La semana más explícita de mi vida

Ser ayudante en el rodaje de cinco películas porno en Ibiza fue una experiencia muy dura (ja).

|
31 mayo 2013, 1:00pm

Unos datos sobre Ibiza:

Nico se mató en Ibiza en un accidente de bici en julio del '88, un acontecimiento que puso fin a una vida dura. Por casualidad, la ciudad de Ibiza también fue una de las mayores necrópolis púnicas del Mediterráneo. Los años ochenta trajeron, además de muerte, mucha diversión (la macrodiscoteca Amnesia era, antes de su transformación al punchis punchis, propiedad del narco-filósofo español Antonio Escohotado). Cuando empezaron a llegar ingleses y alemanes borrachos todo cambió. A partir de los noventa, lugares como San Antonio se convirtieron en grandes parques temáticos del alcohol donde muchas familias y adolescentes ingleses vendrían a iniciarse en las borracheras y las putas.

Ah, y aparte de la muerte y la juerga, Ibiza también es uno de los puntos claves de la industria pornográfica.

A partir de los setenta empezaron a venir productoras extranjeras a rodar películas pornográficas clandestinas, haciendo de Ibiza uno de los principales centros de producción de cine adulto del país. Uno de los productores más destacados era Hans Moser (que también se hacía llamar Sascha Alexander) que aún sigue en la industria pero instalado en Mallorca.

Actualmente, en Cubells, se encuentra una mansión de 400 metros cuadrados donde varias productoras (entre ellas X-Art) han rodado varias películas. Como era de prever, las vistas que ofrece son espectaculares.

Sé tanto sobre esto porque la semana pasada me enviaron allí para asistir al rodaje de cinco películas porno para la productora Private. Pensé que ver tanto pene me sentaría mal, pero al cabo de una hora ya me había acostumbrado a los gemidos constantes y lo tomé más como una larga bacanal romana. Pero sin túnicas.

Aquí unas fotos de la semana más explícita de mi vida.
 

Fotos: Alena Kh!

Más VICE
Canales de VICE