Fotos

Algunas personas nos muestran sus pertenencias más vergonzosas

Les pedimos a algunos de nuestros amigos que nos dejaran echar un vistazo a los secretos más oscuros que guardan en su armario, debajo de la cama o en el congelador.

por Chris Bethell
01 Septiembre 2016, 12:00pm

El aspecto principal que separa a los humanos de los animales es que los humanos sabemos ocultar qué tan desagradables somos realmente. ¿Por qué creen que inventamos los armarios, cajones y los estantes de IKEA? Para mantener nuestras posesiones más repugnantes fuera de la vista, por supuesto.

Con esto en mente, les pedimos a algunos de nuestros amigos que nos dejaran echar un vistazo a los secretos más oscuros que guardan en su armario, debajo de la cama o en el congelador. Obviamente, nuestra intención principal fue avergonzarlos.

HAYLEY, 33. MANCHESTER

VICE: ¿Cuál es tu posesión más vergonzosa?
Hayley: Ukko, la rata. Está en el congelador. Ukko tenía una compañera cuando todavía estaba viva.

¿Cuánto tiempo ha estado en el congelador?
No estoy cien por ciento segura, pero debe tener unos 10 meses. La guardé con la intención de enterrarla, pero no he logrado encontrar ningún lugar adecuado todavía; necesito un sitio donde pueda estar segura de que no la desenterrarán ni se la comerán. No quería despertar y ver un desorden en mi jardín delantero. Así que la puse en el congelador. Sin embargo, mi intención no es dejarla ahí para siempre. Tengo que encontrarle un hogar.

¿Qué tan escondida tienes a Ukko?
Bueno, eso depende. Si invito a alguien a cenar, no le comentaría que hay una rata congelada en el refrigerador. Supongo que mi decisión de mostrarla dependería de quién me está visitando.


Relacionados: Lo más vergonzoso que me pasó en la escuela


OLIVIA, 23. CHESHIRE

VICE: Cuéntame primero sobre la caja.
Olivia: En esta caja colecciono mis recuerdos. Pequeños mementos que guardo de distintas experiencias. Desde que tenía 10 años he estado guardando cosas ahí.

¿Puedes hablarme de algunos de los objetos más importantes dentro de la caja?
En primer lugar, hay una fotografía donde salimos mi mamá y yo. Me gusta porque mi mamá se ve tan feliz y en su expresión puedo ver que me adora con todas sus fuerzas. No recuerdo cuándo fue tomada, pero sí recuerdo dónde: fue en una de nuestras primeras casas en Prestbury. En esa época mi mamá trabajaba fuera muy seguido. Debieron haberla tomado durante el fin de semana, mientras le contaba sobre todas las cosas que había hecho durante su ausencia.

También hay una gorra de Bridgestone que mi abuelo Sean me dio. Me la entregó y me dijo que podía convertirme en una piloto de carreras si quería. Le prometí que no la tiraría a la basura, pero también la guardé porque siempre me decía que podía hacer lo que fuera con mi vida y esta gorra simboliza eso para mí.

El último objeto es una foto mía con Harry Styles. Solíamos ser muy buenos amigos y fuimos a la misma escuela. Luego se convirtió en una persona muy famosa. Pasábamos mucho rato juntos y hacíamos muchas cosas tontas. Ese día nos encontramos un rollo con calcomanías del Manchester United contra el racismo, y porque éramos jóvenes y todo nos parecía hilarante, las pegamos por todo Crewe (una ciudad del condado británico de Cheshire). Guardé esta foto antes de saber cómo cambiaría su vida, así que es lindo que la conserve ahora que nunca lo veo.

¿Por qué guardas esta caja?
Es tan fácil olvidarse de los pequeños detalles, como las calcomanías del Manchester United contra el racismo o la fe de mi abuelo en mí. Estos objetos desencadenan esos recuerdos. También significa que cuando tenga hijos, les puedo mostrar estas cosas y contarles acerca de mi vida. También podré demostrar que era amiga de Harry, ya que de lo contrario no habría manera de que me creyeran.


Relacionados: Algunas personas nos cuentan las confesiones vergonzosas que les han hecho a sus padres


ROBERT, 29. LONDRES*

VICE: ¿Qué hay en la caja?
Robert: Hay una navaja de afeitar que parece salida de la serie de televisión Peaky Blinders (sobre una pandilla en el periodo posterior a la Primera Guerra Mundial), algo similar a un cuchillo de comando de la Segunda Guerra Mundial, una especie de daga pequeña y un cuchillo Bowie de imitación. Todas las piezas están oxidadas y estaban cubiertas de moho cuando las encontré.

¿Cómo llegaron a tus manos?
Me mudé a este lugar en Hackney, que tenía un sótano bastante caótico. Todas las cosas de los ocupantes anteriores estaban amontonadas y se mezclaron con mis pertenencias. Cuando por fin pude arreglar el desorden, en una de las esquinas encontré esta pequeña caja mohosa. Y dentro estaban estos cuchillos viejos. Así que los tomé y los limpié.

Creo que algunas personas se hubieran asustado, pero yo sólo pensé "Qué maravilla". Colecciono cuchillos desde que era un niño, pero unos años antes de que me mudara, la policía hizo un redada en mi antigua casa y tuve que pedirle a alguien que se deshiciera rápidamente de mi colección. Así que el hecho de que encontrara esta caja mohosa se sintió como un regalo divino. Como si Dios me hubiera dicho: "Lamento lo que te hizo la policía. Todo va a estar bien. Aquí tienes unos cuchillos preciosos".

