinero en el mercado laboral. Este es el titular de los hallazgos de Erik Nesson y Hugo Mialon, que publicaron en abril un estudio llamado "Do Pimples Pay? Acne, Human Capital and the Labour Market" ("¿Las espinillas pagan? El acné, el capital humano y el mercado laboral") en el Journal of Human Capital. En una publicación del blog, Mialon explica que encontraron que el acné estaba asociado positivamente con las calificaciones de los estudiantes y con la obtención de un título universitario. También encontraron pruebas que demuestran que el acné está especialmente ligado con mayores ganancias personales en el mercado laboral para las mujeres, aunque no examinó específicamente la disparidad de género, por lo que no pudo hacer más comentarios sobre esto.

Hablé con Nesson sobre los hallazgos. Admite que los resultados los sorprendieron un poco. Me pregunto si la relación es causal. ¿Podemos decir realmente que las personas trabajan más duro porque tienen acné? "Creemos que es plausible que nuestros resultados sean causales", dice, "y hacemos lo posible en el documento para proporcionar evidencia de que nuestros resultados son más que una correlación".

Sin embargo, es un espectro enorme, ¿no? Seguramente el acné de algunas personas es tan grave que, en lugar de pasar más tiempo estudiando o socializando, ¿simplemente están demasiado deprimidos para hacer algo productivo? "Sí, estamos de acuerdo", dice Nesson. "Nuestros resultados observan el promedio de cómo cambian la educación y los ingresos. Es casi seguro que hay estudiantes para quienes el acné tuvo un efecto perjudicial en su educación y salarios, y también aquellos para quienes el acné tuvo un efecto positivo muy grande".

Una de las personas cuya vida escolar se vio afectada negativamente por su acné es Bash Tayou, de 31 años, quien vive en Palestina. "Cuando estaba en la secundaria, era extremadamente inseguro por mi aspecto", dice, y agrega que si no hubiera tenido acné se hubiera atrevido a hacer preguntas en clase, trabajar en grupos y dedicar más tiempo a leer y estudiar.

"Recuerdo que me gustaba mucho la clase de teatro, pero era una relación de amor-odio, nunca tuve las agallas de plantarme y actuar, porque eso me exhibiría y haría que mi cara fea apareciera en la multitud", dice Tayou. Si no hubiera tenido acné, dice, le hubiera encantado actuar, "pero desafortunadamente, en ese momento y en esa época, el acné era más dominante y poderoso que mi propia voluntad; me rompió y tomó el control de mí y posiblemente de una gran parte de mi vida".

Sami Blackford, una escritora de 35 años, formuladora de productos y fundadora de la compañía de cuidado de la piel Freyaluna, siente lo contrario de sus manchas, ahora que sabe cómo pueden haber contribuido a su éxito. En la escuela era tímida y odiaba la idea de que me "vieran". Sentía como si fuera la única persona con acné. "Ser el centro de atención era mi idea de estar en el infierno", dice. Se dedicó a sus estudios. "Desde luego, no me sentía lo suficientemente segura como para salir a socializar. No estoy diciendo que fuera una solitaria en la escuela, pero no iba a las grandes fiestas, etc., lo que significaba que tenía más tiempo para mi trabajo escolar".

Blackford fundó Freyaluna en 2014 específicamente debido a los problemas que había tenido con su piel. "En ese sentido", dice, señalando lo obvio, "ciertamente puedo agradecer a mi acné por el éxito de mi negocio".

Tayou, mientras tanto, cree que el acné socavó sus aspiraciones de trabajar en marketing. "Después de graduarme de la universidad, mi rostro se volvió a llenar de granos, peor que nunca", dice. "Una carrera en marketing requería que fuera social, y no había forma de que eso pasará, así que otra vez, lo evité". El accutane le aclaró la piel, pero había perdido cuatro años "haciendo nada más que trabajos básicos para obtener algo de dinero". No le gusta su trabajo actual como administrador educativo, pero cree que puede ser demasiado tarde para cambiar de rumbo.

Nesson explica que los investigadores encontraron que el acné severo está relacionado con "mejores calificaciones y menores medidas de autoestima y socialización a corto plazo", pero que, a largo plazo, los resultados positivos en el mercado laboral (es decir, la probabilidad de que alguien gane más) están relacionados más fuertemente con el acné ocasional. "Esto es consistente con un mecanismo donde el acné severo limita la socialización tanto como para afectar los resultados a largo plazo que pueden depender tanto del estudio como de la sociabilidad".

Entonces, si eres de los que a veces tienen brotes y a veces no, ¿por qué preocuparte?

En otras palabras, los hallazgos son una mezcla: si tienes acné puedes ser más rico porque pasaste más tiempo estudiando, pero tus cicatrices podrían ser tan graves que tendrías dificultades para tener éxito en los trabajos que requieren que veas a la gente cara a cara. Nesson espera que el estudio aporte algo de comodidad a las personas con acné. Para Blackford, quien todavía tiene manchas a sus treinta y tantos años, el acné es la forma en que su cuerpo le dice que necesita cuidar su salud. "Por esta razón (y algunas otras)", dice, "realmente amo mi acné".

@OhHiRalphJones