¿Por qué los guardas en una caja secreta?
Supongo que se debe a que los cuchillos podrían ser armas asesinas. No es bueno asociarse públicamente con armas de ningún tipo. A pesar de que colecciono armas, estoy en contra de la violencia; realmente sólo soy un gran hipócrita.

Es a la vez interesante e inquietante no saber con qué propósito fueron utilizados, ¿cierto?
Por supuesto, quizás eran abrecartas o pisapapeles. Pudieron haber utilizado el cuchillo de comando para cualquier cosa; quizás mataron a un nazi con él. O a lo mejor se quedó en el escritorio de algún oficial que lo utilizó de vez en cuando para limpiarse las uñas. Creo que son interesantes, pero no es que me pase horas mirando sus filos, con el deseo de que hablen conmigo y me cuenten su historia.

TIM, 27. MANCHESTER

VICE: ¿Qué vas a mostrarme?
Tim: Mi diario terriblemente vergonzoso de 2005. Lo utilicé como un diario durante la primera semana que lo tuve antes de volverlo un cuaderno para escribir horribles letras emo.

¿De qué tratan esas letras?
Un amor no correspondido. Bueno, yo lo llamo "amor", pero creo que sólo pensé que estaba enamorado. Ya sabes lo que ocurre cuando eres adolescente. Puedes estar muy enganchado a una persona. Desahogaba estas frustraciones en mis intentos de escribir letras para mi banda.


Relacionados: Historias incómodas de ligues en vacaciones


A veces me enojo bastante al ver lo horrible que eran las letras, como puede verse en mis garabatos. Me gusta especialmente la línea "Acaso le gusto ¿no es así? Siempre pensé que ella era muy atractiva". Escritura de alta calidad.

¿Le has mostrado esto a alguien?
Por supuesto que no. Es la cosa más embarazosa que poseo. Sin embargo, por alguna razón no puedo deshacerme de ella.

GEORGE, 26. LONDRES*

VICE: ¿Qué me vas a mostrar hoy?
George: Hongos mágicos. Nunca me he metido esto antes. Siempre he querido pero nunca he tenido la oportunidad, ninguno de mis dealers los vendía y me ha dado miedo recoger algunos yo mismo.

¿Cómo llegaron a tus manos?
Finalmente me ofrecieron algunos en el festival Secret Garden Party. Al instante me compré tres gramos, pero no consumí ninguno en el festival. Pensé que los guardaría para una ocasión más relajada.

¿Qué tan secretos son tus hongos?
Obviamente, no se los mostraría a mis padres cuando me visitan y soy bastante abierto sobre el consumo de drogas con mis amigos. Los mantengo en secreto por ahora, hasta que decida con quién quiero comerlos.

KATHY, 52. CHESHIRE

VICE: ¿Qué me vas a mostrar hoy?
Kathy: Es una gran caja llena de las cartas de mi padre. Falleció hace unos años, así que también está su acta de defunción y algunos otros objetos de interés; pequeños pedazos que le pertenecieron.

¿Mantienes todas estas cosas en secreto?
Sí, definitivamente. Me gusta mantener la caja apartada de todos los demás. Leo el contenido de las cartas una o dos veces al año. Me sobresalto bastante cuando lo hago, pero aún así me gusta tener esta caja.


Relacionados: Más fotos del siniestro Rancho Neverland de Michael Jackson


¿Qué es lo más importante de la caja?
Probablemente el humor de mi padre. Le gustaba enviar varias tiras cómicas de Andy Capp (personaje creado por el caricaturista británico Reg Smythe). También amo las tarjetas postales que enviaba desde cualquier lugar que visitaba. Solía garabatear durante horas en ellas para poder anotar todas sus emociones. Todo en esta caja es importante para mí.

¿Me puedes contar un poco más sobre él?
Era alcohólico. Fue un hombre muy cariñoso y amable. Realmente estaba interesado en su música. Era estadounidense, nacido en Boston. Se trasladaba mucho por todo el país, desde la costa Este a la Oeste, desde Boston hasta Reno y luego a Seattle. También le gustaba ir de cacería y a menudo vacacionaba en Lake Tahoe.

¿Qué harías si perdieras esta caja?
Llorar a moco tendido. Esta sería una de las pocas cosas por las que arriesgaría mi vida en caso de un incendio.

STACEY, 29. BATH*

VICE: ¿Cuáles son tus pertenencias secretas?
Stacey: Son un par de pastillas de éxtasis que he guardado desde hace mucho tiempo.

¿Durante cuánto tiempo las has tenido?
Realmente no recuerdo cuándo las conseguí, pero sé que sin duda me enfermarían si las tomara ahora. Todavía las guardo porque no quiero desprenderme de la idea de esa gran noche que tenía planeada. Son difíciles de encontrar y gasté un montón de dinero en ellas, pero ahora tengo un bebé, así que es poco probable que vaya a ir de fiesta en el futuro próximo. Especialmente para consumir drogas. Creo que se han convertido en una reliquia sentimental.

*Algunos nombres fueron cambiados para proteger la identidad de los personajes.